Construyen centro educativo para personas migrantes en Tijuana

El Centro Scalabrini de Formación para Migrantes (CESFOM), que opera la Casa del Migrante de Tijuana, optimizará la atención que brinda a personas refugiadas, migrantes y retornadas.

0
98
Ceremonia de Colocación de la Primera Piedra al Centro Scalabrini de Formación para Migrantes (CESFOM), que brinda cursos de capacitación a personas en situación de movilidad y también a personas de la localidad de Tijuana. © Alberto Lima/Acnur México

La Congregación de los Misioneros de San Carlos Scalabrinianos y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) han sumado esfuerzos para proveer de instalaciones al Centro Scalabrini de Formación para Migrantes (CESFOM), que brinda cursos de capacitación a personas en situación de movilidad y también a personas de la localidad de Tijuana.

Desde 2018 el CESFOM ha impartido más de 35 cursos gratuitos de educación para adultos, beneficiando a más de mil personas, aún sin contar con instalaciones adecuadas, por lo que se espera aumentar su capacidad de atención una vez establecido el inmueble de tres niveles.

Para llegar a este fin este miércoles se llevó a cabo la ceremonia de colocación de la primera piedra de este proyecto que busca impulsar la inserción social exitosa y facilitar que las personas en situación de movilidad alcancen sus metas laborales, personales y familiares.

Entre otros servicios, el centro brindará acceso a estudios con reconocimientos oficiales que permitirán el desarrollo personal de cada estudiante y facilitará también posteriormente su inserción laboral.

Para dar fe del arranque de este esfuerzo humanitario participaron en la ceremonia: el Arzobispo de Tijuana, Francisco Moreno Barrón; el Oficial Principal de Programa del ACNUR México, Diego Morales; la Delegada Federal de Instituto Nacional para la Educación de los Adultos en Baja California, Irene Walter, y el Padre Patrick Murphy, Director de Casa del Migrante en Tijuana A.C.

“Este proyecto se enmarca en los esfuerzos del ACNUR de salvaguardar el derecho al bienestar de las personas refugiadas y solicitantes de asilo de beneficiar al mismo tiempo a la población local a la par de que se fomenta la integración y la coexistencia pacífica”, señaló Diego Morales, Oficial Principal de Programa del ACNUR.

La Congregación de los Misioneros de San Carlos Scalabrinianos hizo posible la compra del terreno, en tanto que el ACNUR financiará la construcción del inmueble.

El nuevo espacio contempla un área de atención/asesoría, dos talleres profesionales para cursos de oficios, dos salones amplios de clases, así como un salón multiusos, y áreas de esparcimiento. En este centro se continuarán ofertando de manera gratuita cursos a todas las personas adultas migrantes, refugiadas, deportadas y desplazadas internas que arriban a la ciudad.

La labor del CESFOM continuará dándose en los ejes de: formación de oficios; educación básica; fortalecimiento espiritual; certificación y revalidación de documentos; y formación para defensores de derechos humanos.

La Casa del Migrante de Tijuana precisó que las nuevas instalaciones no servirán de albergue ni de comedor, sino específicamente serán una escuela para personas adultas migrantes y refugiadas donde se impartirán cursos de alfabetización, español, inglés, computación, educación primaria, secundaria, y oficios como carpintería, herrería, instalaciones eléctricas, jardinería sustentable, reparación de maquinaria, carrocería, entre otros.

“En el CESFOM muchas familias y personas adultas podrán cumplir sus metas, sueños y planes de vida. Será un nuevo espacio seguro, en el que continuaremos una lucha que inició hace más de 130 años para nuestra congregación y que sigue vigente: Proteger al migrante”, indicó el Padre Patrick Murphy.

Con el fin de impulsar la integración de la comunidad y los recién llegados, se manejará una composición mixta en los grupos: migrantes recientes y refugiados (80%) e integrantes de la comunidad tijuanense (20%).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here