¿A quién le importan los retretes?

19 de noviembre, Día Mundial del Retrete

52

¿A quién le importan los retretes? A 3 600 millones de personas. Porque carecen de uno que funcione correctamente”. Así arranca la campaña del Día Mundial del Retrete 2021 con la que se pretende visibilizar que casi la mitad de la población mundial carece de servicios de saneamiento gestionados de forma segura.

Basta con que algunas personas de una comunidad no dispongan de retretes aptos para que la salud de todos esté en peligro. El saneamiento deficiente contamina las fuentes de agua potable, los ríos, las playas y los cultivos alimentarios y propaga enfermedades mortales entre la población.

Este año el tema «Valoremos los retretes» hace hincapié en el hecho de que los aseos —y los sistemas de saneamiento en los que se basan— están infrafinanciados, mal gestionados o descuidados en muchas partes del mundo, y ello entraña consecuencias devastadoras en múltiples ámbitos, en especial en las comunidades más pobres y marginadas.

Por el contrario, las ventajas de invertir en un sistema de saneamiento adecuado son inmensas. Por ejemplo, por cada dólar estadounidense empleado en saneamiento básico se generan hasta 5 dólares fruto del ahorro en costos médicos y el aumento de la productividad, además de crearse puestos de trabajo en el conjunto de la cadena de servicios. En el caso de las mujeres y las niñas, los retretes instalados en el hogar, la escuela y el trabajo les ayudan a enfocarse en su potencial y les proporcionan dignidad, privacidad y seguridad, especialmente durante la menstruación y el embarazo.

La solución radica en adoptar medidas que permitan dar respuesta a la crisis de saneamiento mundial y lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 6, cuya finalidad es garantizar la disponibilidad de agua y saneamiento para todos de aquí a 2030.

A pesar de que el acceso al saneamiento es un derecho humano reconocido por las Naciones Unidas, todavía se precisa cuadruplicar las inversiones e implantar importantes innovaciones para ver progresos a lo largo de la “cadena del saneamiento”, desde los retretes hasta el transporte, la recogida y el tratamiento de los excrementos humanos.

Los gobiernos deben escuchar a las personas que han quedado atrás y no disponen de acceso a los baños, y asignar fondos específicos a fin de tenerlas en cuenta en los procesos de planificación y de toma de decisiones.

¿Por qué el retrete es un salvavidas?

Casi la mitad de la población mundial o 3600 millones de personas carecen de saneamiento seguro y alrededor de 700 niños menores de cinco años mueren al día debido a enfermedades diarreicas causadas por las malas condiciones sanitarias o agua no potable.

Sin un saneamiento sostenible gestionado de forma segura, las personas a menudo no tienen más remedio que utilizar retretes inadecuados y poco fiables o practicar la defecación al aire libre. Incluso donde existen retretes, los desbordamientos y las fugas de las tuberías y los sistemas sépticos, y el vertido o el tratamiento inadecuado, pueden significar que los desechos humanos no tratados salgan al medio ambiente y propaguen enfermedades crónicas y mortales como el cólera y las lombrices intestinales.

Con la intención de acabar con los tabúes acerca de los retretes y convertir el saneamiento en una prioridad de desarrollo mundial, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 19 de noviembre el Día Mundial del Retrete.

La resolución que declara el Día, titulada «Saneamiento para todos» (A/RES/67/291) fue aprobada el 24 de julio de 2013 y pedía a los Estados Miembros y a las partes interesadas a promover cambios de conducta y la implementación de políticas que aumenten el acceso al saneamiento entre los grupos más desfavorecidos, así como un llamamiento a finalizar la práctica de la defecación al aire libre, que se considera extremamente peligrosa para la salud pública. El saneamiento es también una cuestión básica de dignidad y de seguridad para las mujeres, quienes no deberían exponerse a ser violadas o abusadas debido a la ausencia de retretes que ofrezcan privacidad.

La resolución también reconoce la función de la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales desempeñan en la concienciación sobre este tema. Asimismo, urge a los países a que aborden la cuestión del saneamiento ampliamente, de manera que incluya la promición de la higiene, la provisión de servicios básicos, alcantarillado, depuración y reutilización de las aguas residuales dentro del marco de la gestión de aguas.

Un hito importante en este aspecto es el actual Decenio de Acción para el Agua (2018-2028) que acelerará las iniciativas encaminadas a hacer frente a los desafíos relacionados con el agua, incluido el acceso al agua potable y al saneamiento; la presión sobre los recursos hídricos y los ecosistemas; y el creciente riesgo de sequías e inundaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here