Haz algo para ti: Descansa

La autora, Rosa Rangel, guía a las personas a conectar con su calma a través del Yoga Restaurativo, la respiración consciente y el Movimiento Somático., además promueve los hábitos del descanso como generadores de bienestar y sanación.

0
356

P- “Cuántas veces al día descansas”.
R- Jaaaa! “¿Al día?” “Por Dios…Ni una. Descanso hasta que me voy a la cama”
P- ¿Por qué?
R-No tengo tiempo. Trabajo desde casa pero también cuido a mis hijos, cocino, atiendo la casa, hago el super, etc.
P- ¿Te sientes cansada durante el día?
R- A veces, si. Muchas veces. Otras veces no lo noto
P- ¿Y descansas durante la noche?
R- No sé. Me duermo a las 11:00pm. Caigo rendida. A otro día me levanto a las 5:00 am y me vuelvo a sumergir en mis actividades
P- ¿En qué momento del día haces algo para ti, algo como descansar?
Silencio …

No obtuve respuesta para esta pregunta. Esta es una conversación común con mis alumnas, con mis amigas y con mujeres en general… a veces también con hombres. Y las respuestas casi siempre son muy parecidas. No descansamos y, además, pensamos que al ir dormir, con el cuerpo tenso y la mente alborotada, lograremos mágicamente un descanso profundo.

El descanso es una necesidad. Nuestro cuerpo requiere del descanso para renovar energía… necesita desde pequeñas pausas y siestas durante el día, hasta las 6 o 7 horas de descanso continuo durante la noche y periodos (más de uno) de al menos una semana de vacaciones cada año. Las pequeñas pausas en el día nos ayudan a aclarar la mente, refrescar el cuerpo y calmar el pensamiento para seguir con nuestras actividades enfocados y libres de tensión. Las horas de sueño por la noche están organizadas para la reparación y física y mental alternando tiempos para cada una. Si durante el sueño no descansamos se verán afectados estos aspectos de nuestra vida inmediatamente a la mañana siguiente.

Descansar es tan importante como comer nutritivo o ejercitarse, sólo que no lo vemos así porque nunca nos enseñaron a descansar. Es más, muchos pensamos que descansar es para perezosos o para enfermos. Hasta hay un dicho: descansaré cuando muera. Lo cierto es que por más dinámica que sea una persona, su cuerpo necesita tiempo de recuperación, renovación y restauración… tiempo de descanso, aunque no se dé cuenta.

Te invito a probar esto… Haz algo para ti, Descansa. Si durante el día no haces pausas, te invito a establecer este hábito de descanso: 5 a 10 Minutos de descanso después de dos horas de actividad. Sentarte y sólo sentir tu respiración mientras cierras tus ojos o mientras observas lo que hay a tu alrededor. Todo el tiempo con tu atención en tu respiración. No hacer nada con ella, sólo sentir cómo entra y sale el aire por tu nariz. Pon una alarma que te indique cuando termine tu tiempo, cuando suene nota cómo te sientes y después continua con tus actividades.


Acerca de Rosa Rangel
Disfruto mucho bordar, tejer, leer y escribir. Soy cinéfila y me encanta escuchar música. Amo a mi perra. Practico arte marcial y me encanta caminar largas distancias por mi ciudad. Guío a las personas a conectar con su calma a través del Yoga Restaurativo, la respiración consciente y el Movimiento Somático. Promuevo los hábitos del descanso como generadores de bienestar y sanación. Te invito a visitar mi Facebook e Instagram , estoy como Rosa Rangel Yoga Restaurativo

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here