Por México Hoy

El autor es analista político | En blanco | Desde la esquina

0
381

La fusión de intereses, que no de ideologías, que impulsó el triunfo de AMLO en la pasada elección federal, se dispone a cobrar la factura por los servicios prestados en la forma de posiciones dentro del gobierno que aseguren de alguna manera el mantenimiento de sus privilegios y cotos de poder.

Posiciones en el senado o en la cámara baja, secretarías o puestos dentro del gobierno federal, todo está bien calculado y bien repartido en el nuevo orden, el poder económico y el poder mediático tendrán presencia activa en la promoción de sus intereses, su narrativa ya se ha ajustado como un reloj al momento justo, los “chinitos” del pueblo llano, como siempre afuera, con la nariz bien pegada al aparador atestiguan el reparto del poder con las manos dentro de los bolsillos vacíos, pero sonrientes y esperanzados, esperando el prometido maná que caerá del cielo en la forma de medidas asistencialistas ajustadas al proyecto de conservación del poder de la nueva hegemonía.

Ninguna mención sobre las causas estructurales socio-económicas que mantienen a la nación postrada en el fondo del pozo de la ignominia, ni del cómo nos sacudiremos de esa red perniciosa de poder global y local, ninguna mención tan solo que apunte al origen de la corrupción que sufrimos, que no se genera por sí misma, porque no es causa, sino efecto, la gran promesa liberadora de los recursos necesarios para lograr el pleno desarrollo es su erradicación completa, a través de la sencilla fórmula del ejemplo, veremos como Santo Tomás.

Por eso resulta importante la aportación crítica que dio a conocer a la nación el movimiento político Por México Hoy el jueves 23 de agosto pasado, mensaje que sacudió las profundidades tectónicas del suelo político del país hasta sus cimientos, y que señala con claridad la ruta precisa que habrá de seguir al gobierno que viene, si es que se quiere plegar a la partitura ideológica con cuya melodía melosamente llevó a 30 millones de mexicanos a las urnas.

El comunicado de esta organización aborda con detenimiento el análisis de la promesa de campaña, de la topografía social, económica y política de México, advierte sobre los errores que ve y señala enérgicamente cuál es el camino, si titubeos.

Me parece una posición loable la del Ing. Cuauhtémoc Cárdenas que se asume, a partir de ahora, como el líder moral que requiere esta nación en un momento de transición tan importante, Andres Manuel es el presidente y no se puede asumir como juez y parte de ninguna manera y el cambio que requiere el país no le corresponde solamente a él, sino a todos y cada uno de los mexicanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here