Lo que no se le olvida a Peña Nieto

0
495
  • Enrique Peña Nieto y lo que no se le olvida

Tijuana-BC Diciembre 17 de 2011

-Isaías Plascencia y el gato de las peras-

El ahora candidato oficial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, fue insistente en aquello que no se le olvida en la política, en clara alusión a la traba intelectual que tuvo durante la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, al confundir o revolver nombres de autores y títulos literarios, cuando le preguntaron aquellas obras textuales que inspiraron su vida.

El abanderado tricolor acentuó aquello que no ignora, relega o arrincona en el baúl de los recuerdos al recibir su constancia como el hombre fuerte del priísmo nacional para contender por la silla presidencial en 2012; no obstante, fue tanto lo que dijo que no descuidará para ganar adeptos a su causa, que en su discurso fue insistente en remarcar cada uno de los aspectos fundamentales que rigen su marcha hacia la contienda electoral.

He aquí que te muestro cada uno de esos «A mi no se me olvida» que pronunció Enrique Peña Nieto:

La introducción para justificar

«Es cierto, podré no recordar el nombre de algún autor, pero debe quedar muy claro» (dicho por Peña Nieto):

1.- Lo que no se me olvida, es la violencia, la pobreza y la desesperanza que vive México

Violencia que tronó en años recientes, pero que ya se venía cocinando desde hace décadas.

2.- Lo que no se me olvida, es el estancamiento económico, el desempleo y la falta de oportunidades que se padece en nuestro país, desde hace más de una década

Seguramente incluye a los gobiernos de Calderón, Fox, Zedillo, Salinas, De la Madrid y los demás.

3.- Lo que no se me olvida, es que más de 50 millones de mexicanos, viven lamentablemente en pobreza

¿Será acaso que la pobreza es reciente? No más bien pudo haberse referido a las condiciones deprimentes que viven millones de mexicanos desde antes y después del inicio de la Revolución Mexicana y claro ha pesado de generación a generación, como un legado cultural.

4.- A mi no se me olvida, el dolor de las familias que han perdido a sus seres queridos por el ataque impune de los criminales

Sí, son miles de familias las que ha resultado afectadas por la ola criminal que se vive en México, pero no olvidemos las desapariciones temporales y permanentes en cada sexenio ¿será que no sucedió lo de Tlaltelolco y el Halconazo?

5.- A mí, a mí no se me olvida, la mirada de desesperación de la mujer que mantiene el hogar y no encuentra empleo, la impotencia que sufre al no poder llevar sustento para sus hijos

Gracias que tengo una madre, todavía que trabajó en la industria maquiladora para que yo viviera, pero ¿a qué precio?. Hace más de 40 años se permitió la entrada de la maquiladora a México y siempre se favoreció a los empresarios y se le dio a la mujer el oficio de obrera, con prestaciones mínimas y con pocas oportunidades. Hubo olvidos y omisiones.

6.- A mí no se me olvida, la frustación de millones de jóvenes que habiendo estudiado, no encuentran un empleo digno

Muchos secretarios de educación pública ha tenido México; demasiadas reformas y ajustes educativos; planeaciones al vapor; experimientos y copias en las aulas mexicanas, pero desde la época de Torres Bodet y Vasconselos, la frustración de los jóvenes se ha ido viendo y viviendo. Otro pecado intelectual de la historia.

7.- No señores, a mí no se me olvida, lo que debe tener presente todo gobernante, escuchar a la gente, asumir plenamente sus responsabilidades, pero sobretodo cumplir sus compromisos

Claro, a nadie se le olvida, pero entre el acuerdo y el recuerdo, hay mucho trecho. ¿Pero a que gente se referirá?

8.- Como presidente no olvidaré, crear las oportunidades para que todo mexicano sea capaz de vivir su propio historia de éxito

Esto suena como a incubadora de negocios, de ser así necesita promover cambios objetivos en la forma de gobierno, emitir políticas sociales humanas y gobernar sin partido. De pasada, reiniciar la historia de México.

9.- Jamás, jamás olvidaré defender a México. Es un México de paz y tranquilidad. Un país con orden y crecimiento. Una nación de oportunidades para todos.

Pues sí, no hay duda, hay oportunidades para todos, pero no todos tienen la oportunidad de tenerlas, ni las mismas, ni en cualquier lugar.

Cada una de las frases y promesas campañeras, pueden ser un refrito político de discursos anteriores, no solo de meses atrás sino de sexenios más allá de la era panista, en epopeya del régimen priísta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí