Las dos vertientes de Morena en Baja California

Escrito por Benedicto Ruiz Vargas, analista político con formación en Ciencias Sociales y autor de la columna Mar de Fondo que se publica cada viernes en el periódico Frontera

0
244
La votación que acabamos de ver en el Congreso local, en la que se intentaba aprobar una nueva versión de la “Ley Bonilla” para modificar el periodo de gobierno de 6 a 3 años, promovida, aparentemente, por la bancada de Morena, nos indica que ya empieza a configurarse una fisura entre los legisladores y los miembros de este partido.
La fracción que vota en contra de dicha iniciativa, y a la que se suman otros partidos, es una fracción que empieza a tomar distancia del gobierno de Bonilla y del grupo que gobierna con él.
Es una fracción que no comparte claramente la visión y las prácticas del bonillismo en BC, pero no se atreve todavía a exponer abiertamente esas diferencias. Esta es la primera vez que lo hace y, es de suponer, que lo hará de aquí en delante, a medida que se vayan acercando las elecciones de 2021 y en la que se juega quién de esos grupos se quedará con la dirección de Morena.
Para ponerlo en otros términos, aquí en BC hay dos corrientes en el morenismo: uno formado por lo que representa el actual gobernador y su grupo, promovido originalmente por López Obrador, y el otro formado por aquellos miembros de ese partido que se reclaman como obradoristas, o de un linaje más puro.
Los primeros son los que están en el gobierno y controlan todos los puestos, sin desligarse completamente de los viejos partidos como el pri, haciendo y deshaciendo a su antojo; mientras que los segundos tienden a creer más en que sí hay un proyecto que se llama 4T y que saben, calladamente, que los que están en gobierno no representan el ideario de AMLO.
La votación en el congreso les ayudó a definirse con mayor precisión. Qué bueno que así sea y que sea esta corriente menos contaminada, o menos enferma de poder, la que termine por imponerse en el estado. Podrían recuperar, todavía, a Morena, aunque les queda poco tiempo. No hay que omitir, no obstante, que el proceso de depuración de Morena en la entidad viene desde más lejos….pero de eso hablaremos después.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here