La libre expresión inicia y termina contigo

Temporada de gatos | Columna de Isaías Plascencia | Periodista y director de medios

0
410

Eres libre para expresarte más de lo que imaginas, por tanto inicia el primer día de la Temporada de Gatos ¡miau!


Dime lo que piensas | ¿meow?

Justo en este momento has puesto en práctica tu libertad de expresión, pues seguro está en proceso la emisión de un razonamiento lógico o al menos algo de reacción emocional y en ese sentido el derecho a manifestarte o no, se mantiene activo.

Lo que soñaste

Puede ser que cada noche tu mente viaja libre a través de los sueños mientras duermes y que al amanecer se liberan pensamientos que desencadenan acciones sin que nadie te limite, excepto la realidad de tu existencia como mujer u hombre comprometida con la vida desde un rol ligado al trabajo, la profesión, el estudio, la maternidad o cualquier otra cosa.

Tu papel en el drama de la vida | el gato puede ayudarte con su ronroneo.

Sin bien esas obligaciones y responsabilidades pueden llegar a ser limitantes, no son impedimientos para dejar que tu ser decida en parte o de manera absoluta cómo vestirte, maquillarte y hasta qué desayunar, antes de soltarte al mundo para ejecutar una vez más tu papel protagónico, antagónico o de reparto en la sociedad.

La divina tentación

Mientras te mueves de un punto a otro dentro de casa, tu poder neuronal te acompaña, pues siempre listo está para emitir un comentario o crítica tras escuchar las noticias matutinas, lo que habrás de hacer durante el día y hasta aquello que pudiste ver de último momento el irresistible facebook o whatsapp.

¡Eres tú!

Quién te obliga a dejar de crear entornos surrealistas en tu bóveda cerebral conforme tu cuerpo avanza por las calles a pie o a bordo del camión de pasajeros, ¡nadie!, pues sólo tú sabes cómo percibes las realidades de tus entornos, contextos y circunstancias.

Más libre hoy que ayer | un felino va y viene, aunque no te des cuenta.

Podrás estar a favor o en contra de un gobierno, ideología, hasta de la moda y de un equipo deportivo, pero no se te amenaza por callar o mencionar tu preferencia o posicionamiento, dado que al menos en la actualidad es más creíble, verificable y posible en México hablar de una verdadera libertad de expresión, pero con la necesidad de hacerle varios ajustes razonables para avanzar hacia una consolidación corresponsable.

Que tu moral no sea un árbol de moras

Siempre habrá algunos factores que influirán en el qué tanta rienda suelta le darás a tu voluntad y libre albredío que te lleve a ocupar un espacio en el planeta y sentirte parte funcional de la humanidad, pues cómo escaparte de tu moral, los valores que te inculcó mamá, el reglamento escolar y hasta la “ley del talión”.

También tienen derecho

Ahora bien, es más que indispensable comprender que tu deseo indomable para comunicarte con palabras, gestos, sonidos o movimientos o cualquier forma que tengas , deberá ser moderado, modulado o amortiguado por el derecho que otras personas tienen a ser escuchadas, leídas y tomadas en cuenta por otras, incluyéndote en esa pluralidad.

Tú decides, pero con respeto

Es así, que siempre al final del día podrías llegar a notar que la educación, tolerancia, respeto, además del reconocimiento a la diversidad, son cuatro ingredientes esenciales que le darán un mejor sazón a la comunicación y por tanto podrás disfrutar a plenitud la libre manifestación de ideas, opiniones e información, sin ofender, dañar o engañar.

Se vale practicar una y otra vez, hasta que salga bien.


Consejo felino: Un gato astuto siempre estudiará tus movimientos, por tanto no te sorprendas cuando este implemente ejercicios de prueba y error contigo.

Por hoy termina el día 1 de la Temporada de Gatos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here