El apoyo público a los medios de comunicación, en manos del pueblo

Autor: swissinfo.ch | Los medios independientes son una piedra angular de la democracia directa suiza. No hay casi ningún otro país en el que el pueblo pueda participar tan intensamente en la vida política"

212
En abril de 2021, la empresa editorial Tamedia anunció la fusión de las redacciones de los dos principales diarios de Berna (Der Bund y Berner Zeitung). La medida significó la pérdida de empleo para una veintena de periodistas. Keystone / Marcel Bieri
  1. Pérdida masiva de ingresos publicitarios, caída de las suscripciones, competencia de los gigantes de la web
  2. El Estado quiere apoyar a los medios de comunicación suizos para garantizar su calidad y diversidad.
  3. El 13 de febrero los ciudadanos votarán un paquete de medidas financieras para apoyar a los periódicos, las emisoras de radio, las televisiones privadas y los sitios en línea.

¿De qué se trata?

El Parlamento suizo ha decidido reforzar el apoyo a los medios de comunicación privados con un paquete de ayudas financieras directas e indirectas. Se destinarán unos 150 millones de francos más al año a periódicos, emisoras de radio y televisión privadas y medios de comunicación en línea. Un grupo de políticos y editoriales de derechas han lanzado un referéndum. El pueblo se pronunciará el 13 de febrero.

La Sociedad Suiza de Radiotelevisión (SRG/SSR), a la que pertenece swissinfo.ch, se financia mediante el canon de radio y televisión y no se ve afectada por este paquete dirigido a los medios.

¿Cuál es la situación de los medios de comunicación en Suiza?

La llegada de Internet y la expansión de gigantes de la web como Facebook y Google han cambiado por completo el panorama mediático suizo. La información y la publicidad se han expandido rápidamente en Internet, lo que ha provocado un descenso del número de suscripciones a los medios tradicionales y una importante disminución de sus ingresos. En los últimos veinte años, los ingresos publicitarios de los periódicos, las revistas y las emisoras de radio privadas han caído en torno al 40%.

Los medios de comunicación suizos han intentado desarrollar contenidos digitales rentables, pero el público se sigue mostrando reacio a pagar por los artículos en línea y, además, las tarifas publicitarias en el ámbito digital son más bajas. Como consecuencia, en Suiza han desaparecido unos 70 periódicos desde 2003. Otros muchos han sido absorbidos por grandes grupos, reduciendo la diversidad mediática en todo el país. Las medidas económicas han golpeado duramente a las redacciones y son numerosos los periodistas de prensa escrita que han perdido sus puestos de trabajo. Esta situación se ha visto agravada con la llegada de la pandemia, ya que la cancelación de multitud de eventos ha privado a los medios de comunicación de importantes ingresos publicitarios.

Por otra parte, el uso generalizado de Internet, unido a la crisis de los medios tradicionales, ha provocado un aumento del entusiasmo por la creación de nuevas plataformas en línea. En la última década han surgido multitud de proyectos que experimentan con diferentes formatos y modelos financieros. Algunos de estos «nuevos medios» han tenido una vida relativamente efímera, pero otros han conseguido crecer y crear empleo. Entre ellos, la revista Republik, que ha llegado a ser rentable gracias al apoyo de sus lectores, los sitios web de noticias gratuitas Watson y Blick, que se pagan íntegramente con publicidad, y la plataforma Heidi.news, que se financia con sus suscripciones y una fundación privada.

¿Qué alcance económico tienen estas medidas y quién podrá beneficiarse?

El plan consiste en aumentar el importe de las ayudas en 151 millones de francos anuales respecto al modelo actual, con lo que se llegará a un total de 287 millones de francos al año.

Los periódicos ya reciben ayudas indirectas a través de tarifas preferenciales para la distribución de sus ediciones en papel. Esta ayuda se ampliará en 70 millones de francos hasta alcanzar un importe anual de 120 millones de francos. Los fondos proceden del presupuesto actual de la Confederación.

Las emisoras de radio y televisión regionales reciben una parte del canon de radio y televisión recaudado en los hogares. Esta subvención pasará de 81 a 109 millones de francos al año. La agencia de noticias Keystone-ATS, el Consejo Suizo de la Prensa y la formación de periodistas también recibirán un mayor apoyo financiero. Actualmente reciben 4 millones de francos del canon de radio y televisión y 1 millón de los presupuestos federales. La contribución adicional del canon ascenderá a un total de 28 millones de francos al año.

Se introducirá un nuevo apoyo directo a los medios de comunicación en línea para promover la transición digital. Una ley especial aportará 30 millones de francos anuales con cargo al presupuesto federal. Solamente los medios de comunicación financiados parcialmente por sus lectores podrán optar a estas ayudas; quedan excluidas las ofertas gratuitas.

La rebaja acordada a la distribución de periódicos y la ayuda a los medios en línea tienen un plazo limitado que finalizará dentro de siete años.

¿Quién ha lanzado el referéndum?

La propuesta procede de la Unión Democrática de Centro (UDC/derecha conservadora). Este partido se opuso en bloque al paquete de medidas a favor de los medios de comunicación votado en el Parlamento. El comité del referéndum afirma ser «apolítico». Sin embargo, en él figuran varios miembros de la UDC y otras personalidades cercanas al partido. Incluye también a editores, redactores y empresarios de la Suiza de expresión alemana.

Al mismo tiempo se ha formado también una comisión parlamentaria para apoyar el referéndum. Está integrada por unos 80 representantes electos de la UDC, así como por algunos miembros del Partido Liberal Radical y del Centro.

¿Cuáles son los argumentos a favor del referéndum?

Los adversarios al proyecto parlamentario, es decir, al paquete de medidas de apoyo a los medios, se quejan de que la ayuda financiera también beneficiará a los editores más ricos y a las empresas que cotizan en bolsa. Argumentan que este apoyo no se justifica desde el punto de vista económico, ya que los cinco mayores grupos mediáticos del país han obtenido beneficios en los últimos años y pueden financiarse por sí mismos perfectamente.

Asimismo, el comité del referéndum argumenta que las subvenciones estatales disminuyen la independencia de los medios de comunicación y les impiden desempeñar su papel de cuarto poder siendo críticos con los políticos y las autoridades. «Su dependencia financiera desacredita su independencia», asegura el comité del referéndum. También consideran que estas ayudas estatales distorsionan la competencia.

Además, la comisión denuncia la falta de transparencia en la asignación de las ayudas financieras y lamenta que los medios gratuitos queden excluidos de cualquier apoyo: «Las subvenciones previstas para los medios son antisociales. Solamente se beneficiarán las clases acomodadas que puedan permitirse un periódico o una suscripción en línea.

¿Quién apoya el paquete de medidas de apoyo a los medios?

El Gobierno y el Parlamento han pedido al pueblo que acepte esta ayuda financiera para los periódicos, la radio y la televisión. Para ello se ha formado un comité interpartidista en apoyo al proyecto. Entre sus miembros hay un centenar de parlamentarios de todos los partidos, excepto la UDC, 80 empresas de comunicación y 15 organizaciones, entre ellas Reporteros sin Fronteras.

¿Cuáles son los argumentos a favor del apoyo de los medios de comunicación?

«Sin este paquete se corre el riesgo de que desaparezcan más periódicos, de que se debiliten las radios locales y de que ciertas regiones dejen de estar cubiertas por sitios web de noticias», advierte la ministra de Comunicación, Simonetta Sommaruga, quien además ha explicado que los criterios para recibir subvenciones directas evitarán que las autoridades influyan en las redacciones. En particular, los medios de comunicación tendrán que distinguir claramente entre contenidos periodísticos y publicitarios, informar sobre la realidad política, económica y social, y respetar las normas periodísticas reconocidas en el sector.

El comité de apoyo subraya que los medios independientes son una piedra angular de la democracia directa suiza. No hay casi ningún otro país en el que el pueblo pueda participar tan intensamente en la vida política», afirma el diputado socialista Matthias Aebischer. Por eso son indispensables unos medios de comunicación fuertes e independientes que informen a la población de forma fiable y equilibrada.

* Prensa diaria, semanal, regional y dominical (excluyendo la prensa general, financiera, empresarial, comercial y especializada) ** La Fundación Suiza de Estadísticas Publicitarias solo recoge sus propios datos sobre los ingresos netos por publicidad en línea desde 2014.
Gráfico: ptur Fuente: OFCOM / Fundación Suiza de Estadísticas Publicitarias
www.swissinfo.ch

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí