Miles de colombianos se suman al paro nacional y exigen el fin de la represión

Durante la jornada, el Congreso archivó el proyecto de ley de reforma a la salud, una de las peticiones del Comité Nacional del Paro.

133
Manifestantes participan en una protesta en Bogotá, Colombia. 19 de mayo de 2021 Luisa González / Reuters

Estudiantes, trabajadores, comunidades indígenas y organizaciones sociales se sumaron este miércoles 19 de mayo al gran Paro Nacional en las principales ciudades de Colombia.

En la capital, Bogotá, se registraron 13 movilizaciones en las que participaron unas 8.000 personas, según el estimado de la Secretaría Distrital de Gobierno.

Hacia las 14:00 horas (tiempo local), los estudiantes, profesores y cabildos indígenas se concentraron en la Plaza Bolívar de la capital. Aunque no se registraron incidentes violentos, desde la alcaldía de Bogotá pidieron a la ciudadanía regresar a sus hogares a las 16:00 horas, para “así evitar traumatismos en la movilidad”.

Desarrollo en Cali

En el marco del Paro Nacional había expectativa sobre el desarrollo de la jornada en Cali, capital del departamento de Valle del Cauca, que se convirtió en el epicentro de las protestas y de la represión de las fuerzas del orden.

No obstante, las movilizaciones en 23 puntos de la ciudad se desarrollaron de manera pacífica, en parte por la decisión del alcalde, Jorge Javier Ospina, de desplegar al Ministerio Público y la Secretaría de Paz, sin la presencia del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), señalado de múltiples violaciones a los derechos humanos.

En Medellín, capital del departamento de Antioquia, miles de inconformes salieron a marchar con banderas de Colombia y tambores. En el transcurso de la jornada, se escucharon cacerolazos desde departamentos en protesta por el Gobierno de Iván Duque.

Varias movilizaciones de Medellín arribaron por la tarde al Parque de los Deseos, nombrado también ‘Parque de la Resistencia’, convertido en uno de los principales puntos de concentración desde el inicio de las protestas sociales el pasado 28 de abril.

Las calles de Popayán, capital del departamento del Cauca, también fueron testimonio de protestas multitudinarias para exigir el fin a la represión de las fuerzas de seguridad.

Miles de personas se sumaron a la convocatoria del Paro Nacional a tan solo una semana del indignante caso de Alison Méndez, una adolescente de 17 años que se suicidó tras denunciar en las redes que había sido abusada sexualmente por varios policías.

Incidentes en Buenaventura

Por su parte, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) denunció este miércoles que miembros del Esmad y del Ejército atacaron por más de dos horas a los miembros de la minga indígena a la altura del sector la Delfina, en la vía al distrito portuario de Buenaventura (Valle del Cauca).

Usuarios de redes sociales compartieron videos sobre la represión de la fuerza pública en contra de manifestantes en Buenaventura.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo confirmó en su cuenta de Twitter que durante la jornada se registraron diversos saqueos y enfrentamientos en Buenaventura.

Bloqueos

El ministro del Interior, Daniel Palacios, informó este miércoles que tenían un registro de 42 bloqueos en vías principales, la mayoría ubicados en los departamentos de Valle del Cauca, Cauca y Huila.

La semana pasada, el Gobierno colombiano estimaba unos 170 bloqueos en el territorio. No obstante, el pasado lunes 17 de mayo, el presidente Iván Duque instruyó a todos los niveles de la fuerza pública a utilizar “su máxima capacidad operacional” para desbloquear las vías en el país y recuperar “la movilidad”.

“Algunos se logran levantar con diálogo, haciendo entender a la comunidad, y otros se tiene que proceder con fuerza pública”, dijo Palacios en entrevista con Revista Semana.

Victoria de las movilizaciones

Durante la jornada de este miércoles, el Congreso de Colombia archivó el proyecto de ley de reforma a la salud, una de las peticiones del Comité Nacional del Paro, al considerar que implicaba privatizaciones en el sector.

La decisión sobre este polémico proyecto de ley fue considerada una victoria más de las manifestaciones, tras el retiro de la reforma tributaria que motivó el inicio del paro nacional el 28 de abril.

En estas tres semanas de protestas, según los organismos oficiales colombianos, como la Fiscalía General de la Nación (FGN) y la Defensoría del Pueblo, han muerto 42 personas (41 civiles y un policía).

Estas instituciones señalan que de esa cifra, solo 15 muertes tienen relación directa con las manifestaciones y ocurrieron en los departamentos de Valle del Cauca (7), Cundinamarca (3), Risaralda (2), Tolima (1), Cauca (1) y la capital, Bogotá (1).

En contraparte, desde el Comité Nacional de Paro elevaron a 50 el número de muertos durante las protestas y se los atribuyen a “la brutal violencia policial desatada” contra los manifestantes.

El Gobierno de Duque propuso la apertura de un diálogo para detener las movilizaciones, pero hasta ahora no ha podido negociar. Desde el Comité Nacional de Paro sostienen que su Administración se ha negado a dar garantías para la protesta, un tema clave para dar inicio a la negociación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here