Alarma por ataque de Israel a Palestina

Un Comité de la ONU alarmado por el dramático deterioro de la situación en los territorios palestinos ocupados

44

El Comité de las Naciones Unidas para el ejercicio de los derechos inalienables del pueblo palestino, expresa su profunda alarma por el dramático deterioro de la situación en la región que incluye la escalada de violencia y actos de provocación e incitación, particularmente por extremistas israelíes en la Jerusalén Oriental ocupada.

En un comunicado, el Comité expresa su profunda preocupación por la violencia registrada en el complejo de la mezquita de Al-Aqsa, donde más de 200 fieles palestinos resultaron heridos por las fuerzas israelíes, que dispararon balas recubiertas de goma, granadas paralizantes y gases lacrimógenos contra civiles desarmados.

“El Comité condena esos actos contra los fieles y todos los actos de provocación, incitación y retórica incendiaria”, señala el comunicado.

Además, está alarmado por la escalada de Israel en la Franja de Gaza, donde se informa que los ataques con misiles han matado al menos a nueve palestinos, entre ellos tres niños. “No hay justificación por la pérdida de vidas inocentes. Deben cesar todos los ataques indiscriminados contra civiles”, asegura el Comité.

Las perspectivas de una mayor desestabilización en los territorios ocupados preocupan al Comité, que pide que se realicen esfuerzos inmediatos para reducir esta peligrosa situación con el objetivo de poner fin a la violencia, proteger la vida de civiles inocentes y restablecer la calma.

Responsabilidad del Consejo de Seguridad

“El Consejo de Seguridad tiene responsabilidades particulares a este respecto. El Consejo debe actuar de inmediato para defender sus resoluciones sobre la cuestión de Palestina y cumplir con sus deberes según la Carta de las Naciones Unidas. No puede permanecer paralizado en esta situación, que constituye una amenaza para la paz y la seguridad internacionales”, señalan los integrantes de este órgano.

Otro aspecto destacado por el Comité, son los inminentes desalojos de familias palestinas de sus hogares en los barrios Sheikh Jarrah y Silwan de la Jerusalén oriental ocupada.

En Sheikh Jarrah, 169 personas, incluidos 46 niños, se enfrentan a la amenaza inmediata de desalojo de las casas en las que han vivido durante generaciones y de quedarse sin un techo.

Estas acciones, que constituyen violaciones flagrantes de las obligaciones de Israel como Potencia Ocupante en virtud del derecho internacional y podrían dar lugar a un riesgo de traslado forzoso, ha advertido el Alto Comisionado para los Derechos Humanos y deben cesar”, recuerda el Comité.

Por todo ello, considera que es urgente una acción colectiva responsable para reducir la escalada y garantizar la rendición de cuentas necesaria por las violaciones del derecho internacional, incluidas las normas humanitarias y de derechos humanos, perpetradas por Israel durante demasiado tiempo en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here