Protocolo para hoteles que continúen dando servicio durante la cuarentena

Revisa el Protocolo de atención para personas de nacionalidad mexicana y extranjera que se encuentran en territorio nacional mexicano en centros de hospedaje durante la cuarentena obligatoria por COVID-19

375

Como resultado de la estrecha colaboración que han llevado a cabo las Secretarías de Turismo y Salud, esta tarde dieron a conocer los lineamientos que deberán seguir los centros de hospedaje del país durante la emergencia sanitaria que se vive en México y el mundo.

Tomando en cuenta consideraciones y sugerencias de Sectur, el equipo del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, emitió esta tarde el “Protocolo de atención para personas de nacionalidad mexicana y extranjera que se encuentran en territorio nacional mexicano en centros de hospedaje durante la cuarentena obligatoria por COVID-19”, el cual determina los procedimientos a implementar.

En primer lugar, el documento indica que la industria de hospedaje, lo cual incluye a hoteles, servicios de plataformas de alojamiento y las OTA (agencias de viajes por internet) dejarán de recibir reservaciones y reprogramarán todas las que ya tengan durante el periodo de la política de “Sana distancia”.

No obstante, para los casos de huéspedes por actividades económicas esenciales, podrán recibirlos con un máximo de ocupación del quince por ciento de su capacidad. Estos viajeros deberán presentar un comprobante laboral especificando su actividad, para que el centro de hospedaje pueda comprobar que se trata de una de las ramas definidas como de las actividades esenciales descritas en el Diario Oficial de la Federación.

Por su parte, las secretarías estatales de Turismo, en coordinación con las asociaciones nacionales de la industria hotelera, elaborarán un listado de centros de hospedaje destinados a concentrar a todos los huéspedes nacionales y extranjeros que presenten síntomas respiratorios, y otro para huéspedes extranjeros sin síntomas respiratorios, en tanto éstos esperan el apoyo de sus respectivos gobiernos para su trámite de repatriación.

El documento precisa que los centros de hospedaje habilitados para la atención de la contingencia serán preferentemente aquellos que cuenten con servicio médico, y deberán mantener comunicación estrecha con los servicios estatales de salud.

Asimismo, se autoriza a los miembros de las asociaciones nacionales de la industria hotelera a que, por razones humanitarias, permitan a ciudadanos extranjeros hospedarse, de manera restringida, en las instalaciones de los centros de hospedaje definidos y aclara que la movilidad de las persona en dichos centros de hospedaje se limitará estrictamente a sus habitaciones, ya que los hoteles cerrarán sus instalaciones deportivas y sociales, como albercas, gimnasio, Spa, restaurantes y centros de entretenimiento, entre otros.

Además, los extranjeros hospedados estarán obligados a comunicarse con sus representaciones diplomáticas para iniciar los trámites de regreso a casa; en tanto que los centros de hospedaje deben aplicar tarifas preferenciales a ciudadanos extranjeros con síntomas respiratorios, que estén obligados a un aislamiento mínimo de catorce días, o hasta nuevo aviso de las autoridades sanitarias.

Disposiciones para el personal
El Protocolo también señala que todo el personal que continúe laborando en estos centros de hospedaje se sujetará a diversas disposiciones de precaución, comenzando con que no podrán trabajar aquellos que pertenezcan a alguno de los grupos considerados de mayor riesgo para complicaciones por COVID-19.

Por tanto, todo el personal se sujetará al filtro laboral sanitario descrito en el “Lineamiento general para la mitigación y prevención de COVID-19 en espacios públicos cerrados”, publicado en www.gob.mx/coronavirus.

Los que sí estén en posibilidades de laborar y sean designados para la atención de las habitaciones con personas sospechosas o confirmadas de COVID-19 deberán tomar las siguientes medidas de precaución personal: lavado frecuente de manos, etiqueta respiratoria, filtro laboral sanitario y uso estricto del equipo de protección personal.

Para esta disposición, el centro de hospedaje deberá proporcionar a su personal el equipo de protección necesario para brindar el servicio de manera segura, lo cual incluye mascarilla quirúrgica desechable o de tela, guantes desechables de látex, gorro desechable o de tela, uniforme y servicio de lavandería para los uniformes, mascarillas y gorros de tela utilizados durante su jornada laboral.

El documento especifica que los alimentos serán definidos previamente por el hotel, de acuerdo a sus capacidades y abastecimiento; además de que el centro de hospedaje se encargará de proporcionar los insumos básicos para la higiene de los huéspedes, como agua potable, jabón, shampoo, pañuelos desechables, papel higiénico, toallas y blancos, por lo menos una vez a la semana.

Otra medida es que las personas que presenten síntomas respiratorios se aislarán de forma preventiva en una habitación por separado, con excepción de aquéllas que requieran acompañamiento. En caso de que alguno de los huéspedes comience con síntomas respiratorios, el personal deberá notificar al servicio médico y las autoridades sanitarias estatales.

El Protocolo estipula que al desocuparse una habitación que haya albergado a personas con sospecha o confirmación de COVID-19, se deberá realizar una limpieza y desinfección profunda, antes de que vuelva a ser ocupada por otra persona.

Finalmente, puntualiza que los hoteles de la República Mexicana, en acatamiento a la medida sanitaria de “Quédate en casa”, autorizarán el alojamiento de la tripulación de aeronaves y barcos que arriben a México, que así lo requieran.

Protocolo de atención para personas de nacionalidad mexicana y extranjera que se encuentran en territorio nacional mexicano en centros de hospedaje durante la cuarentena obligatoria por COVID-19

1. La industria de hospedaje, incluidas las plataformas de alojamiento y las OTA dejarán de
recibir reservaciones y reprogramarán todas las reservaciones durante el período de
vigencia de la política de “Sana distancia”.
2. Para los casos de huéspedes por actividades económicas esenciales como los viajes de
negocios, podrán tener una ocupación máxima del 15% y se requerirá de un
comprobante de la empresa para la que trabaja especificando el ramo del que se trata,
para que el centro de hospedaje pueda comprobar que se trata de uno de los ramos
definidos como actividades esenciales descritas en el Diario Oficial de la Federación.
3. Las Secretarías Estatales de Turismo en coordinación con las Asociaciones nacionales de
la industria hotelera definirán un listado de centros de hospedaje destinados a
concentrar a todos los huéspedes nacionales y extranjeros con síntomas respiratorios
(Hotel COVID) y a huéspedes extranjeros sin síntomas respiratorios (Hotel NO COVID) en
tanto éstos esperan el apoyo de sus respectivos gobiernos para su trámite de
repatriación.
4. Los centros de hospedaje habilitados para la atención de la contingencia serán
preferentemente aquellos que cuenten con servicio médico y mantendrán comunicación
estrecha con los servicios estatales de salud.
5. Se autoriza a los miembros de las asociaciones nacionales de la industria hotelera a que,
por razones humanitarias, permitan de manera restringida a ciudanos extranjeros
hospedarse en las instalaciones de los centros de hospedaje definidos.
6. La movilización de las personas en dichos centros de hospedaje durante la contingencia
será estrictamente limitada a las habitaciones en las que se encuentren.
7. Los centros de hospedaje cerrarán sus instalaciones deportivas y sociales como: albercas, gimansios, spa, restaurantes, centros de entretenimiento, salas de negocios, etcétera.
8. Los ciudadanos extranjeros que se encuentran en territorio nacional mexicano en centros de hospedaje, estarán obligados a comunicarse con sus representaciones diplomáticas para iniciar sus trámites de regreso a casa.
9. Las representaciones diplomáticas y los ciudadanos extranjeros en los centros de
hopedaje, arreglarán la cobertura del pago del hospedaje y alimentación.
10. Los centros de hospedaje deben aplicar tarifas preferenciales para alojar a visitantes
extranjeros con necesidad de aislamiento por un mínimo de 14 días, o hasta nuevo aviso
de las autoridades sanitarias.
11. Para el caso del personal que labora en los centros de hospedaje, se sujetarán a las
siguientes disposiciones:
a. Las personas que pertenezcan a los grupos considerados como de mayor riesgo
para complicaciones por COVID-19, no podrán laborar.
b. Se sujetarán al filtro laboral sanitario descrito en el “Lineamiento general para la
mitigación y prevención de COVID-19 en espacios públicos cerrados”, publicado en
https://www.gob.mx/coronavirus
c. El personal designado para la atención de las habitaciones con personas
Protocolo sujeto a modificaciones de acuerdo con las necesidades sanitarias – versión 02.04.2020 sospechosas de contagio o confirmadas de COVID-19 deberán tomar las siguientes medidas de precaución personal: lavado frecuente de manos, etiqueta respiratoria, filtro laboral sanitario y uso estricto del equipo de protección personal.
12. El centro de hospedaje deberá proporcionar a su personal, el equipo de protección
necesario para brindar el servicio de manera segura: Mascarilla quirúrgica desechable o
de tela, guantes desechables de látex, gorro desechable o de tela, uniforme y servicio de
lavandería para los uniformes, mascarillas y gorros de tela utilizados durante su jornada
laboral.
13. Los alimentos para las personas serán definidos previamente por el centro de hospedaje de acuerdo a sus capacidades y abastecimiento, y serán suministrados en sus
habitaciones.
14. El centro de hospedaje se encargará de proporcionar insumos básicos para la higiene de las personas hospedadas: Agua potable, jabón, shampoo, pañuelos desechables, papel
higiénico, toallas y blancos, por lo menos una vez a la semana.
15. Las personas que presentan síntomas respiratorios, se aislarán de forma preventiva en
una habitación por separado (salvo aquellas personas que requieran de
acompañamiento).
16. En caso de que alguna de las personas en los centros de hospedaje comiencen con
síntomas respiratorios, el personal deberá notificar de inmediato al servicio médico y a las
autoridades sanitarias estatales, de acuerdo con el “Lineamiento estandarizado para la
vigilancia epidemiológica y por laboratorio de COVID-19”.
17. Al liberar una habitación que haya albergado a personas con sospecha o confirmación de COVID-19, se deberá realizar una limpieza y desinfección profunda, antes de volver a
ocuparla con otra persona.
18. Los hoteles de la República Mexicana, en acatamiento a la medida sanitaria de “Quédate en casa”, únicamente autorizarán el alojamiento de la tripulación de aeronaves y barcos que arriben a México, que así lo requieran.

a) Desinfección de habitación de caso sospechoso o confirmado.
– Las superficies más altas deben limpiarse con un paño/tela/franela/toalla/jerga
impregnada con agua con detergente, evitando dispersar el polvo.
– Las paredes, ventanas y puertas que incluyen las manijas deben limpiarse en forma
regular, además de cuando estén visiblemente sucias.
– Las superficies horizontales que incluyen mesas, sillas, camas, repisas u otras
instalaciones adheridas a la pared deben limpiarse con un paño con agua con
detergente, enjuagarse con agua limpia y desinfectarse con solución clorada (ver más
adelante técnica de los tres baldes).
– En las habitaciones de pacientes en aislamiento se utilizará la misma metodología de
limpieza, teniendo el personal que seguir las precauciones requeridas (aislamiento de
contacto y gotas).
– En caso de derrames de fluidos corporales sobre las superficies, se deberá proceder de la
siguiente forma: o Colocarse guantes y cubrir la superficie con papel/material absorbente.
Protocolo sujeto a modificaciones de acuerdo con las necesidades sanitarias – versión 02.04.2020
+ Retirar la mayor cantidad de suciedad.
+ Tirar el papel/lavar otro material.
+ Por último, continuar con la limpieza en forma habitual.

b) Desinfección con solución clorada
– Se llenará un balde con agua tibia y detergente en cantidad suficiente para que haga
espuma, otro con agua limpia y un tercero con solución clorada.
– En principio, se limpiarán con la solución de detergente el equipamiento, paredes,
aberturas y todos aquellos elementos que sea necesario limpiar.
– Se enjuagará luego con el agua limpia y se secará.
– Finalmente, se realizará la desinfección por contacto directo aplicando sobre las
superficies, solución clorada y se dejará secar.
– Los pisos se limpiarán aplicando la misma técnica anteriormente descrita.

c) Desinfección rutinaria
– En cada habitación del paciente hay que identificar las superficies de contacto frecuente
(perillas, barandales de cama, teclados, teléfonos, superficies de mesas, lámparas de
mesa)
– Estas superficies deben desinfectarse diariamente mínimo una vez por día, idealmente
una vez por turno.
– Se puede utilizar para la desinfección un paño impregnado con solución desinfectante o
con alcohol al 70%.

d) Para un litro de solución desinfectante es necesario:
– Llenar una botella con un litro de agua limpia
– Agregar una cucharada cafetera de cloro comercial
– Tapar la botella y agitar
– Etiquetar la botella indicando que contiene agua clorada
– Dejar reposar 30 minutos antes de utilizarla
– Guardar el recipiente en un lugar oscuro y fuera del alcance de los niños
– Esta solución podrá ser utilizada durante un mes para realizar la limpieza de superficies

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here