Muestra AMLO cómo podría ser el boleto para la rifa del avión

Todavía se revisan otras alternativas para la venta de la aeronave

242

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mostró durante la rueda de prensa matutina de este martes, lo que podría ser el diseño del boleto para la posible rifa del llamado “avión presidencial” comprado durante el sexenio de Felipe Calderón (PAN) y utilizado por Enrique Peña Nieto (PRI), cuyo costo de adquisición y modificación, fue de $218 millones de dólares, lo que convierte al aparato en una “extravagancia única en el mundo”.

“La gente está dispuesta a ayudar, porque lo que se obtenga es para la compra de equipos médicos y así resolver un problema. Se nos ha dificultado la venta y no podemos malbaratar, entregar a un precio por debajo del avalúo”, puntualizó mientras se exhibía en pantalla su propuesta para que la gente pueda participar y ayudar con la recuperación al menos de una parte de lo que ha sido una compra indebida y hasta deshonesta en tiempos de los periodo neoliberal gubernamental en México.

Apenas el pasado 17 de enero, el mandatario informó que un sorteo podría ser al menos una alternativa para convertir en efectivo la aeronave, esto en caso de que no se pudiera vender a una empresa o gobierno por el monto mínimo de avalúo avalado por la Organización de la Naciones Unidas, esto por $130 millones de dólares.

Esta acción en caso de ejecutarse, sería a través de la Lotería Nacional y para ello podrían emitirse hasta 6 millones de boletos o “cachitos”, cuyo precio por unidad sería de $500.00 pesos, lo que daría un ingreso total de tres mil millones de pesos, en caso venderse la emisión total.

De acuerdo a López Obrador, el dinero que se obtenga sería destinado a la compra de equipo médicos para los hospitales y centros de salud públicos del país.

“Es una cooperación para equipos médicos y hospitales donde se atiende de manera gratuita a la gente pobre”, pronunció el Presidente la leyenda escrita en la muestra posible de la rifa, en la que al centro de la papeleta vendría la imagen del llamado “avión presidencial” y con fecha tentativa, el martes 5 de mayo de 2020, momento que se armonizaría con el aniversario número 158 de la Batalla de Puebla.

Aunque todavía se revisan propuestas para la posible venta del TP-01 “José María Morelos”, ya el Gobierno Federal avanza en las bases del sorteo, tomando en cuenta la parte de los impuestos, comisiones, distribución y colocación.

Sin embargo, para el Jefe de la Nación, lo que más le preocupa, es el impacto negativo que pudiese llegar a darse en la familia y círculo social cercano a la persona ganadora, pues mencionó que este tipo de premio o su equivalente en dinero en caso de que esta lo venda, abriría la posibilidad de conflicto con sus seres queridos por lo ostentoso del bien adquirido y es algo, dijo, tendría que evitar, por lo que se analizan medidas para no llegar a ese escenario adverso.

“Mi única preocupación, es que se trata de un bien que significa mucho dinero y el dinero, es una tentación, es la mamá y el papá del diablo, entonces echa a perder el dinero a veces a las personas y no quiero que nadie se eche a perder, no quiero que se destruya ninguna familia, porque eso vale más que lo material y no quiero cargar con esa culpa, porque soy responsable, parece un asunto menor, pero a mí me preocupa.

¿Cómo le hacemos para que el que se saque el premio no se desgracie, no afecte a su familia? que pueda él, tener este bien, pero que lo aplique adecuadamente, que sea un bien para toda la familia, que se pueda definir”, expresó ante medios nacionales al considerar la creación de un fideicomiso a favor de quien se lleve el “premio mayor”.