Kanasin, municipio perdido por el PRI a pesar de «compra» de votos no pagados

Señalan a operadores priístas como responsables de esta acción ilegal en Yucatán

276

Los 50

Desde muy temprana hora del domingo 6 de junio, día nacional electoral, alrededor de cincuenta mototaxistas de Kanasin, un municipio en Yucatán, salieron a las calles para cumplir su acuerdo con supuestos operadores ligados al Partido Revolucionario Institucional, el convencer cada uno al menos a 15 personas que llevarían a las urnas y así votaran por ese partido, pero al final no les cumplieron, según testimonios de los involucrados.

La alcaldia

Ese día estaba en juego la continuidad del actual alcalde priísta William Román Pérez Cabrera que iba por la reelección, por tanto había mucho por perder o ganar, pues sus principales adversarios eran el panista Edwin José Bojórquez Ramirez y el morenista, Carlos Manuel Moreno Magada.

Kamisin y el acuerdo

Los denunciantes, todos pobladores de Kamisin, un lugar aledaño a Mérida que tiene una extensión territorial de 72.81 Km2 y cuya población apenas rebasa las 78,000 mil habitantes (Inegi, 2010), fue a inicios de 2021 cuando a través de organismos sindicales afines al ayuntamiento, se les convocó a una reunión en la que se les ofreció a cada uno de los conductores, $1000.00 pesos quincenales para apoyar durante la campaña con la transportación de gente a los mítines del todavía presidente municipal.

«Nos dijeron que cada uno haga la chambita y nos prometieron $1000.00 pesos quincenales, a partir del 18 de febrero; durante cuatro meses nos estuvieron pagando», expresó uno de ellos.

Todo iba tal a lo establecido, sin embargo dos días antes de las elecciones se les pidió presentarse en una «casa amiga«, en la que les dieron nuevas instrucciones, hablar con votantes e invitarlos a emitir el sufragio a favor del PRI, algo que incomodó a varios de los conductores, pero se vieron obligados a cumplir con eso para no fallar ante el sindicato que les representa.

Voto a cambio de tarjeta, tacos y refresco

«El 4 de junio nos mandaron a lllamar a los 50 a una reunión en un comité del PRI, camuflajeado como casa amiga. Nos metieron hasta una habitación grande, ahí había personas vigilando, nos quitaron celulares, luego se presentó un licenciado que nos dijo ´ustedes el día de la votación irán a buscar a sus 15 conocidos, los llevarán a votar y una vez que voten nos darán una relación y los traerán luego a la casa amiga», relató otro de los inconformes.

Iniciada la jornada tomaron sus mototaxis, unidades en las que bien caben hasta cuatro personas y fueron por quienes habían platicado poco antes de la fecha crucial, directamente a sus casas para llevarlos a votar, pero sin olvidar la elaboración de un listado de participantes. Después de cumplir con lo correspondiente en las urnas, los llevaron a la «casa amiga» en donde les entregaría una tarjeta con un número de ficha y con ello la promesa de que al siguiente día se les avisaría en dónde podrían canjearla por dinero o despensa.

«Después de llevar los 15 a una casa amiga, estaba una persona, era una candidata a algo del ayuntamiento; tenía en su poder tarjetas como de cartulina color verde, con un número y ahí al que votó pues le dieron su tarjeta, cuatro tacos y refresco, luego de revisarles la credencial», agregó por la vía anónima uno de los testigos del hecho.

Se perdió la alcaldía y no hubo canje

Pasaron las horas, pero había nerviosísmo en el ambiente pues el panorama parecía no favorecer a Pérez Cabrera, algo que se confirmó por la noche, cuando a través del Programa de Resultados Electorales Preliminares, el priísta solo logró 9,082 votos, siendo rebasado por el abanderado del PAN, Bojórquez Ramirez que se llevó 11,099 votos, mientras que el de Morena, solo 6,979 votos. El PRI perdió la alcaldía.

A pesar del escenario adverso, los votantes quisieron hacer válida la promesa de pago el lunes, por tanto los choferes encargados marcaron al número de contacto, pero recibieron como respuesta que no sabían si se haría el canje o no.

«Soy operadora como tú«, le dijeron a uno de los mototaxistas que esperaba saber en dónde y a qué hora podría la gente con ficha en mano, ir a recoger, ya sea el dinero o despensa prometida, pero no obtuvieron algo favorable a cambio.

«No hay canje porque perdieron«, fue la justificación que se propagó entre las mujeres y hombres que esperaban algo a cambio, aunque algunos aseguraron no haber dado su voto al PRI, por aquello de que es libre y secreto, pero sí pretendían contar con lo acordado.

El temor a represalias

A una semana de lo sucedido, ya muchos se resignaron, pero temen que pueda haber represalias con la policía municipal, así como otras esfereas del poder sindical y hasta del mismo ámbito gubernamental, pero coinciden en que fueron engañados, pero temen hacer alguna denuncia formal ante la fiscalía.

«Aquí en Kanasin vive gente muy pobre, todo está controlado, hay mucha corrupción y pues se van alternando en el gobierno, primero el PRI, luego el PAN y otra vez el PRI, así es todo aquí, pero al final es lo mismo y hasta pensamos que le están jugando chueco el mismo líder de Morena de Kanasin al Presidente de México», puntualizó una de las personas que se vio obligada a cumplir las indicaciones para trasladar a los electores.

Algo más

Cabe destacar que también en Kanasin perdió la candidata a diputada local por PRI, Karina Abigail Estrella Ku, ante la panista Manuela de Jesús Cocom Bolio; el morenista Guillermo Calderón Carvajal quedó en segundo lugar, mandando hasta la tercerca posición a la abanderada priísta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here