Home México Condiciona Gobierno de Estados Unidos manifestación ante consulado mexicano en Dallas, Texas

Condiciona Gobierno de Estados Unidos manifestación ante consulado mexicano en Dallas, Texas

Las protestas continuarán, pero dando cumplimiento a lo indicado por autoridades estadounidenses.

En cumplimiento a la Convención de Viena y al Código de Estados Unidos, fue que por la vía legal en el aspecto internacional, la manifestación del pasado miércoles 31 de marzo en contra de Francisco de la Torre Galindo, Cónsul General de México en Dallas, Texas, si bien se llevó a cabo como estaba planeada, esta no pudo hacerse a corta distancia como en otras ocasiones.

Desde inicios de 2021 han sido ya varios los acercamientos de un grupo creciente de inmigrantes mexicanos que han denunciado la venta ilegal vía redes sociales de citas para hacer trámites consulares (pasaportes, actas de nacimientos e identificaciones), lo que ha dificultado la obtención de una en el corto plazo, dando como resultado mayor incertidumbre en cuanto a su estatus migratorio y la dificultad para realizar tareas esenciales en los campos laboral, educativo y social ante la carencia de un documento de identidad, explicó el activista Carlos Quintanilla, quien ha encabezado la lucha por los derechos en materia de migración e inmigración de personas de nacionalidad mexicana.

Al respecto mencionó que un día antes llegó una representación del Departamento de Estado de Estados Unidos (United States Department of State), para informarle que en caso de realizar otra protesta a menos de 100 pies que equivalen a 30.48 metros de distancia, entonces podría procederse por la vía jurídica, esto al violarse los acuerdos y tratados que tiene ese país con otras naciones en cuanto a proporcionar un entorno de trabajo razonable y seguro para las misiones diplomáticas.

Una violación más del Código de los Estados Unidos podría resultar en enjuiciamiento“, se marca en la notificación.

Aunque la ordenanza no le impide ejercer la libre expresión y manifestación, si le obliga, tanto a él, como a quienes le acompañen, a cumplir con el Título 18 del Código de los Estados Unidos, que en las secciones 112 y 970 hacen referencia a la protección de la propiedad ocupada por gobiernos extranjeros, así como de funcionarios de otros países, invitados oficiales y personas protegidas internacionalmente.

Nada de lo contenido en esta notificación tiene la intención o debe interpretarse como un intento de restringir el ejercicio de los derechos garantizados por la primera enmienda a la Constitución de los Estados Unidos. Se agradece su cooperación en eventos futuros, protegida por la primera enmienda.”, se concluye en el documento recibido.

Esta acción del Departamento de Estado, se dio luego que el 17 de marzo, decenas de mujeres y hombres, muchas con pancartas de reclamo ante lo que argumentan ser una falta de atención, lograron ingresar a las instalaciones del Consulado, exigiendo soluciones a sus demandas acumuladas por meses y aunque una semana después fue que el Cónsul General, Francisco de la Torre Galindo salió para atenderles, expresó de manera púbica que no era posible otorgarles citas a todas las personas y de manera rápida, debido a las restricciones como resultado de la pandemia.

En cuanto a la venta de citas hasta por más de 100 dólares, el representante del Gobierno de México en Dallas, dijo solo que era algo inmoral e ilegal y por tanto invitaba a la gente a proceder con las denuncias, sin embargo tanto Quintanilla, como el resto de quienes se manifestaron, le dijeron que esta práctica de “coyotaje” se ha tenido por años, pero no se detuvo y aunque hoy en día cuentan con evidencia, requieren que sea la autoridad mexicana a través del Consulado, el que se hagan las averiguaciones y gestiones legales correspondientes para detener a la red delictiva y así evitar las deportaciones o el que se imposibilite la obtención de un empleo, hasta el cobro de un cheque, por ejemplo.

Ante los escasos avances y la tensa relación, es que se ha insistido en la renuncia de Francisco de la Torre Galindo, quien fue nombrado como Cónsul durante el gobierno de Enrique Peña Nieto y ratificado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, pues consideran que no se encuentra capacitado para atender la situación actual.

Quintanilla sostuvo que las manifestaciones continuarán cada semana hasta conseguir la salida del diplomático, la regulaización del sistema de citas, así como la detención de las personas detrás de la venta de estas, cuando por ley deben ser gratuitas, tal y como lo subrayó el mismo Cónsul General en Dallas, Texas.

Salir de la versión móvil