Urge fortalecer redes de apoyo para personas de talla baja en México: Martha Santos

El 2020 un año de retos que generó enseñanzas para enfrentar el 2021 | Entrevista realizada por Isaías Plascencia para CiudadTijuana

322

“La pandemia nos hizo ver y reconocer que no estábamos preparados para responder a los retos que nos trajo”, expresó la representante de la Red Mexicana de Personas con Talla Baja, Martha Elena Santos Arroyo al evaluar lo vivido hasta 2020 en México y a nivel mundial como resultado de la pandemia del COVID-19.

La activista y defensora de los derechos de las personas con discapacidad subrayó que la falta de redes de apoyo desde lo familiar hasta lo social y gubernamental, así como la carencia de recursos económicos para proveer de lo elemental al colectivo, afectó durante el año pasado a toda la gente, incluyendo a mujeres y hombres de todas las edades cuya estatura está por debajo del promedio nacional y la variabilidad antropométrica.

Lo anterior se acentuó por las restricciones sanitarias, la vulnerabilidad en materia laboral y económica, así como la necesidad del confinamiento y alejamiento social para evitar la propagación del virus.

En ese sentido puntualizó que a pesar de la adversidad, la Red de la que es parte se mantuvo activa mediante la impartición de pláticas y conferencias en línea, además de la participación en la consulta para la actualización del protocolo de actuación para las y los juzgadores en casos que involucren derechos humanos de las personas con discapacidad.

“Estuvimos colaborando con las acciones de inclusión para personas con discapacidad del IMSS Michoacán, representando a las personas con Talla Baja a través del liderazgo de la psicóloga Gemma Méndez”.

Para este nuevo año dijo que son muchos los compromisos y actividades por llevar a cabo, como la consolidación de la Red Mexicana de Personas con Talla Baja que habrá de convertirse en una plataforma social para abordar todas las problemáticas que atañen a este sector de la población.

“Es una estructura ambiciosa, hecha de acuerdo a las posibilidades reales del grupo con perfiles definidos y acciones sencillas pero alcanzables que responderán a las personas, estén o no afiladas a la Red; el trabajo debe ser pensado para todas y todos, trabajar para toda la talla baja, sin importar si se está en otra organización”, expresó Santos Arroyo.

Adelantó que durante los siguientes meses continuarán con la difusión a través de las redes sociales y entrevistas a las que sean invitadas o bien concreten, sin dejar de lado las capacitaciones como las que se llevaron a cabo en la Universidad Autónoma de Sinaloa y con un colegio de profesionistas de Morelos, además del Instituto Sinaloense de las Mujeres e IMSS Michoacán y Nayarit.

“Algo que la experiencia nos dejó y estamos compartiendo, es la información legislativa como en Querétaro donde la activista independiente Alejandrina Chaire ha insistido porque la talla baja sea objetivar en las leyes locales de ese estado, pero lamentablemente en 2018 fue suprimido el logro del concepto de la talla baja de la Ley de Discapacidad incorporado en 2016, de ahí la importancia de liderazgos activos, ya que existe una enorme simulación que trae como consecuencia estos lamentables resultados”.

Santos Arroyo manifestó que la lucha en materia de derechos humanos es permanente, por lo que se verá fortalecida con la participación de más gente comprometida por el bien común para avanzar hacia la inclusión a nivel nacional en todos los escenarios sociales, culturales, laborales y educativos, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here