Logra Martha pensión y justicia laboral para Alejandra

Después de tres años pudo obtener el fallo favorable para que le otorgaran la Pensión por Incapacidad Permanente a su hija.

481

Una larga espera

Una sonrisa se dibuja en el rostro de Alejandra al saber que después de mucho tiempo, ya no tendrá que soportar situaciones de acoso laboral, solo por ser diferente.

Luego de tres años de trámites, respuestas negativas, probabilidades y posibilidades legales, Martha logró que apenas en 2021, el Instituto Mexicano del Seguro Social, le otorgara a su hija la pensión por incapacidad permanente, dada su discapacidad.

«Ale», hoy de 40 años de edad y con Síndrome de Down, trabajó desde el año 2003 en una cadena de comida rápida, inciando en su ciudad natal, Tampico, Tamaulipas y continúo en la misma empresa al trasladarse a Tijuana en 2009.

Si bien se le dio la oportunidad de ser parte del equipo, tal y como lo establecen las leyes y tratados en materia de inclusión y no discriminación, la mayor parte del tiempo le asignaron labores de aseo y apoyo general, sin la posibilidad de ascender o realizar otras tareas.

Aunque disfrutó en los primeros años el ser parte de un equipo y tener una remuneración, al paso del tiempo sufrió acoso laboral y maltato emocional que se convirtió en la constante hasta abril de de este año, cuando después de mucho papeleo como expresó su madre, se le dio un fallo favorable para la jubilación anticipada.

Acoso laboral

Fueron muchas las ocasiones en que se intentó presionar a Alejandra para que renunciara a su empleo, agotándola con regaños y humillaciones, sin embargo Martha, ante esa adversidad se sumó al restaurante convirtiéndose en su colega al portar el uniforme y cumplir igual con un reglamento y horario de trabajo, esto con fin de estar al tanto de ella, pero el hostigamiento no cesó, ahora era en contra de las dos.

Sin embargo, dadas las características del Síndrome de Down, cuya esperanza de vida está por debajo de la media nacional, además del envejecimiento prematuro y el deterioro gradual de su organismo, habría que agregar el agotamiento excesivo y el estrés derivado de un entorno laboral tóxico y más allá de lo exigente, con actitudes discriminantes y poco tolerantes por parte de algunos empleados, algo que a pesar de las quejas, no se pudo evitar, ni resolver.

La pensión

Es así que Martha inició desde 2018 la búsqueda de alternativas para que se le otorgara a su hija la «jubiliación anticipada», algo que después de múltiples idas y vueltas entre oficinas gubernamentales, consultas a abogados y revisión de leyes, sin olvidar recomendaciones y diagnósticos de especialistas del sector salud, es que logró el pasado 15 de abril, la autorización para la Pensión por Incapacidad Permanente, dada su discapacidad.

«Le autorizaron la pensión, ya tiene que ir a trabajar y ahora cuenta con atención médica de por vida, un pago mensual y aguinaldo», expresó su mamá.

Esperanza

Esta victoria es un paso en el camino de la justicia social, pero quedan otros pendientes por dar, pues ha quedado abierto un expediente para investigar el acoso laboral y es aquí en donde ya no solo intervendría el IMSS, sino la Secretaría del Trabajo, pero a pesar de la espera que parecía no llegar a un final satisfactorio, se ha convertido en una esperanza para muchas personas con discapacidad o adultas mayores que viven un panorama similar.

«Estoy contenta, porque ya no tengo que trabajar, me trataban mal, ahora me gusta dibujar, pintar y estar con mi mamá». Alejandra.


¿Qué es el Síndrome de Down?: El síndrome de Down es una alteración genética que se produce por la presencia de un cromosoma extra, las células del cuerpo humano tienen 46 cromosomas distribuidos en 23 pares, uno de estos pares determina el sexo del individuo, los otros 22 se numeran del 1 al 22 en función de su tamaño decreciente.

El síndrome de Down no es una enfermedad, lo que sí es real es que una persona con síndrome de Down tendrá algún grado de discapacidad intelectual y mostrará algunas características típicas de este síndrome. (Conadis).

Sobre la inclusión laboral: El 27 de febrero es el Día Nacional de la Inclusión Laboral, con el objetivo de reconocer la modernidad de la legislación mexicana en cuanto a las oportunidades laborales , así como los derechos de todos y cada uno de los mexicanos.

La inclusión laboral permite que las personas en condición de vulnerabilidad y sin importar origen étnico, género, enfermedad, orientación sexual y otras circunstancias tengan acceso a un empleo digno y decente. (Gob.mx)

Persona con Discapacidad: Toda persona que por razón congénita o adquirida presenta una o más deficiencias de carácter físico, mental, intelectual o sensorial, ya sea permanente o temporal y que al interactuar con las barreras que le impone el entorno social, pueda impedir su inclusión plena y efectiva, en igualdad de condiciones con los demás (Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad).

Nota relacionada: La sonrisa de Alejandra y el amor de una madre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here