“Un fracaso el Mecanismo de Protección a Periodistas en Baja California”

Emiten un posicionamiento conjunto representantes de diversas agrupaciones de periodistas, responsabilizando al gobierno del Estado, y al "Mecanismo" estatal, de lo que les pase a quienes les están retirando la protección

0
284

En reunión de periodistas de varias agrupaciones en la entidad, se reveló el irresponsable retiro de la protección al reportero Marcos Islas Parra, por decisiones unilaterales del Mecanismo Estatal; y se emitió un posicionamiento contra esa grave acción.

En representación de Pedro Castillo Chavoya, Presidente de la ANPAC Baja California, José Ángel Inzunza calificó como “fallido” el Mecanismo de Protección a Periodistas en el estado, pero, el afectado, Marcos Islas Parra lo calificó mejor: “es un Mecanismo fracasado”.

La coordinadora del Mecanismo de Protección a nivel federal, Araceli Domínguez Medina aclaró que el gobierno estatal no tiene excusas para las omisiones en que incurrieron y que costaron la vida de Margarito Martínez Esquivel y de Lourdes Maldonado López, y que, ahora colocan en alto riesgo de perder la vida a Marcos Islas Parra.

La Presidenta de la Asociación de Periodistas de Tijuana (APT), María Concepción “Bibi” Gutiérrez propuso enviar el posicionamiento acordado al Subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, y a Enrique Irazoque Palazuelos, titular de la Unidad Para la Defensa de los Derechos Humanos.

En el posicionamiento de periodistas de Baja California se destaca “un enérgico rechazo por la forma en que se ha venido conduciendo el llamado “Mecanismo Estatal para la Protección de los Periodistas y Defensores de los Derechos Humanos”, cuyos integrantes parecen estar supeditados a las necesidades o deseos del Secretario General del Gobierno, Catalino Zavala Márquez, en nuestro estado”.

Es un esquema, advierten, que, “de manera indignante, a todas luces reprobable, excluyeron, en el peor momento, a nuestro compañero Marcos Islas Parra, dejándolo en total estado de indefensión y vulnerabilidad, siendo benévolos con otros que pudiesen ser considerados influyentes en sus relaciones con la estructura de gobierno”.

Esas expresiones se deben a que, de los elementos de protocolo que tenía Marcos Islas, por instrucciones de Catalino Zavala, Presidente del Mecanismo estatal (pues es una figura gubernamental lo que debiera ser un organismo de periodistas y activistas de derechos humanos), le quitaron la escolta policiaca.

En cambio, del 13 de mayo al 13 de junio, le dejan: aplicación móvil 911, monitoreo vía telefónica, botón de pánico en su domicilio, y rondines policiacos a su domicilio; para que, posteriormente, del 13 de junio al 13 de octubre, se le deje solamente: aplicación móvil 911, monitoreo vía telefónica, botón de pánico en su domicilio.

Luego, fue convocado a asistir a la reunión del Mecanismo estatal celebrada en Tecate, pero, cuando estuvo allá, se le impidió ser partícipe de la reunión, de tal manera que lo sacaron del salón; incluso, tuvo un altercado con uno de los cuatro consejeros, “representante de medios”, Jaime Delgado (de Periodismo Negro), por defender Marcos su libertad de documentarse e informar.

Por otra parte, por amistad muy estrecha con alto funcionario del gobierno estatal, el propietario de un portal de noticias en Tijuana obtuvo protección amplia y especial. Por eso, lo de la mención de influyentismos.

El pasado 5 de febrero, el joven Marcos Ernesto Islas Flores, fue asesinado con disparos certeros de balas 9 milímetros en su espalda, en el domicilio que compartía con su padre, Marcos Islas Parra, en el Fraccionamiento Infonavit Lomas Verdes, Delegación Sánchez Taboada.

Se sospecha que fue un confuso atentado, pues, no se descarta que el objetivo era Marcos Islas Parra, por móviles relacionados con su labor periodística.

El riesgo de atentado es muy alto, pues, los criminales ubican, plenamente, a Marcos Islas, y conocen su domicilio, y, observó José Ángel Inzunza, en representación de la ANPAC Baja California, “a los periodistas los están matando afuera de sus casas, o de sus oficinas”.

A eso, “Bibi” Gutiérrez, presidenta de la APT, agregó: “dijo un político que a los periodistas los están matando de hambre; pero vemos que acá prefieren matarlos a balazos”.

Ante todo eso, concluyeron, no hay nada qué festejar el próximo 7 de junio, Día de la Libertad de Expresión, la cual se está callando, mediante “mañaneras”, y mediante balazos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí