Busca su libertad Mario Marín, el exgobernador priísta acusado de tortura

Escrito por Anayeli García Martínez - Cimac

218

El exgobernador de Puebla, Mario Marín Torres, acusado de ser el autor intelectual de la tortura a la periodista Lydia Cacho Ribeiro en 2005, presentó un amparo contra el auto de formal prisión, que le fue aceptado, pero continuará privado de la libertad.

El pasado 26 de febrero Marín presentó un amparo ante un Tribunal Unitario, que declinó el recurso. Sin embargo, el 3 de marzo el Juzgado Tercero de Distrito de Quintana Roo lo aceptó, bajo el número 205/2021. El fondo de este amparo, donde Marín solicita su libertad, se resolverá en dos meses o más, aseguró a Cimacnoticias, la abogada Aracely Andrade.

El pasado 3 de febrero elementos de la Fiscalía General de la República detuvieron al exgobernador de Puebla, en Acapulco, Guerrero, acusado de ordenar la tortura a Lydia Cacho. Días después, el 10 de febrero, el Juzgado Segundo de Distrito en Quintana Roo, dictó el auto de formal prisión.

La litigante y representante de la también defensora de mujeres y niñez, explicó que el 11 de marzo el Juzgado Tercero de Distrito otorgó la suspensión definitiva contra el auto de formal prisión, diciendo que el juzgado que actualmente lleva el caso de Marín debe informarle de todas las actuaciones que realice.

Hasta ahora, el Juzgado Segundo de Distrito en Quintana Roo, quien determinó el auto de formal prisión, está recibiendo las pruebas por el delito de tortura. Este juzgado seguirá el procedimiento como hasta ahora, pero no podrá dictar ninguna sentencia a favor ni en contra de Marin sin informar antes al Juzgado Segundo de Distrito, el cual revisará el amparo del exgobernador.

Aracely Andrade expuso que en un plazo de dos meses, o quizás más debido a los plazos modificados por la pandemia de COVID-19, el Juzgado Tercero de Distrito, a cargo de Ana Maria Nava Ortega, resolverá el amparo. En esta resolución podrá confirmar el auto de formal prisión, ordenar reponer el procedimiento o determinar que fue ilegal y ordenar la libertad.

La abogada mencionó que el equipo legal que representa a Lydia Cacho no ha tenido acceso al expediente de amparo. Por su parte, la organización Artículo 19, que también representa a la periodista, confirmó este martes 16 de marzo que ”la suspensión definitiva otorgada a Marín no lo restituye en su libertad por tratarse la tortura que le imputa de un delito grave”.

La organización defensora de la libertad de expresión informó que el trámite del juicio de amparo continúa con Marín en prisión preventiva. El priista se encuentra en una prisión en Quintana Roo. Ante esto, conminó al Poder Judicial de la Federación para que se conduzca garantizando plena imparcialidad e independencia en la resolución de este amparo.

A Marín se le acusa de ordenar la detención y tortura de la periodista, en diciembre de 2005, en complicidad con el empresario Kamel Nacif Borge, quien acusó a Lydia Cacho de difamación por la publicación del libro “Los demonios del Edén”, donde Cacho reveló una red de trata y pornografía infantil que involucraba a políticos y empresarios.

En 2005 la periodista fue detenida en Cancún, Quintana Roo, por agentes de seguridad privada y elementos de la Policía Judicial de Puebla, estado gobernado por Marín. A la periodista se le arrestó por estar acusada de los delitos de difamación y calumnia y fue trasladada, por carretera, de Cancún a Puebla. Durante el trayecto fue torturada.

La complicidad entre el político priista y empresario quedó al descubierto en febrero de 2006 cuando medios de comunicación difundieron la grabación de una llamada telefónica entre el Mario Marín y Kamel Nacif, apodado “El rey de la mezclilla”, en las que Marín afirmó que le hicieron saber a Lydia Cacho que “en Puebla se respeta la ley”. A la fecha Kamel Nacif Borge sigue prófugo y es buscado por el delito de tortura.

21/AGM/LGL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here