Avanza transformación del Bansefi a Banco del Bienestar

La Comisión de Hacienda y Crédito Público avaló reformar la denominación de la Ley Orgánica del Bansefi

687

La Comisión de Hacienda y Crédito Público, presidida por la diputada Patricia Terrazas Baca (PAN), aprobó con 21 a favor y cuatro abstenciones, en lo general y en lo particular, el dictamen a la minuta con proyecto de decreto que reforma la denominación de la Ley Orgánica del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) para quedar como Ley Orgánica del Banco del Bienestar.

El documento, que será presentado al Pleno de la Cámara de Diputados para su discusión y votación, señala que el objetivo es que el Banco del Bienestar realice funciones de banca social para promover y facilitar el ahorro, el acceso al financiamiento en condiciones equitativas, la inclusión financiera, el uso y fomento de la innovación tecnológica, a fin de procurar mejores condiciones a los usuarios.

Asimismo, impulsará la adopción de modelos de negocio y tecnologías financieras innovadoras que impacten en el desarrollo económico nacional y regional.

Distribuirá y reportará los recursos de programas sociales de dependencias y entidades de acuerdo con la normatividad aplicable, así como las reglas de operación respectivas, y entregará en las comunidades indígenas los subsidios mediante medios de pago electrónicos.

Diseñará y ejecutará programas que incentiven el crédito, ahorro e inversión, además de prestar los servicios financieros y desarrollar los modelos novedosos previstos. Suscribir convenios de coordinación para incluir servicios financieros de los programas y productos diseñados por la institución y difundir los productos financieros.

Además, actuará como fiduciaria en fideicomisos emisores de certificados bursátiles en los términos de las disposiciones de la Ley del Mercado de Valores.

La presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, Patricia Terrazas Baca, detalló que el dictamen a la minuta transforma al Bansefi en Banco de Bienestar, pero mantiene su carácter de Sociedad Nacional de Crédito e Institución de Banca de Desarrollo.

Asimismo, se amplían los objetivos del banco, por lo que deberá dispersar los recursos destinados a subsidios y programas sociales, así como distribuir y reportar los fondos de programas de dependencias y entidades federativas.

Tendrá que promover el acceso al financiamiento y fomentar el uso de innovaciones tecnológicas en condiciones equitativas. La actividad del banco contribuirá al desarrollo económico en los ámbitos nacional y regional.

El dictamen también amplía facultades de la institución por medio del diseño de programas que promuevan el pago electrónico. De igual forma, emprenderá estrategias que incentiven el ahorro, productos de crédito e inversión.

El Banco de Bienestar, además, difundirá el ahorro y el crédito incluyendo redes digitales que permitan la inclusión de servicios financieros y mayor captación de recursos, así como promover el crédito de consumo y actuar como fiduciaria en fideicomisos emisores de certificados bursátiles.

Corresponderá a la institución administrar los fondos de protección que garanticen financiamientos con objeto de suministrar liquidez a las entidades de ahorro y crédito. Todo lo anterior tendrá que difundirlo mediante propaganda y publicidad.

En los artículos transitorios se establece que el Ejecutivo federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) modificará el reglamento orgánico del banco, en un plazo no mayor a 60 días hábiles para armonizarlo con la reforma. Además, la SHCP promoverá los recursos necesarios para modernizar a la institución, sujeto a lo previsto en el PEF correspondiente.

El diputado Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz (PES) se pronunció a favor del dictamen y consideró que con la reforma habrá realmente un proceso de apertura plena para los sectores que habían sido olvidados por regímenes anteriores y que tendrán en el Banco de Bienestar la oportunidad de acercarse a los servicios financieros.

El coordinador del grupo parlamentario del PT, diputado Reginaldo Sandoval Flores, resaltó que urge fortalecer a la banca de desarrollo, por lo que se manifestó a favor de que este dictamen amplíe las facultades al Banco de Bienestar y que en cualquier rincón del país haya la posibilidad de otorgar servicios bancarios.

En tanto, la diputada Aleida Alavez Ruiz (Morena) dijo que el acceso a los servicios financieros que detonará la creación del Banco de Bienestar, mediante la dispersión de los programas sociales, servirán de base para acceder a instrumentos financieros y al ejercicio de otros derechos. Además, repercutirá en la generación de un mercado más competitivo con comisiones atractivas para los usuarios.

El diputado Benjamín Saúl Huerta Corona (Morena), secretario de la comisión, señaló que es una política pública de gran visión en la inclusión financiera para desarrollar las zonas económicas que por décadas han estado olvidadas. Indicó que la banca privada ha hecho “un gran negocio” con las remesas, el tipo de cambio y las comisiones. Por ello se busca impulsar una competencia objetiva que detone el progreso de distintas zonas económicas.

El diputado Marco Antonio Andrade Zavala (Morena) señaló que el cambio de Bansefi a Banco del Bienestar robustecerá facultades y dotará de mayor capacidad de operación para otorgar recursos de la política social; ampliará la oferta de productos en condiciones equitativas para quienes no han tenido acceso a servicios financieros; ayudará a resolver el problema de acceso a servicios y mejorará condiciones para sectores que destacan por su contribución al desarrollo, el empleo y las micro, pequeñas y mediana empresas.

El diputado Marco Antonio Medina Pérez (Morena), secretario de la comisión, aseveró que como estrategia económica y social se habla de inclusión financiera para abordar la desigualdad social, económica y regional de país. Mencionó que se trata de complementar los servicios fiduciarios, llevarlos a las regiones donde no han llegado.

Al hablar en contra, el diputado Higinio Del Toro Pérez (MC) advirtió que no existe un estudio de impacto presupuestal, por lo que “aprobar a ojos cerrados” no da claridad al proyecto, además que hay un trasfondo porque al tiempo de la votación intermedia ya se habrán colocado 24 millones de tarjetas; no obstante, calificó el dictamen de loable, pues solamente 15 por ciento de las ciudades de México tienen una sucursal bancaria.

De Morena, la diputada Paola Tenorio Adame destacó que esta banca tendrá un esquema para migrantes, el cual hasta el momento no existe, además que abrirá la opción de apostar a grandes inversiones y dará la posibilidad de ahorrar a quienes no han podido. “Tendrán la posibilidad de tener una vejez digna y, de esta manera, alcanzaremos una justicia social”.

Su correligionario, el diputado Manuel Gómez Ventura aseguró que la ciudadanía marginada tendrá la oportunidad de acceder a la banca y no habrá muchas comisiones. “Para mí es irrelevante el término de Bienestar, lo importante es la operatividad de este proyecto; el objetivo es darle la facilidad al ciudadano de poder cubrir sus necesidades comerciales”.