Arrebataron la vida a Tita, pero su lucha por las personas trans prevalece

El recorrido de "Tita" quedó truncado cuando el pasado miércoles 3 de noviembre de 2021 fue violentada y asesinada en una colonia de Ensenada, Baja California. Ahora, su historia prevalece.

147
Tita. Fotografía tomada de facebook

Alicia Díaz, «Tita«, como le decían las personas más cercanas a ella, fue víctima de la violencia y la discriminación durante años, hasta que el odio en contra de las personas trans la alcanzó y la vida le arrebató.

Desde muy temprana edad se enfrentó a los prejuicios y estereotipos marcados por una sociedad dominada en muchos aspectos por el género y orientación sexual, sin dársele suficiente importancia a la identidad.

«Cuando hizo su transformación de niño a niña en su forma de vida a los 15 años la mamá la corrió y ningún familiar la apoyó. Anduvo rodando hasta que su prima se enteró y se la llevó a vivir con ella», recordó Lizette Dueñas, presidenta del Consejo para la Protección de los Derechos de la Diversidad Sexual de Baja California.

La activista, quien también es directora estatal de la asociación Diamantina Rosa, mencionó que «Tita» se acercó al Consejo que encabeza cuando tenía apenas 16 años de edad, algo que al tiempo se convirtió en su lucha y causa en lo que respecta a la defensa de la comunidad LGBT +.

«Fue arropada por los y las activistas de esta agrupación. Nos acompañó a varias marchas por todo el estado de Baja California y posicionamiento de la comunidad LGBT y Trans«.

Alicia, quien disfrutaba acerca del mundo de la belleza y la moda, algo que la entusiasmaba, siempre se mostró con determinación para lograr su cambio de identidad de género y hasta se negó a tramitar su identificación electoral, pues no quería que se le pusiera un nombre que fuese opuesto a su identidad de mujer.

Dado que no tuvo apoyo durante su niñez, le fue imposible avanzar y concluir su educación básica, pues no solo padeció el rechazo externo, sino al interior de su hogar, hasta que decidió alejarse de este, lo que al tiempo la acercó a otras personas que pasaban por situaciones similares, de ahí el fortalecimiento de su espíritu que la llevaron exigir respeto y reconocimiento en materia de Derechos Humanos.

«Decía, ´tenemos que levantar la voz por nuestros derechos, algún día lo lograremos´. Soñaba conque podría realizar su cambio de identidad de género sin tener que sacar su INE con su nombre de pila», agregó Lizette Dueñas.

El recorrido de «Tita» quedó truncado cuando el pasado miércoles 3 de noviembre de 2021 fue violentada y asesinada en una colonia de Ensenada, Baja California. Ahora, su historia prevalece siendo víctima de un transfeminicidio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here