Proponen crear Ley de Cuidados Paliativos y Muerte Digna

Permitiría a personas enfermas vivir en condiciones de libertad, autonomía y libres de dolor

289
Foto tomada de https://www.redaccionmedica.com

El diputado Éctor Jaime Ramírez Barba (PAN) planteó crear la Ley de Cuidados Paliativos y Muerte Digna, para facilitar el acceso a medicamentos y cuidados paliativos a mexicanos con enfermedades crónico-degenerativas.

En conferencia de prensa en el Senado de la República, el legislador informó que presentó ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, una iniciativa que reforma la Ley General de Salud, a fin de crear dicho instituto.

Esta legislación garantizaría a mexicanos con enfermedades crónico-degenerativas -estén o no en estado terminal- acceso a estupefacientes y adecuado control de su suministro; además de capacitación de personal de salubridad para realizar cuidados a enfermos terminales.

Así como la ampliación y disponibilidad de cuidados paliativos en todos los niveles de atención médica y a domicilio.

El objetivo de su iniciativa es crear “un marco regulatorio y adecuados servicios suficientes para el tratamiento del dolor y lograr el acceso efectivo a los mexicanos que lo requieren, así como también atención y apoyo al núcleo familiar que los sostienen”.

“Requerimos una ley de cuidados paliativos que permita suministrar y controlar medicamentos para el dolor en tratamientos de pacientes con cáncer, diabetes u otros padecimientos crónicos; 240 mil enfermos lo necesitan”, aseveró.

El actual ordenamiento legal en materia de salud restringe el acceso a estos tratamientos, “pues solo pueden otorgarse a aquellos enfermos en situación terminal, limitando su acceso a pacientes graves con largas expectativas de vida”.

Situación que imposibilita que mexicanos con enfermedades crónicas, cardiacas, infartos, cáncer, enfermedades respiratorias, diabetes, tumores, accidentes -incluidos muchos niños- reciban medicamentos para el dolor.

Subrayó que cuidados paliativos “no intentan ni acelerar ni retrasar la muerte”, sólo ofrecen un sistema de apoyo a los pacientes para que mejore su la calidad de vida y pueda influir positivamente en el curso de la enfermedad.

La expedición de esta nueva ley establecería los medios para que el fallecimiento de cada mexicano “se dé en condiciones de libertad y autonomía, libre de dolor y, en su caso, cuente con asistencia médica y espiritual pertinente. Protege los derechos de los enfermos en situación terminal, incluido el de una muerte digna”.