Migración y Covid 19 “factores de oportunidad” para la trata de personas

Mujeres y niñas son las víctimas recurrentes de este delito

141
Imagen Tomada de Internet

La cantidad de carpetas de investigación vinculadas al delito de la trata de personas ha aumentado año tras año, de 2018 con 344, aumentó a 550 para 2019, sin embargo las sentencias en contra de los agresores han disminuido, registrando por ejemplo un 34 por ciento en 2016 contra un 26 por ciento en 2018 de acuerdo a datos brindados por el investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales, Alan García Huitrón.

Los estados de Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Estado de México y Oaxaca, son las entidades que concentran mayor cantidad de carpetas de investigación sumando entre ellas un 70 por ciento del total nacional registrado.

Mujeres y niñas son las víctimas más comunes  representando un 80 por ciento del total de las personas que se ven coludidas.

La explotación sexual y laboral son los principales fines de la trata, por ello existe la necesidad de combatirla como delito y desde los “factores de oportunidad” donde detona esta práctica ilegal. Las afectaciones surgidas a partir de la pandemia del Covid-19 son un punto actual a atacar ya que las redes tratan de enganchar a sus víctimas principalmente afectadas por situaciones económicas o sociales y que por ende pueden ser fácil de engañar.

La directora de Control y Veriicación Migratoria del Instituto Nacional de Migración, Miriam Raquel Hamdan Partida, informó que dentro de la cpaacitarción del personal y coordinación con instancias gubernamentales, federales y estatales, de diciembre de 2018 a Junio del presente año de 24 mil 493 visitas de verificación migratoria, 376 están relacionadas con la detección e identificación de posible víctimas de trata siendo 67 de ellas extranjeras.

De dichos 67 casos dos se trataron de explotación laboral o servicios forzados, el resto fueron por explotación sexual. Del total 7 realizaron un retorno asistido a su país de origen y los demás fueron regularizados en nuestro territorio por razón humanitaria.

En México se tiene un largo camino que andar en materia de trabajo para revertir el tráfico de personas, sin embargo en comparación con otros países se ha logrado avanzar en cuanto a la homologación de normas estatales que permitan visualizar y dar atención a víctimas de explotación sexual y la apertura de albergues que brindan apoyo especializado a estas personas afectadas.