“La vida de los afroamericanos no importa en los Estados Unidos”

Dice el hermano de Floyd ante el Consejo de Derechos Humanos

142
Noticias ONU / Daniel Dickinson George Floyd murió a manos de la policía en Estados Unidos
En un debate de urgencia sobre el racismo generalizado, la responsable de velar por los derechos humanos en el mundo, Michelle Bachelet, asegura que el asesinato de Floyd fue un “acto de brutalidad gratuita”, mientras que la número dos de la ONU, Amina Mohammed, afirma que el racismo viola la Carta de las Naciones Unidas y degrada nuestros valores fundamentales.
“Me llamo Philonise Floyd y soy el hermano de George Floyd. El 25 de mayo de 2020, mi hermano fue torturado y asesinado por cuatro oficiales de policía en Minneapolis, Minnesota en los Estados Unidos. Mi hermano estaba desarmado y fue acusado de repartir un billete falso de 20 dólares. Todo el incidente que muestra el asesinato de mi hermano fue capturado en cámara”.
Estas fueron las palabras con las que este miércoles abrió su emotivo testimonio ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas el hermano de Floyd.

El organismo internacional condujo un debate de urgencia sobre las actuales violaciones de carácter racial de las garantías fundamentales, el racismo generalizado, la brutalidad policial y la violencia contra las protestas pacíficas desatadas tras la muerte de George Floyd, un ciudadano afroamericano.

Philonise Floyd explicó que su familia tuvo que soportar ver esas imágenes, que incluyen los 8 minutos y 46 segundos donde un oficial mantuvo la rodilla sobre el cuello de su hermano al tiempo que suplicaba por su vida y repetía la frase “no puedo respirar”, una máxima que se ha repetido en las múltiples manifestaciones antirracistas que se han producido alrededor del mundo tras el asesinato de George.

Añadió a su testimonio que los policías no demostraron ningún tipo de piedad ni humanidad con su hermano y que “las vidas de los afroamericanos no importan en los Estados Unidos de América”, además de denunciar la violencia policial que sufrieron los manifestantes que protestaron por la actuación de los agentes del orden.

“Cuando la gente alza su voz para protestar por el trato que reciben los afroamericanos en los Estados Unidos, se les silencia, se les dispara y se les mata”, sentenció.

Por último, pidió a las Naciones Unidas que ayuden a su comunidad y al Consejo que considere la posibilidad de abrir una investigación independiente que sirva para “investigar los asesinatos policiales de las personas afroamericana en los Estados Unidos, y la violencia utilizada contra los manifestantes pacíficos”, ya que como nos recuerdan las protestas “las vidas de los negros importan”.

George Floyd como símbolo de lucha contra el racismo

El asesinato de Floyd es un “acto de brutalidad gratuita” que se ha convertido en el emblema de un racismo sistemático que causa daños generalizados, de por vida e incluso durante generaciones, y con demasiada frecuencia letales, a millones de personas afroamericanas en los Estados Unidos, afirmó la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

“Se ha convertido en un emblema del uso excesivo de la fuerza desproporcionada por parte de las fuerzas del orden, contra las personas de ascendencia africana, las personas de color y contra los pueblos indígenas y las minorías raciales y étnicas en muchos países del mundo”, explicó.

Paralelamente, Bachelet destacó los escasos avances en el combate contra el racismo a nivel mundial.

“Las protestas de hoy representan la culminación del dolor y las largas luchas por la igualdad de muchas generaciones. Muy poco ha cambiado, durante demasiados años. Se lo debemos a los que se fueron antes, así como a los que vendrán. Hay que aprovechar este momento, por fin, para exigir un cambio fundamental e insistir en él”, resaltó.

Por ello, destacó la necesidad de emprender una serie de actuaciones contundentes a nivel mundial que sirvan “no sólo para reformar o reorganizar instituciones específicas y organismos encargados de hacer cumplir la ley, por muy importante que sean”, sino también “para combatir el racismo generalizado que corroe las instituciones de gobierno, afianza la desigualdad y fundamenta tantas violaciones de los derechos humanos. Y deben terminar los ciclos de impunidad que han permitido que esto suceda”.

Bachelet destacó que, independientemente de que las acciones de la policía se filmen y se divulguen en las redes sociales o no, “los actos de mala conducta del personal policial deben ser objeto de una investigación, sanción o enjuiciamiento inmediatos, sobre la base de las normas internacionales”.

Como ejemplo útil, la Alta Comisionada propuso seguir las Directrices de derechos humanos sobre el uso de armas de baja potencia en la aplicación de la ley.

“Las protestas de hoy representan la culminación del dolor y las largas luchas por la igualdad de muchas generaciones”, Michelle Bachelet.

Añadió que las imágenes que muestran un uso excesivo de fuerza policial contra los manifestantes, incluso durante protestas totalmente pacíficas, han de servir para que “todos estos incidentes sean investigados y los responsables llevados ante la justicia.

El veneno del racismo y los sueños compartidos 

La secretaria general adjunta de la Organización, Amina Mohammed, indicó que el racismo viola la Carta de las Naciones Unidas y “degrada nuestros valores fundamentales” y recordó el llamado del Secretario General “a desmantelar las instituciones racistas”.

Mohammed destacó el hartazgo popular ante esta situación lanzándose masivamente a la calle para decir “basta” y recordó que el veneno del racismo “sigue causando estragos, por lo que la lucha debe seguir adelante”.

“El mundo debe levantarse para acabar con todas las formas repugnantes de racismo. Pasemos hoy la página de la historia convirtiendo esta situación en un punto de inflexión al acordar que todos los humanos tienen el derecho de prosperar con dignidad y libres del racismo y la discriminación en todas sus formas”, destacó.

Mohammed, evocando a Martin Luther King Jr., señaló que ella también tiene un sueño en el que su “nieta Maya crecerá en un mundo en el que no será juzgada por el color de su piel sino por la fuerza de su carácter”.

ONU Ginebra
Comparecencia virtual ante el Consejo de Derechos Humanos de Philonise Floyd, el hermano de George Floyd quien fue asesinado el pasado 25 de mayo.