No alcanzan consenso para sacar reforma hacendaria; señalan división interna

El diputado Héctor Cruz señaló ausencia de consenso entre las bancadas cómo motivo principal para la postergación de la discusión legislativa.

158

La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados arguyó medidas sanitarias para dar marcha atrás a la intención de convocar a un periodo extraordinario de sesiones en el palacio legislativo para abordar la reforma a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria propuesta por el presidente de la República.

La decisión, señaló el diputado federal Héctor Cruz, responde no sólo a condiciones sanitarias sino también políticas entre las bancadas y falta de consenso entre los legisladores, pues existe una mayoría que, cómo él, se opone a la reforma que implica vulnerar el respeto a la autonomía de la división de poderes del Estado.

El diputado tijuanense considera que el anuncio hecho por el presidente de la Jucopo, Mario Delgado, expone la división entre los diputados, ya que por su naturaleza requiere mayoría simple, sin embargo, la división del grupo mayoritario y la oposición de los demás grupos pone en riesgo la posibilidad de aprobarse.

En todo caso, apuntó, el reglamento de la Comisión Permanente podría contemplar la posibilidad de reuniones vía videoconferencia, debido a la necesidad de aislamiento por la pandemia de Covid-19; mientras que la Comisión de Presupuesto podría sesionar en videoconferencia pero la votación del dictamen tendría que ser presencial.

Sin embargo, Héctor Cruz consideró que una discusión legislativa de esta envergadura debe realizarse en el Pleno, pues el Poder legislativo es considerado actividad esencial, y al ser 37 diputados y senadores quienes conforman la Comisión Permanente, no sobrepasan el número de 50 personas prohibidas en reuniones.

Aun así, reprobó la propia iniciativa morenista, pues “estamos ante una emergencia sanitaria con hospitales totalmente rebasados en su capacidad, médicos y enfermeras que constantemente lanzan llamados de auxilio y una recesión económica que ya está impactando muy duro a las familias”.

“En eso es en lo que debemos trabajar para orientar los recursos de los que dispone el gobierno, sin caer en un intento por dañar la democracia y de paso llevarse entre los pies algo tan esencial cómo el respeto a la división de poderes”, añadió.

Será hasta la tercera semana de mayo cuando se podría realizar un periodo de sesiones extraordinarias en el Congreso de la Unión.