Muestra Mirna Cosío sistema de pensiones mexicano a Ingenieros Constructores

Mirna Cosío es presidenta del Colegio de Profesionistas y Juristas en Derecho en Baja California

1118
Tijuana-BC | Danyra Tamayo-CPJ

Ofreció conferencia magistral la presidente del Colegio de Profesionistas y Juristas en derecho, Lic.Mirna Cosio Hernandez, en lo que fue el último desayuno de Amicbc Social presidido por el Ing.Víctor Manuel Escobar Sánchez.
Con la experiencia que la caracteriza la lic. Mirna Cosio puntualizó que actualmente en México, existen dos tipos de regímenes a través de los cuales el IMSS pensiona a los trabajadores, el de 1973 y el de 1997.
El sistema mexicano de pensiones se reformó en 1997, transitando de un régimen en el que el gobierno se hacía cargo de la administración de las pensiones a través de una bolsa concentradora, hacia un sistema de cuentas individuales de contribución definida, administradas por empresas privadas. Estas reformas han incluido a trabajadores del sector privado asegurados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a empleados del gobierno federal asegurados por el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y a algunas otras agencias gubernamentales.
El régimen de cuentas individuales que se instituyó en México hace 20 años, fue una respuesta al antiguo régimen de pensiones que ya experimentaba un severo agotamiento y amenazaba, a decir de muchos analistas, con provocar una crisis que acarrearía dejar sin pensión de retiro a futuras generaciones.
Actualmente en México, existen dos tipos de regímenes a través de los cuales el IMSS pensiona a los trabajadores, el de 1973 y el de 1997.
El régimen de 1973 contempla a todos los trabajadores que cotizaron en el IMSS hasta el 1 de julio de 1997; y en el nuevo esquema, están todas las personas que entraron al Sistema de Ahorros para el Retiro (SAR) a partir de la fecha de la Reforma al régimen de pensiones hasta ahora.
Asi mismo los trabajadores que cotizaron en ambos regímenes son trabajadores de transición, por lo que al momento de su retiro el IMSS o en su caso el ISSSTE les dará a elegir entre uno u otro, tratando de seleccionar el sistema que más conviene.
Por otra parte para pensionarse con el Régimen de 1973, se requiere tener por lo menos 500 semanas de cotización y tener 60 años para tener una Pensión por Cesantía, y recibir el 75 por ciento del Salario Base de Cotización (SBC) de los últimos cinco años laborados.
Un porcentaje del SBC de 80 por ciento, se requiere llegar a los 61 años; 85 por ciento, 62 años; 90 por ciento, 63 años; 95 por ciento, 64 años; y 100 por ciento con 65 años, donde se otorga una Pensión por Vejez, detallada a través de su página de Internet.
Las pensiones y jubilaciones para los trabajadores que empezaron a laborar y cotizar al IMSS antes del 1 de julio de 1997, están regidas por la Ley del Seguro Social de 1973, este sistema de pensiones se financia con las aportaciones de los trabajadores, el patrón y el gobierno federal, en lo que se conoce como régimen tripartito.
Los trabajadores pueden acceder a la llamada Modalidad 40 que permite hacer aportaciones voluntarias para mejorar la pensión de retiro. Este modelo beneficia principalmente a aquellas personas que están bajo la Ley de 1973. Quienes participen en este esquema deben pagar cada 30 días el equivalente al 10.075% del salario con el que deseen cotizar, aportación que no incluye los servicios médicos del instituto.
El pago de pensiones con el “régimen anterior” implica para el gobierno mexicano una carga muy alta para sus finanzas públicas, lo que podría ocasionar que no haya dinero para cumplir los compromisos con los trabajadores.
Las pensiones del ISSSTE, IMSS, las entidades federativas, Pemex, y CFE son las más pesadas de pagar. El total del pasivo pensionario de estas instituciones equivale al más del 100 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del 2016, y lo peor es que sigue creciendo.
El nuevo régimen de pensiones que se instituyó en México en julio del 1997, requiere del trabajador un mínimo mil 250 semanas de cotización, tener de 60 a 64 años para tener Pensión por Cesantía, y 65 años para Pensión por Vejez.
En este caso, los recursos que reciba el trabajador serán los que haya acumulado en su cuenta individual de ahorro para el retiro que administran las Afore.
Para los trabajadores que se encuentren en el régimen de 1973 el IMSS será el que pague la pensión, mientras que para los del régimen 1997, dicha institución indicará el tipo de pensión a la que aplica el trabajador: Renta Vitalicia, Retiro Programado o Pensión Mínima Garantizada (PMG).
En la primera, se contrata a una aseguradora y se paga un monto mensual al pensionado durante toda la vida; el Retiro Programado, es por medio de la contratación de una Afore, y se obtiene un monto mayor a la primera opción, por lo que se deben tener recursos suficientes en la cuenta individual de ahorro para el retiro. La presidente del Colegio.
La presidente del Colegio de Profesionistas y Juristas aseguró que la PMG es aquella cuando se tiene derecho a una pensión pero los recursos acumulados en la Afore no son suficientes para contratar una de las dos primeras opciones. Éste tendría que ser un salario mínimo vigente.
Las concentradoras de las cuentas individuales de los trabajadores, son las Administradoras del Fondo para el Retiro (AFORES), que son empresas privadas. La cuenta de AFORE se forma también de recursos provenientes de una contribución tripartita, una cantidad que aporta el descuento que se le hace al trabajador de su salario que junto con otra cantidad que aporta su patrón y otra cantidad más que aporta el Gobierno, con lo que se crea un fondo de ahorro (que es su cuenta individual), el cual lo ponen a trabajar (invertir) desde el primer día a través de empresas privadas facultadas para esto, que se conocen como Sociedades de Inversión Especializada en Fondos de Ahorro para el Retiro (SIEFORE) y le generan un rendimiento al trabajador, pero estas instituciones privadas invierten, disponen y deciden el uso de los ahorros del trabajador sin consultar a éste, y ni siquiera informan en qué instrumentos financieros se hacen las inversiones, finalizó.
Por último AMICBC otorgó un reconocimiento a la Lic. Mirna Cosio Hernandez por su excelente conferencia magistral sobre las pensiones en México y sus reformas, por parte de su presidente Ing.Víctor Manuel Escobar Sánchez.