La inyección intracitoplasmática de espermatozoides, conocida como ICSI por sus siglas en inglés, es una técnica de reproducción asistida que se recomienda en los casos de infertilidad masculina, señaló Lorena Oceguera Palao, especialista en  biología de la reproducción del Centro de Fertilidad del Prado.

Éste método, agregó, es parte del procedimiento de la fertilización in vitro y consiste en introducir un espermatozoide en el citoplasma del óvulo y es utilizado de manera frecuente en pacientes que tienen una baja calidad de espermatozoides.

Mencionó que anteriormente el método ICSI se utilizaba en hombres con una baja tasa de éxito de la fertilización in vitro y semen con menos de un millón de espermas.

La especialista explicó que actualmente el procedimiento se puede usar en masculinos con cantidad muy reducida de espermas, alteraciones en la forma y movilidad del mismo.

Manifestó que está indicado en personas que se han sometido a procedimientos quirúrgicos como la vasectomía y están recuperando el semen por aspiración del epididimo o del testiculo, mediante biopsia  o en pacientes con alteraciones como eyaculación retrógrada.

Se recomienda, añadió, que el método sea utilizado en pacientes seleccionados y no de manera indiscriminada.

Oceguera Palao, recomendó a los hombres que si están planeando ser padres acudan con un médico especialista para ser evaluados y no dejen pasar mucho tiempo para hacerlo.

«Si bien es cierto que la fertilidad en el hombre se ve menos alterada con la edad sí puede verse afectada con los malos hábitos como el fumar», declaró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí