Karla Patricia Ruiz Macfarland, primera alcaldesa de Tijuana

Los regidores del XXIII Ayuntamiento de Tijuana, felicitaron la llegada de la alcaldesa y le dieron el voto de confianza para respaldar su labor al frente del municipio

0
57

En sesión extraordinaria de Cabildo, se tomó protesta a Karla Patricia Ruiz Macfarland, como la primera presidenta municipal en la historia de Tijuana, comprometiéndose a dar seguimiento a los programas gubernamentales previamente establecidos para el beneficio de los ciudadanos.

Durante la sesión solemne, el presidente municipal con licencia, Arturo González Cruz, agradeció el apoyo de la comuna que lo respaldó durante el primer año de la gestión local, el compromiso fue impulsar políticas públicas que dieron como resultado el bienestar y mejoramiento de la calidad de vida de los tijuanenses.

La alcaldesa suplente, Karla Patricia Ruiz Macfarland, asumió el cargo, protestando ante los regidores, guardar la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, la particular del estado de Baja California, así como los reglamentos locales, desempeñando leal y patrióticamente el cargo de presidente municipal.

“Hoy asumo la responsabilidad como la primer mujer en gobernar Tijuana, y por eso, agradezco el respaldo de todos ustedes, vamos a trabajar buscando el bien común y no lo mejor para mí. Lograr que nuestras diferencias nos unan y no nos separen, agradezco al presidente municipal con licencia, Arturo González Cruz, por la confianza depositada en mi”, mencionó la primer edil.

Ruiz Macfarland señaló que en este momento de la historia, las mujeres pueden llegar a posiciones donde sean las responsables de la toma de decisiones de ciudades, países y empresas, con autoridad, liderazgo y fuerza. El compromiso que asume, es impulsado por su familia, sus abuelos, sus padres, sus hermanas, sus hijos y su esposo, a toda su familia.

Uno a uno, los regidores que conforman el XXIII Ayuntamiento de Tijuana, felicitaron la llegada de la alcaldesa suplente, brindando su voto de confianza para respaldar su proyecto gubernamental y dar continuidad a los programas estructurados con anterioridad, siempre con el objetivo de garantizar el bienestar de los ciudadanos.