Van tras “aguachicoleras”, incluyendo un adeudo del exgobernador de Baja California

Suman 508 las cuentas revisadas, así como 31 carpetas de investigación, que involucran a 115 ex funcionarios y empleados corruptos.

0
103

El Gobierno del Estado de Baja California mantiene firme su postura de ir contra las grandes empresas “aguachicoleras” que por años estuvieron involucradas en el tema del robo de agua; la empresa auditora Fisamex presentó el reporte de otras 10 empresas y del propio ex gobernador Francisco Arturo “Kiko” Vega que, en su conjunto adeudan 62 millones 685 mil 157 pesos a la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT).

Además de la lista dada a conocer la semana pasada (el miércoles 27 de mayo), el director de la auditora, ingeniero Manuel García, rindió informe al jefe del Ejecutivo estatal dando a conocer que suman 508 las cuentas revisadas; a su vez, la secretaria de Honestidad y Función Pública, Vicenta Espinosa Martínez, dijo que en base a esas auditorías, ya hay 31 carpetas de investigación, que involucran a 115 ex funcionarios y empleados corruptos.

A raíz de las inspecciones en campo y en los registros de la CESPT, que puso al descubierto las cuantiosas sumas adeudadas por quienes incurrieron en irregularidades e ilegalidades solapadas por anteriores gobernantes (panistas) y ex directores de la paraestatal, lo mismo que buen número de subalternos, hubo una reacción de “ofendidos” empresarios que hicieron circular en redes y medios impresos, la versión de que “el gobernador Bonilla nos está extorsionando”.

Es el caso de la empresa denominada TENSHO MÉXICO CORPORATION, S. A. de C. V., cuyos representantes legales presentaron formal denuncia ante la Fiscalía, por “extorsión”, pero al no tener las pruebas para demostrar su infundio, optaron por desistirse de las acusaciones que usaron como presiones para que no se les cobrara el adeudo y terminaron por ofrecer tramitar el pago formal.

Durante la videconferencia matutina, la secretaria de Honestidad y la Función Pública (SHFP), Vicenta Espinosa Martínez, informó al mandatario estatal que actualmente suman 508 las cuentas revisadas, así como 31 carpetas de investigación dentro del organismo operador de agua en Tijuana, que involucran a 115 ex funcionarios y empleados corruptos, por delitos como tentativa de cohecho, actos de corrupción, abuso de autoridad y daño patrimonial.

Comentó que trabajadores sindicalizados se acercaron para expresar que serían protegidos por su sindicato, a razón de ello, se reunió con representantes sindicales, quienes aseguraron que ellos no ampararán a ningún agremiado que resulte implicado en el descarado y abusivo “aguachicoleo” solapado por anteriores gobernantes y directores de la CESPT.

Espinosa Martínez detalló que se tienen 24 denuncias penales ante la autoridad Fiscalía General del Estado (FGE) y que también están considerando acciones contra (directores) ex jurídicos de administraciones pasadas, que tenían quejas de ciudadanos y que nunca se les dio trámite para que respondieran por sus actos.

Con respecto a las investigaciones a las grandes compañías y negocios, anotó: “Los empresarios se sienten aludidos a estos temas…, se sienten extorsionados, pero no puede ser extorsión (las auditorías y el cobro de adeudos) cuando hay falta de pago… sienten que no deberían de pagar”.

La titular de SHFP presentó un documento de desistimiento de una denuncia que había presentado la empresa TENSHO MÉXICO CORPORATION, S. A. de C. V., por una revisión efectuada; habían argumentado actos de extorsión y que presuntamente “los procedimientos realizados no eran los adecuados y correctos”; hecho que fue aclarado por la autoridad estatal, quien dio cuenta a detalle del proceso efectuado.

Previo a los comentarios de la secretaria de Honestidad y la Función Pública, el representante de la empresa de auditores Fisamex, ingeniero Manuel García, informó al gobernador Bonilla Valdez sobre las inspecciones realizadas a las siguientes empresas: Maquiladora Rosarito, Internacional de Elevadores, Wal-Mart Supercenter Pacífico, Hotel Holliday Inn (Plaza Alameda), Hotel City Express, Truper, Hotel One, Hospital del Prado, Cadena Comercial Oxxo, así como un un salón de eventos, construido en un terreno adjunto al fraccionamiento (San Carlos) creado recientemente junto a la Vía Rápida Oriente y cerca de la Central Camionera, cuyo propietario es el ex gobernador Francisco Vega de Lamadrid.

Mostró el contrato que da por hecho que fue firmado en el año 2015 por el propio ex mandatario conocido como “Kiko” Vega, pero que no hay registro contable de que demuestre que haya pagado consumo de agua, desde entonces.

Enfatizó que, derivado de la supervisión física de los inmuebles, también detectó, en algunos casos, la falta de un contrato ante el organismo operador de agua, conexiones clandestinas, omisión de opiniones técnicas y pagos menores al monto real; incidencias que han sido el común denominador de las auditorías.

Las compañías y negocios señalados adeudan los siguientes montos:

• Maquiladora Rosarito: 30 millones 804 mil 891 pesos (derechos de conexión)

• Internacional de Elevadores: 4 millones 085 mil 356 pesos (derechos de conexión)

• Wal-Mart Supercenter Pacífico: 3 millones 094 mil 967 pesos (derechos de conexión) y un millón 798 mil 272 pesos ( agua contabilizada)

• Hotel Holliday Inn (Plaza Alameda): 4 millones 704 mil 359 pesos (derechos de conexión)

• Hotel City Express: 3 millones 775 mil 859 pesos (derechos de conexión)

• Truper: 689 mil 675 pesos (agua contabilizada) y un millón 266 mil 343 pesos (derechos de conexión)

• Hotel One: 5 millones 400 mil pesos

• Hospital del Prado: 6 millones 625 mil 822 pesos (derechos de conexión)

• Cadena Comercial Oxxo: 414 mil 825 pesos (agua no contabilizada)

• Ex gobernador Francisco Vega de Lamadrid (un desarrollo habitacional donde se construyó un salón de eventos): 2 millones 024 mil 784 pesos (agua contabilizada)

El auditor externo de Fisamex, hizo hincapié en que el negocio, propiedad del ex Gobernador Francisco Vega de Lamadrid, celebró un contrato en julio de 2015, firmado por el propio ex mandatario, violando la Ley de Ingresos y el Reglamento del Servicio de Agua; a la fecha no se le ha facturado un solo peso por consumo de agua.

De igual modo, mencionó que derivado de las inspecciones, varias compañías se han acercado con la intención de regularizarse, entre ellas Wal-Mart, Oxxo, Truper y  el Hotel One.

Como se recordará la semana pasada, se reportaron los resultados de las primeras 10 cuentas, que en su conjunto sumaron un adeudo por el orden de los 48 millones 633 mil 418 pesos.

Al expresar que nadie queda exento del pago por el servicio de agua, el gobernador Jaime Bonilla Valdez, enfatizó que ya se acabó la impunidad y reconoció que cada vez son más las empresas que tienen adeudos, por lo que pidió redoblar los esfuerzos en el tema, de tal forma que por semana se rindan dos informes de las revisiones efectuadas; mecanismo que también incluye al resto de las comisiones de agua; en el caso de Tecate ya comenzó la auditoría y pronto darán a conocer los primeros nombres de “aguachicoleros”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here