Construye Costa Salvaje en Tijuana un parque con materiales reciclados

Tijuana necesita más parques para los niños pues el esparcimiento y movimiento físico son necesarios para su desarrollo 

246

Con el objetivo de regresar a la comunidad la esperanza en el cuidado del medio ambiente, Costa Salvaje construyó en Rancho Las Flores un parque de juegos infantiles con materiales reciclados, esto en la delegación de Playas de Tijuana.

Los juegos del parque están hechos con llantas y otros materiales de reuso y la comunidad lo ha recibido muy bien, ahora los niños tienen un lugar donde correr y divertirse en lugar de estar conectados a la computadora y televisión o andar de vagos”, señaló Fey Crevoshay, Directora de Comunicación y Políticas Públicas de la asociación civil Costa Salvaje.

Crevoshay explico que el parque de los Laureles es parte del movimiento #bajalealplastico que invita a la comunidad a utilizar menos plástico y que lo reuse como dan el ejemplo con las llantas en el parque; “queremos transformar las llantas y el plástico en algo que tenga un impacto positivo en la gente que vive en la comunidad”.

Costa Salvaje forma parte de la coalición de ríos limpios a nivel internacional. En el mes de enero instaló un sistema de retención de residuos sólidos en el arroyo de los Laureles, dentro del desarenador anexo al centro comunitario y parque del Rancho Las Flores con el objetivo de que la basura no se vaya al mar y lo contamine.

En 9 meses llevamos 23 mil kilogramos de basura recolectada y el 90 por ciento corresponde a plástico y llantas”, afirmo la Directora de Comunicación y Políticas Públicas de la asociación civil Costa Salvaje.

Rosario Norzagaray, coordinadora de la frontera de Costa Salvaje explico “el sistema de retención de residuos sólidos es el primero a nivel nacional creado para atajar la basura que va por el arroyo. En el caso peculiar de Los Laureles es relevante porque el arroyo baja al estuario del Río Tijuana que se encuentra del lado americano y la contaminación del área agudiza los problemas de relación bilateral”.

La malla funciona cuando llueve y se construyó con recursos de las fundaciones Benioff y Coca Cola de Estados Unidos.

Norzagaray comento que con estas acciones se concientiza a la comunidad que su arroyo no es un basurero y se le enseña que se puede vivir en un entorno limpio si ellos se los proponen.

Rosario Urias Medina, Presidenta de las Guardianas del Parque Los Laureles afirmó, “no teníamos un área donde jugarán nuestro niños y ahora con el apoyo de Costa Salvaje tenemos un lugar a donde pueden acudir”.

Las Guardianas se van a encargar de vigilar el parque y a separar el plástico del entorno donde viven para rescatar la basura y así contribuir al bienestar e incrementar la calidad de vida de los habitantes de la colonia.

Próximamente Costa Salvaje les impartirá talleres de reciclaje para que aprendan a ganar recursos de ese trabajo.

También se creo un Comité Ciudadano de Seguridad Pública que sesionará en el parque y recibirá capacitaciones sobre la prevención del delito.


COSTASALVAJE también está trabajando en inspirar a los tijuanenses a cambiar sus patrones de consumo de plásticos en general, con la campaña #Bajalealplastico.

COSTASALVAJE es un equipo internacional que conserva ecosistemas costeros y marinos y enfrenta el cambio climático con soluciones naturales.