Colaboran constructores en mejoras del entorno urbano de Tijuana

*Afiliados de la CMIC aportaron maquinaria y personal para la limpieza de basureros clandestinos.

187

Como parte de su responsabilidad social, afiliados a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) participaron en la jornada «Un día por Tijuana», en la que se limpiaron más de 5 kilómetros del bulevar Alberto Limón Padilla.

Así lo informó el Ing. Jesús Rincón Vargas, presidente de la CMIC, delegación Tijuana, Tecate y Rosarito, luego de encabezar la participación del organismo empresarial en estas jornadas que realiza el Ayuntamiento de Tijuana, cada mes, a través de la Dirección de Servicios Públicos.

«En esta ocasión el Ayuntamiento convocó a una jornada de limpieza y recolección de basura en la zona oeste del bulevar Alberto Limón Padilla, en un total de 5.2 kilómetros», indicó el dirigente.

En este tramo de la vialidad, dijo, se llevaron a cabo acciones de limpia de escombro, maleza y de un tiradero clandestino, con el objetivo de mejorar el entorno urbano de la ciudad.

Para ello, apuntó Rincón Vargas, la CMIC aportó 13 camiones de volteo y tres retroexcavadoras, donde además de la participación de los afiliados y el personal de diversas dependencias, también participaron grupos de vecinos.

«Esta es una vialidad muy importante porque es la entrada a Tijuana llegando de Tecate y Mexicali, por lo que sí hacía falta una buena limpia, y es parte de las acciones que hacemos en beneficio de nuestra ciudad», aseguró el presidente de la CMIC.

Y es que el organismo empresarial participa cada mes con estas jornadas denominadas «Un día por Tijuana», donde los afiliados contribuyen con maquinaria, personal o recurso económico, toda vez que es parte de su responsabilidad social como empresarios.

«Muy probablemente en diciembre hagamos algo parecido, porque nosotros seguimos dispuestos a seguir colaborando y no me canso de decirlo, cuando la sociedad civil y el gobierno se organizan, juntos podemos hacer cosas extraordinarias», concluyó.