Recomendaciones de CNDH, muy inferiores a denuncias recibidas

Sus cifras contrastan con la crisis de DH en el país

0
101

Ciudad de México | Cimac


El número de recomendaciones que publica la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) es sustancialmente menor que el número de denuncias que recibe por violaciones de Derechos Humanos (DH), apenas el 0.8 por ciento.

Así lo determinó la Alianza Global de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (GANHRI, por sus siglas en inglés) en un informe que presentó en marzo pasado en Ginebra, Suiza, y donde recomendó a la CNDH examinar que su método de trabajo no impida abordar violaciones sistemáticas de los DH.

El Subcomité de Acreditación de la GANHRI, encargado de evaluar estos organismos, reconoció que hay razones para publicar menos recomendaciones de las que quejas que recibe, entre otros el alto porcentaje de denuncias que se resuelven mediante un proceso de conciliación.

Esta evaluación consideró la información enviada por la organización mexicana Efecto Útil que en 2016 realizó un informe sobre el funcionamiento de la CNDH, donde señaló que de 2004 a 2015 el organismo recibió 83 mil 418 quejas, de las cuales 649 terminaron en una recomendación, es decir, el 0.8 por ciento.

El análisis de la organización Efecto Útil indica que en 46 por ciento de los casos la CNDH no encontró que hubiera violaciones de DH; en 33.5 por ciento hubo conciliación durante el trámite y en 12.4 por ciento determinó que no existía materia.

Efecto Útil destacó que estas cifras contrastan con las observaciones de organismos internacionales y de Naciones Unidas que han señalado su preocupación por la falta de una respuesta institucional apropiada frente a la crisis de DH en el país.

Además señaló el Subcomité que la actuación de la CNDH tiene un efecto negativo para las víctimas de violaciones de DH porque la falta de investigación adecuada de una queja impide demostrar la responsabilidad del Estado y como consecuencia la obligación de reparar el daño.

El Subcomité también apuntó que la CNDH debe dar seguimiento a las recomendaciones de los informes que realiza y difundir información detallada sobre las medidas que adoptaron o no las autoridades públicas para aplicar recomendaciones o decisiones específicas.

Recordó además que el deber de los organismos de DH es vigilar, investigar y dar cuenta de la situación de los DH en el país; realizar actividades de seguimiento rigurosas y sistemáticas, para promover la aplicación de sus recomendaciones y conclusiones, y la protección de las personas a las que se han vulnerado sus derechos.

Hasta la fecha, critica el Subcomité, tampoco hay una reforma legislativa que formalice el papel que desempeña la CNDH como mecanismo nacional de prevención de la tortura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.