Reclaman antorchistas justicia con marcha del silencio en Tijuana

Las decenas de los protagonistas de la salvaje agresión, aseguran, no admiten olvidos ni complicidades oficiales para los vándalos

0
250

Tijuana-BC | AC


La tarde de este lunes, el silencio se convirtió en un grito estentóreo frente al imponente monumento a Cuauhtémoc. Con pancartas, en orden y con paso firme hasta el Centro Cultural de Tijuana, al menos 600 antorchistas exigieron que las autoridades castiguen a quienes destruyeron sus viviendas, hirieron a decenas y asesinaron al padre de familia José Corrales Almejo.

El imponente monumento en honor al gobernante mexica eclipsó con el dolor de los hermanos, amigos y compañeros del joven José Corrales Almejo, de 25 años, padre de familia que perdió la vida al ser herido de bala durante la agresión de un grupo de vándalos la madrugada del sábado.

Dedicado a las actividades de albañilería, José, era un hombre de trabajo. Uno de los miles de hombres que no admitían renunciar y doblegarse a la pobreza que corroe la franja fronteriza de nuestro país, sueño que compartía junto con al menos 200 familias del ejido Ojo de Agua.

Las calles de Tijuana vieron pasar este contingente de hombres y mujeres, un contingente incólume de una de los actos de violencia más brutales de los últimos años, registrado en uno de los asentamientos más pobres de la urbede la delegación Presa Este.

Con lesiones en los brazos, aún con su dolor a cuestas, levantaban a lo alto las fotografías de los trágicos momentos en que se consumió una vida humana, innumerables daños materiales, vehículos calcinados y un estela de devastación contra los que nada tenían, apenas un pedazo de Tijuana en sus pobrísimos hogares, en el polígono 6 del ejido. Solo faltaron a la muda protesta los que realizan guardia en lo que queda de sus hogares demolidos.

La marcha avanzó sin arengas, ni consignas, pero exigió al gobierno de Baja California castigo por la violencia y la brutalidad que dejó sin voz a 600 tijuanenses. La firme determinación en exigir castigo para los responsables, materiales e intelectuales, de la infausta madrugada del 29 de abril, enmudeció también al monolito de piedra volcánica de Ave. Cuauhtémoc y Ave. Paseo de Los Héroes.

Las decenas de los protagonistas de la salvaje agresión, aseguran, no admiten olvidos ni complicidades oficiales para los vándalos que, drogados y alcoholizados, arremetieron con maquinaria pesada y armas blancas y de fuego el patrimonio de más de 200 familias de la colonia Unión Antorchista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.