“Los Estados tienen que tomar todas las medidas necesarias para garantizar la plena protección de los derechos humanos de los migrantes que viajan en caravanas”, afirmó este martes un grupo* de expertos de las Naciones Unidas en derechos humanos, quienes recordaron que esas personas enfrentan graves amenazas a sus vidas, su libertad y su seguridad.

Los especialistas de la ONU han expresado su preocupación a través de una serie de cartas remitidas a los gobiernos de Guatemala, Honduras, México y Estados Unidos, pidiéndoles que respeten el derecho internacional.

“Esas caravanas no serán las últimas a menos que la situación de la que huyen los migrantes, muchos de ellos de escenarios de violaciones extremas de los derechos humanos, mejore considerablemente”, advirtieron los expertos.

Añadieron que los gobiernos deben colaborar conjuntamente para tratar fenómenos como la desigualdad, la pobreza, la exclusión social o la violencia, entre otros factores que impulsan la migración en América Central, en vez de “alimentar las tensiones con discursos de odio y amenazas”.

 La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos cifra entre 12.000 y 14.000 el número de migrantes centroamericanos que cruzaron las fronteras de Guatemala y México en ruta hacia Estados Unidos. Los grupos más numerosos proceden de Honduras, seguidos por otros migrantes de Guatemala, Nicaragua y El Salvador.

La respuesta de EE. UU. es contraria al derecho internacional

Los expertos también manifestaron su preocupación “por el lenguaje y las prácticas racistas y xenófobas utilizadas por las autoridades estadounidenses que son contrarias a las normas internacionales de igualdad y no discriminación de los derechos humanos”.

Consideran que la respuesta estadounidense viola el derecho internacional y además estigmatiza a los migrantes y refugiados al compararlos con los delincuentes y las epidemias.

“Es motivo de especial preocupación que esa retórica sea expresada por autoridades de alto nivel, lo que conduce a la escalada y normalización del discurso al odio, la incitación al odio y la discriminación en la esfera política y pública”.

Asimismo, manifestaron su “profunda preocupación” por el envío de tropas a la frontera de Estados Unidos con México ya que consideran que estas fuerzas no están capacitadas para ejercer este tipo de tareas.

Destacaron además los cuantiosos riesgos a los que se enfrentan los migrantes y refugiados durante su travesía.

En sus misivas a los gobiernos, los relatores recordaron que las fuerzas militares en las fronteras ante la llegada de caravanas han de actuar “conforme a los principios internacionalmente reconocidos de necesidad, proporcionalidad y racionalidad”.


*Los expertos de la ONU son : Seong-Phil Hong, presidente-relator del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria;  Obiora C. Okafor, experto independiente sobre los derechos humanos y la solidaridad internacional; Dainius Puras, relator especial sobre el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental; Leilani Farha, relatora especial sobre una vivienda adecuada como elemento integrante del derecho a un nivel de vida adecuado;  Michel Forst, relator especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos; Felipe González Morales, relator especial sobre los derechos humanos de los migrantes;  Tendayi Achiume, relator especial sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia; Nils Melzer, relator especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes; Maria Grazia Giammarinaro, relatora especial sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños; Ivana Radačić, p*esidenta del Grupo de Trabajo sobre la cuestión de la discriminación contra la mujer en la legislación y en la práctica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here