Brote xenófobo en redes sociales mexicanas por caravana migrante

El autor es periodista, escritor, analista y director de homozapping.com.mx

0
58

Con argumentos casi calcados del movimiento xenófobo y antimexicano de los simpatizantes de Donald Trump en Estados Unidos, cientos de usuarios de las redes sociales de Twitter y de Facebook en México se lanzaron entre el viernes 19 y el sábado 20 de octubre a condenar a los integrantes de la Caravana Migrante que ingresaron a territorio chiapaneco.

Apenas se divulgaron en redes sociales y en la televisión los primeros videos del salto de la barda fronteriza de cientos de jóvenes centroamericanos, los usuarios reales y los bots (cuentas automatizadas con menos de 50 seguidores) y trolles (dedicados a provocar utilizando las tendencias más mencionadas) inundaron con expresiones como: “Criminales”, “violentos”, “entraron ilegalmente”, “es un problema de Honduras”, “escorias”,  “egoístas”, “vienen a secuestrar, a matar y a dañar”, “van a quitar empleos”, “llévatelos a tu casa” ante cada intento de expresar solidaridad.

Bajo el hashtag #CaravanaMigrante, que se volvió la principal tendencia en Twitter con 75 mil tuits, cientos de usuarios, reales y ficticios, expresaron sus fobias y su odio ante las expresiones de solidaridad de varias cuentas representativas.

El monitoreo de este brote de odio en Twitter indicó que se generó una “burbuja de odio” que, convenientemente, aisló el interés del mensaje del primer mandatario Enrique Peña Nieto para justificar el uso de la Policía Federal y reforzó la idea de que México puede ser el “muro” de Estados Unidos en la frontera sur de nuestro territorio.

Cualquier intento de empatía o testimonio a favor de la migración fue atacado por cientos de tuits. Por ejemplo, el diputado independiente de Jalisco, Pedro Kumamoto, descendiente de migrantes japoneses, redactó en su cuenta de Twitter:

“Mi bisabuelo llegó a este país, con nada más que ganas de alimentar sus sueños y su panza. Desde él aprendimos que ningún ser humano es ilegal. Que México sepa escuchar esta delicada situación humanitaria y nos solidaricemos”.

Y así le respondieron algunos de sus seguidores:

-“Nadie es ilegal, pero debemos respetar las reglas que nos rigen…”

-“Entrar de indocumentado a un país no es un derecho humano ni se encuentra establecido en ningún tratado”.

-“Cuando tu bisabuelo llegó no existía tanta población, existía lugar disponible para vivir y recursos”.

-“Casi lloro. ¿Por qué no comienzas hospedando a un familiar en tu casa?”.

El periodista y documentalista Epigmenio Ibarra lanzó un mensaje en su cuenta para cuestionar este brote de odio: “me duele, me indigna, me subleva la xenofobia de los que piensan como si fueran red necks norteamericanos. Revictimizan a los migrantes centroamericanos. Los llaman delincuentes. Dicen que ponen en peligro sus empleos. Hablan como Trump”.

Decenas de bots, activados desde algún call center también respondieron a la crítica de Ibarra con expresiones como “no es xenofobia, es precaución, con orden y buen registro de la cantidad de personas que ingresen no me importaría” (@AmlieKing2); “debería mejor indignarte que sus países no los apoyan ni les dan oportunidades, esto no es más que utilizar a México como pasadizo” (@charlss_jorge); “con todo respeto, Señor Ibarra, no se trata de xenofobia o racismo… es simple sentido común, nuestro país NO está en condiciones de albergar a esta cantidad de gente”.

El activista y defensor de derechos humanos Jesús Robles Maloof destacó que al menos 76 veces le replicaron seguidores falsos y verdaderos con esta pregunta: “¿Dejaría usted entrar a su casa a la caravana?”. Consideró como “interesante” que casi el 40 por ciento de los mexicanos en la encuesta de ENADIS declaró que no le rentaría un cuarto a un migrante.

Mensajes de odio sincronizados

El Observatorio de Redes y Derechos Digitales destacó a Proceso que “al menos medio millar de cuentas de trolls que tradicionalmente ‘se montan’ en tendencias para realizar ataques de odio, participaron este viernes dentro de #CaravanaMigrante difundiendo ataques y opiniones racistas y xenófobas a los migrantes, simulando que se trataba de expresiones espontáneas”.

Consultados en la noche de esta oleada de mensajes, el Observatorio indicó que algunos mensajes de estos trolls eran llamados explícitos al uso de la fuerza pública, justo cuando elementos de la Policía Federal, al mando del comisionado Manelich Castilla, dispersaron con gases lacrimógenos a los migrantes. Por ejemplo: “Es momento e enviar a las Fuerzas Armadas a la frontera con Guatemala para detener a esa parvada de changos hondunegros” (@ElTelible).

El mismo Observatorio destacó que el titular informativo de UNOTV, el sistema de mensajes por telefonía móvil de Telcel, desató una serie de expresiones de odio. Al reportar el ingreso de los centroamericanos, tituló “A la fuerza, migrantes entran a México; así rompieron la cerca”.

La virulencia antinmigrante coincidió también con el cambio de discurso del Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, y del encuentro entre el canciller Luis Videgaray y el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo.

Navarrete Prida primero se comprometió a que no se recurriría a la violencia contra los integrantes de la Caravana Migrante y después pidió “regresar al diálogo, luego de haber provocado caos al romper la valla que divide al país con Guatemala”.

Otros personajes públicos como el ex Oficial Mayor de la CNDH, Mauricio Farah, tuiteó que “ante la Caravana Migrante, si el gobierno mexicano no tiene una política distinta a la limitada y unilateral contención y expulsión, mínimamente debe garantizar la dignidad, integridad física y psicológica de ellos. Y la CNDH debe dictar medidas cautelares”.

En su cuenta oficial de Twitter, la CNDH no se pronunció en contra de las expresiones racistas contra los migrantes centroamericanos, mucho menos la Comisión Nacional para la Prevención y Erradicación de la Discriminación (Conapred).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here