Propuestas a candidatos y partidos políticos

El autor es analista político

0
408

Ciudad de México | Manuel Guerrero |


ISAIAS PLASCENCIA

DIRECTOR DE CIUDAD TIJUANA

PRESENTE  

Sr. Director. Le solicito atentamente, la publicación en el  medio que usted dirige, de las diferentes propuestas que se persigue colocar a la consideración de los Candidatos Presidenciales, de los Partidos Políticos y de la Sociedad en su conjunto, las cuales son producto de experiencias personales y de un responsable análisis que tiene por objeto aportar ideas concretas,  para generar un cambio disruptivo y trascendental  en la vida política y el estado de derecho de este país.


Es importante iniciar este texto, abordando la notoriamente parcial e ilegal resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, de validar la candidatura Presidencial del C. Jaime Rodríguez Calderón -El Bronco-, la cual  representa una más, de las contundentes pruebas y señales, de que el próximo proceso electoral será la máxima elección de Estado que se haya efectuado en décadas en este país, por tanto, salvo una errónea apreciación del suscrito, solo ciudadanos con una inmensa inocencia política, podrán suponer que habrá legalidad electoral y, asimismo, que los árbitros electorales tengan verdadera intención de respetar el voto de los mexicanos en la próxima elección presidencial. Luego entonces, si un ciudadano común como el que esto escribe, percibe con facilidad las monumentales señales de ilegalidad, que ya son tangibles en múltiples acciones de las autoridades Federales. Nadie en su sano juicio o después de analizar el problema sin fanatismos ni falsas esperanzas, podrá creer que los candidatos punteros  de Morena y del PAN y PRD, Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortés, respectivamente, no perciban u omitan reconocer, que están jugando a ser vencidos en una contienda electoral, en donde los árbitros han dado muestras de notoria parcialidad y, pudiese presumirse, que la iniquidad  y el abuso de poder aumentaran de forma exponencial, para generar  e imponer una elección de Estado.

Por lo tanto, al aceptar los nombrados candidatos, competir en notoria desigualdad jurídica y electoral, sin ocuparse en sanear verdaderamente las reglas y el funcionamiento de las instituciones electorales antes de la elección. Repito, antes de la elección, con acciones contundentes e inmediatas en la que intervengan para ello los Senadores, Diputados y Gobernantes en activo de los Partidos Políticos que los postularon; Ello da pie para presumir, que son sabedores pasivos  del desaseo y de la parcialidad que ya se ha materializado en diferentes actuaciones de las instituciones electorales y judiciales (LAS RECIENTES ELECIÓNES DE LOS ESTADOS DE MÉXICO Y COAHUILA, LA DENUNCIA DEL GOBERNADOR DE CHIHUAHUA ACERCA DEL DESVIÓ DE FONDOS PARA CAMPAÑAS POLITICAS DEL PRI, LA ESTAFA MAESTRA, ETCÉTERA), las cuales muy probablemente irán aumentando en ilegalidad y abuso de poder.

Por las razones expuestas, es un buen momento para que los Candidatos Presidenciales Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortés de MORENA, PT y PES,  así como del PAN, PRD y MC, respectivamente, de forma conjunta o particular, prueben que sus propuestas en contra del máximo y primer problema de este país (EL PACTO DE IMPUNIDAD DE LA CLASE POLÍTICA), son viables  y tangibles, efectuando acciones inmediatas que le den certeza a la sociedad, de que ha iniciado el desmantelamiento del pacto de impunidad; Por lo antes expuesto, se colocan a la consideración de los candidatos Presidenciales y sus respectivos Partidos Políticos, así como de académicos, politólogos, periodistas y sociedad en su conjunto, las siguientes propuestas:

1.- La formación de un Tribunal Electoral ciudadano nacional e internacional, que se avoque al estudio, valoración y explicación del proceso electoral a la sociedad, por todos los medios posibles; que cuente con una  división jurídica  y  de investigación, que tenga como una de sus funciones el dar a conocer a los candidatos Presidenciales, Partidos Políticos y Opinión Pública, de forma permanente y actual, las irregularidades comprobadas, para que los afectados inicien las acciones correspondientes.

2.- La formación de un Consejo de la Judicatura ciudadano nacional e internacional, que se avoque al estudio, valoración y explicación de los procesos jurídicos importantes para el país, que cuente con una  división jurídica  y  de investigación, que tenga como una de sus funciones el dar a conocer a los candidatos Presidenciales, Partidos Políticos y Opinión Pública, de forma permanente y actual, las irregularidades jurídicas que afecten a la nación, con el objeto de crear una nueva percepción y conciencia jurídica en la sociedad.

3.- La creación por parte de los Diputados y Senadores de los Partidos opuestos al Partido Oficial, de una comisión ciudadana de comunicación, autónoma y plural, cuya función sea crear las condiciones, normas e infraestructura,  que permita que la ciudadanía pueda exponer de forma respetuosa sus propuestas y opiniones en los todos los medios de comunicación. Lo anterior en razón de que la ciudadanía en la actualidad, como invitada de piedra, se ve obligada a ver y a oír a los mismos personajes políticos, conductores y comentaristas políticos, sin tener oportunidad de mejorar opiniones y propuestas, sin poder señalar los errores y comentarios parciales que exprese clase política y empresarial, las cuales tienen acceso permanente a los medios de comunicación. De los cuales incluso son dueños.

Es importante mencionar que gran parte de medios de comunicación, dan espacio a sus lectores para manifestar sus opiniones, sin embargo, esos espacios los dan de manera selectiva, muy reducidos y de forma que podría verse como asistencial o de beneficencia. Por tanto, para lograr el derecho de la sociedad a manifestarse de forma digna, suficiente y segura en los medios de comunicación. La Cámara de Diputados deberá crear la nombrada Comisión autónoma y asignar el presupuesto necesario para ser distribuido a los medios de comunicación, por ley, para que estos den espacios dignos a la sociedad para expresarse y, a su vez dicho presupuesto, estimule la pluralidad y participación de la sociedad en el medio de comunicación.

Por lo que respecta a todos los Partidos Políticos, Candidatos Presidenciales, Politólogos, Académicos, Organizaciones no Gubernamentales y Sociedad Mexicana en su conjunto, se solicita que consideren las propuestas que se presentan de forma posterior a este párrafo, las cuales  de materializarse, representan una gran oportunidad de oxigenar la vida democrática y el estado de derecho de este país, por conducto de disruptivas y necesarias transformaciones que se requieren al interior de los Partidos Políticos;  para que les sea posible recuperar  la credibilidad que en estos momentos no tienen ante gran parte de la sociedad.

PROPUESTAS PARA SER CONSIDERADAS POR LOS PARTIDOS POLÍTICOS NACIONALES Y LOCALES, CANDIDATOS PRESIDENCIALES Y SOCIEDAD EN SU CONJUNTO:

I.- Reconocimiento e inclusión en los Estatutos de los Partidos Políticos, del derecho de sus militantes a competir por oposición a cualquier cargo de representación popular, así como a todo tipo de cargos en todos los niveles de la administración pública de los gobiernos a los que hayan accedido por el voto de la ciudadanía. De igual forma, poder competir a los cargos que conforman los Comités Ejecutivos y Consejos Nacionales de los Partidos Políticos, así como en  los correspondientes Comités Ejecutivos y Consejos Estatales de dichos Partidos; El mencionado derecho de competir por oposición debería ser por auto propuesta  o propuesta de terceros: Sin más limitaciones o requisitos para sus militantes, que:

A.- Su  capacidad,  valor  ciudadano,  nacionalismo,  intachable honradez y decidida actitud de servicio a la sociedad. Así como también, su probada congruencia en su vida personal y profesional.

B.-  Su demostrada militancia y probada lealtad a las decisiones honestas de los Partidos Políticos.

C.- Su probada lealtad y actitud crítica positiva a los principios y programas  de los Partidos Políticos.

D.- Su  indiscutible  respeto  y  tolerancia  a  sus  adversarios políticos e ideologías contrarias. Así como a los Militantes de otros Partidos Políticos.

II.- Creación de profesionales  y permanentes Institutos de Formación Política en los Partidos Políticos a nivel nacional, estatal y municipal. Los cuales den NACIMIENTO A UNA URGENTE NUEVA CLASE POLÍTICA, de donde emanen los cuadros para ocupar los diferentes cargos de Representación Popular, así como también, el personal del aparato Legislativo y de la Administración Pública de los gobiernos a que lleguen por el voto popular, los diferentes Partidos Políticos.

Los propuestos Institutos de Formación Política, pretenden garantizar  que cuando los diferentes Partidos conquisten cualquier instancia de poder a través del voto de sus simpatizantes y militantes; El personal que labore en las estructuras Legislativas y Administrativas de los gobiernos que se formen, podrá ser aportado a través de egresados de dichos Institutos. Lo anterior permitirá a los Partidos Políticos,  ir creando experimentados cuadros Políticos que garanticen a la sociedad votante, que cuando el Partido conquiste el Poder por la vía electoral, sus cuadros serán una importante garantía para que sus principios y programas se vean consolidados en las acciones legislativas y de gobierno que emprendan  sus legisladores y funcionarios públicos.

La capacitación de la actual y futura clase política de los Partidos Políticos, se propone se imparta a través de programas profesionalmente elaborados y avalados por distinguidos personajes nacionales y extranjeros, a los cuales la sociedad los reconozca por su honestidad, imparcialidad, capacidad de análisis, verdadera actitud democrática, así como por su demostrada congruencia personal y profesional.

En lo que respecta al cuerpo docente y de investigación de los nombrados Institutos, se propone que esté constituido por distinguidos académicos, experimentados funcionarios públicos, honestos líderes sociales  y  notables técnicos y científicos, los cuales colaboren en la elaboración de los programas de estudio, así como también, en la formulación e implementación  de las normas y procedimientos para la selección de los candidatos a legisladores, funcionarios públicos y personal administrativo.

Se propone también, que los programas de estudio deban  tener como condición ineludible, enseñanzas con un verdadero concepto de servicio a la sociedad, las cuales identifiquen y comprometan al militante con su comunidad, municipio, estado y nación.

Con el propuesto derecho de los militantes a competir por oposición por los cargos legislativos y gubernamentales, así como también, con los  Institutos de Formación Política, se evitara de forma gradual y efectiva, el secuestro de los Partidos Políticos por parte de mafias cupulares, de “distinguidos”  recomendados, de parejas sentimentales, de codiciosas corrientes, etcétera. Asimismo, se evitara que solo unas cuantas perversas familias y camarillas controlen y se perpetúen de manera interna en la casi totalidad de los cargos de la Estructura de los Partidos Políticos y, de igual forma, en todo tipo de cargos de representación popular y de la Administración Pública de los gobiernos que encabecen los diferentes Partidos.

III.- Creación en los Estatutos de los Partidos Políticos, de Comités Nacionales de Fiscalización y Quejas,  de la Función  Pública  y  Legislativa. Así como de sus complementos como son el Marco Jurídico, Normas Éticas, Instalaciones y procedimientos de selección de Personal Ejecutivo y Administrativo que lleve a cabo el funcionamiento del referido Comité.

LOS COMITÉS  NACIONALES  DE FISCALIZACIÓN Y QUEJAS DE LA FUNCIÓN PÚBLICA  Y  LEGISLATIVA. Se proponen  como Organismos Autónomos de los Partidos Políticos. A donde sus militantes, dirigentes y ciudadanía pueden acudir a denunciar los actos irregulares cometidos, por gobernadores, senadores, diputados, funcionarios públicos, dirigentes y consejeros de los diferentes Partidos Políticos.

Las resoluciones de los Comités de Fiscalización deberán ser cumplidas o recurridas en la instancia correspondiente, por todo tipo de miembros de los Partidos Políticos: Comité Ejecutivo Nacional, Consejo Nacional, Diputados, Senadores, Gobernadores, Jefes de Gobierno, Secretarios de Gabinete, Procuradores, Así como por todo aquel Funcionario que tenga responsabilidades ejecutivas o administrativas  dentro de los Gobiernos conquistados por los diferentes Partidos Políticos.

IV.- LAS FUNCIONES QUE SE PROPONEN RESPECTO DE LOS COMITÉS NACIONALES DE FISCALIZACIÓN Y QUEJAS DE LA FUNCIÓN PÚBLICA  Y  LEGISLATIVA (U OTRO NOMBRE QUE LOS PARTIDOS DECIDAN), SON EN PRINCIPIO LAS SIGUIENTES:

A-. Normar y sancionar las malas acciones y actitudes de los gobernantes, funcionarios públicos y legisladores, de los gobiernos en donde los Partidos Políticos lleguen al Poder a través del voto de los ciudadanos.

B-. Ser la Instancia en donde los miembros de los Partidos Políticos, trabajadores, asesores de legisladores y gobernantes, puedan denunciar y esperar justicia pronta y expedita, respecto de irregularidades cometidas por miembros del Partido, no importando el nivel de su jerarquía. De igual forma lo podrán hacer los ciudadanos afectados por las acciones o actitudes irregulares o de abuso de poder de malos gobernantes, funcionarios públicos o legisladores, que en el desempeño de sus actividades:

B-1.- Se comporten de manera corrupta o arbitraria con los trabajadores o ciudadanos que por razones de trabajo o de algún tipo de trámite, tengan que interactuar con los citados legisladores, gobernantes o funcionarios públicos.

B-2.- Traiciones en sus acciones y actitudes los Principios y Programas de los Partidos Políticos.

B.– Obtengan un puesto público o una candidatura en ausencia de militancia partidista, de meritos políticos o ciudadanos,  así como por compadrazgo, complicidad, nepotismo o relaciones sentimentales.

C-. Efectuar de manera recurrente los estudios correspondientes para detectar todas las formas de corrupción y tráfico de influencias en que puedan caer los gobernantes, legisladores o funcionarios públicos de los Partidos Políticos. De igual forma el los Comités de Fiscalización, además de sancionar los actos inmorales, recomendará mecanismos y sanciones a las diferentes instancias del partido y aún del gobierno, para frenar en lo más posible el despotismo, corrupción e impunidad de los malos gobernantes, legisladores y funcionarios del Partido Político.

C O N C L U S I O N E S

Es importante que los Partidos Políticos, consideren seriamente que para disminuir el gran descrédito que tienen en un enorme sector de la ciudadanía, deben de tomar urgentes medidas, al tamaño de la descomposición que se observa en gran parte de sus miembros, legisladores, gobernantes y funcionarios públicos.

De entre las urgentes reformas que deben implementar los Partidos Políticos para impedir la Deshonestidad, Impunidad, Traición y Mediocridad Política de sus Dirigentes, Gobernantes y Legisladores. Destaca el implantar precisas Normas Estatuarias que frenen y castiguen de manera pronta y expedita todo acto inmoral cometido por todos los miembros de los Partidos Políticos. No importando la jerarquía que tengan a nivel partidista, legislativo o gubernamental.

Es trascendental acentuar que con la implementación de las reformas estatutarias que se proponen a los Partidos Políticos. Se podrán disminuir en gran medida en el corto y mediano plazo, las siguientes irregularidades:

1.- El Control de  los Partidos y sus Órganos Jurisdiccionales por parte de algunos grupos o corrientes que a manera de trapecistas, han saltado de un cargo a otro desde los inicios de los Partidos, impidiendo el surgimiento de una clase política nueva y sana a la altura de la poderosa clase política corrupta que hoy domina los Partidos Políticos.

2.-  El muy cuestionable sistema de selección de Dirigentes partidistas que luego son candidatos y finalmente malos Legisladores y Gobernantes, por falta de mecanismos de selección confiables, que privilegien la ética, la honestidad  y la congruencia como requisitos ineludibles para aspirar a una candidatura.

3.- La recurrente entrega de candidaturas y cargos públicos importantes a candidatos y personajes sin el menor merito y actividad partidista. Candidatos que una vez que triunfan y hacen Gobierno, soslayan los Principios y Programas de los Partidos que los llevaron al poder, así como también, causan descréditos irreversibles del Partido en la sociedad.

4.- La indebida y perversa  desvinculación del Partido con sus Principios, su Programa  y  la sociedad que dice representar. La cual propicia entre otros variados aspectos de manera importante lo siguiente:

4.1.- Acciones de Gobierno y Legislativas insensibles a los graves problemas que la sociedad padece y, por supuesto, ajenas a los Principios y Programas de los propios Partidos Políticos,

4.2.- Negociaciones secretas ajenas a los intereses de la Nación.

4.3.- Funcionarios Públicos corruptos entreguitas e insensibles, que luego que toman el Poder se convierten en verdugos de la clase pobre de este País  y  represores de la clase Burocrática en la cual se apoyan para supuestamente gobernar.

4.4.- Nepotismo Insultante e innumerables vicios que hacen perder la credibilidad de la Militancia y la Sociedad en los propios Partidos Políticos.

Toda la impunidad y degradación que se cita en los anteriores párrafos ha sucedido y seguirá existiendo, en tanto no existían en los Estatutos de los Partidos Políticos. Mecanismos y Organismos que garanticen plenamente la auto propuesta de sus miembros, su superación a través del estudio y formación política, así como el buen comportamiento de sus dirigentes, gobernantes y funcionarios públicos.

Por todo lo expuesto y, con fundamento en innumerables experiencias personales y una honestidad pública totalmente probada, se puede presumir con un alto grado de acierto,  que de materializarse las propuestas que contiene el presente texto, gran parte de los graves problemas que está padeciendo la sociedad en estos momentos, podría disminuir en un altísimo  porcentaje, en el corto y mediano plazo. Por lo que las propuestas que se han formulado, no tan solo son para que los nombrados candidatos presidenciales y los Partidos Políticos las consideren.

Dichas propuestas también van dirigidas a las militancias de los diferentes Partidos Políticos, así como a politólogos, académicos, organizaciones no gubernamentales, maestros, estudiantes, de comunicación y sociedad en su conjunto, para que de convencerles los argumentos las difundan masivamente y se las hagan llegar a candidatos y partidos políticos, antes del primer debate presidencial del 22 de abril de 2018, solicitándoles la correspondiente respuesta respecto de las mismas, en el nombrado debate. Respuestas que tendrán la obligación constitucional de atender debidamente, si dicha petición de respuesta  se fundamenta en la Garantía de Audiencia que tutela el Artículo 14 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Así como en el derecho de petición que garantiza el artículo 8° del Ordenamiento citado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here