Por la libertad de las mujeres y las niñas en Tijuana

La autora, Meritxell Calderón, es abogada, activista e integrante de la Red Feminista Interseccional contra la Violencia

0
102

Este Domingo 8 de marzo están programadas varias actividades para manifestar nuestro repudio al machismo y la misoginia sistemática arraigada en las instituciones, la cultura y el derecho. Queremos en varias voces gritar y señalar cuáles son las injusticias vividas por el hecho de ser mujeres.

Las compañeras de la Red Feminista Interseccional contra la Violencia que se organizan en Tijuana y otros municipios del Estado prepararon un pronunciamiento para el día de hoy que es importante compartir, y dice:

“Pronunciamiento de mujeres y colectivas feministas e interseccionales en torno al Día Internacional de la Mujer Trabajadora #8M, en la Frontera Noroeste de México

Somos la fuerza viva que llama desde la esquina norte de América Latina a dejar claro que es inaceptable la violencia misógina que se vive en nuestra región y en el mundo, que es momento de decir “hasta aquí llegaron” y gritar que “NOS QUEREMOS VIVAS, LIBRES Y FELICES”.

Este 8 de marzo marchamos y el 9 de marzo nos ponemos en huelga, paramos porque no nos están representando los gobiernos, las empresas, las iglesias, el sistema de justicia, las organizaciones de la sociedad civil, los partidos políticos ni los mismos poderes fácticos (delincuencia organizada, clase económica mundial del 1%).

Sabemos el origen de la que los gobiernos llaman “descomposición social”, es porque está compuesta de figuras que explotan y oprimen a quienes que convenientemente llaman “grupos vulnerados”, estas figuras son: el patriarcado, el capitalismo, el racismo, la xenofobia, la homotranslesbifobia, el clacismo y todas las discriminaciones que implican que en la realidad no todas ni todos somos iguales, que la igualdad es un invento legal que no hemos visto hacerse realidad.

Existe un pacto político de impunidad mafiosa que afecta gravemente a las mujeres y a las niñas en la frontera norte de México y en todo el país.

Por lo anterior exigimos:

1.-Gobierno: Poner un alto al pacto de impunidad y sancionar los feminicidios, la violencia contra las mujeres y las niñas en el ámbito sexual; generar verdaderas oportunidades para las mujeres migrantes y las mujeres jóvenes para no tener que trabajar en las redes de delincuencia organizada.

2.-Empresas: Poner un alto a la explotación de las mujeres en las fábricas y maquilas y las mujeres jornaleras. Implementar las normas mexicanas que generan herramientas de denuncia del hostigamiento y acoso sexual para las mujeres trabajadoras.

3.-Iglesias: Detener la violencia sexual contra mujeres y niñas y niños, así como, reparar el daño a las víctimas. Dejar de ser la mano que ayuda a la trata de personas a la delincuencia y de lavar el dinero que se produce de la venta de personas. Organizarse de manera igualitaria en sus estructuras eclesiásticas.

4.-Medios de comunicación: Dejar de difundir las imágenes de los cadáveres de mujeres y de niñas víctimas de feminicidios, contribuir con información verídica; sin tergiversaciones y sin culpar y responsabilizar a las víctimas de cualquier tipo de violencia. Hacer uso correcto de los conceptos: a los asesinatos de mujeres por violencia de género, llamarles: Feminicidios y evitar el uso de ‘homicidios’.

Mantenerse informadas/os/es de las movilizaciones y de las exigencias políticas y sociales de las mujeres; acercarse a las mismas mujeres organizadas para obtener esta información, no informarse por otros medios ni interpretarla de forma individual previo a sacar cualquier tipo de nota periodística, si lo que buscan es apoyar a las mujeres. Manejar el vocabulario correcto: incluyente, no discriminatorio ni re victimizante. Pedimos que todas las personas que trabajan en medios tengan perspectiva de género.

Delincuencia organizada: Sabemos que las mujeres ahora ocupan espacios de poder importantes, apelamos a ellas, para que detengan tantos abusos misóginos contra las mujeres y las niñas. Les pedimos nos ayuden a detener los feminicidios y tanta violencia sexual. Todas merecemos vivir dignamente.”

¡Nos organizamos con dignidad y empatía: nos queremos vivas, libres, felices!

Tijuana, Baja California a 8 de marzo de 2020

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here