Los frutos de una buena educación

2
694
  • La autora estudia la Licenciatura en Ciencias de la Educación en Universidad CIES

Tijuana-BC [Noviembre-11-2015] Yaritza Alonso

Yaritza Alonso
Yaritza Alonso

Una buena educación es aquella que con el paso del tiempo hace del individuo mejorar tanto en lo cotidiano como en lo educativo. Cuando existe una congruencia entre la vida diaria y lo académico se logra avanzar y llegar a la meta deseada que es ser una  persona con valores y profesionalismo.

Desde los primeros días de nacido y sus años por venir, el ser humano recibe un bombardeo de estímulos que al tiempo se convierten en un aprendizaje complejo, pues es arduo el lograr que asimile lo que sucede a su alrededor de un día a otro, más aún es el convencer cuándo y cómo realizar cosas tan básicas e indispensables como diferenciar el antes y después, así como el hacer sus necesidades fisiológicas.

 En los meses de vida iniciales la niña y el niño conocen solamente el dormir y comer como únicas necesidades biológicas, no les preocupa el exterior ya que no saben en lo que consiste. Así es hasta el año y medio cuando ya tienen capacidad para comprender razonamientos simples, comienzan a tomar una actitud independiente y es ahí donde los padres deben de reaccionar e inculcar la obediencia como valor primordial. (Lola García Amado, 2015).

El amor, la bondad, la tolerancia, el respeto, la honestidad y la justicia son pilares fundamentales que se obtienen en el hogar, sin embargo, no es así en todos, ya que también existen anti-valores los cuales podemos aprender en casa como las mentiras, los engaños, la vulgaridad, la rebeldía y la desobediencia. Los cuales son patrones que vienen siguiendo personas que durante su vida han aprendido solo eso.

En el ámbito escolar tenemos la ética y moral, adquirimos la preparación para formar nuestro futuro y profesionalismo. Los conocimientos que se obtienen son solo un objetivo de la educación, el principal es construir un buen ciudadano íntegro y académicamente preparado.

El resultado final será la gratificación de observar los logros que a través de los años hemos acumulado, gracias a los conocimientos y valores que adquirimos con amor y dedicación, para convertirnos en unos verdaderos profesionistas.

En resumen, encarar una carrera universitaria es un camino largo y lleno de obstáculos, solo aquellos que tengan mucha disposición podrán llegar hacia la cima del éxito.

2 Comentarios

  1. Excelente articulo, me gustaría que saber tu opinión respecto a la falta de educación y la relación que tiene con el desarrollo como persona útil en la sociedad ya que pues existen innumerables casos, en los cuales a pesar de una extensa educación son mas bien una carga en la sociedad.

    Gracias, sigue así!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here