Las dos Recomendaciones de la ONU sobre el Teletón

El autor es Licenciado en filosofía, con estudios de Maestría en filosofía de la cultura y la religión en la época contemporánea. Dedicado, desde hace casi 25 años a la promoción y defensa de la inclusión y el respeto a los derechos de las personas con discapacidad y el periodismo.

0
100

Desde el mes de octubre de 2014, el Comité de Expertos sobre Discapacidad de la ONU hizo 67 recomendaciones al Estado mexicano sobre la necesidad de aplicar efectivamente la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Dos de ellas, se refieren específicamente a la Fundación Teletón y las transcribo para evitar equívocos:

«17. Al Comité le preocupa que buena parte de los recursos para la rehabilitación de las personas con discapacidad del Estado parte sean objeto de administración en un ente privado como Teletón. Además, observa que dicha campaña promueve estereotipos de las personas con discapacidad como sujetos de caridad.

18. El Comité insta al Estado parte a establecer una distinción clara entre el carácter privado de las campañas Teletón y las obligaciones que el Estado debe acometer para la rehabilitación de las personas con discapacidad. Asimismo, le recomienda desarrollar programas de toma de conciencia sobre las personas con discapacidad como titulares de derechos».

Mi crítica hacia esta institución no se funda en un juicio sobre la calidad de los servicios de rehabilitación que brinda para la niñez con discapacidad; sin embargo, si se refiere a la obligación del Estado, de no destinar recursos que deben aplicarse para establecer y operar servicios de rehabilitación a través de la estructura de salud pública, para una entidad privada como Teletón. Me parece que es obligación, tanto de la fundación encabezada por Fernando Landeros como de los gobiernos estatales y federal, transparentar el monto de los recursos públicos que son entregados anualmente al sistema Teletón.

Tomo el ejemplo de Michoacán, donde desde hace años hay un convenio firmado con el gobierno estatal para entregar al Teleton, más de 10 veces el presupuesto destinado a la rehabilitación en el DIF de esa entidad cada año. Sin importar la «nobleza» de la misión institucional de un ente privado, los recursos del pueblo deben ser para el pueblo…

Sr. Fernando Landeros: Dos recomendaciones del Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad no son un rumor…

Asimismo, es injusto utilizar, de modo indigno y propagandístico la imagen de las personas con discapacidad para obtener dividendos. Ojalá que todos los recursos destinados a fomentar las donaciones a través de la televisión, se utilizaran en el desarrollo de una campaña orientada a la toma de conciencia que contribuya a la comprensión de la discapacidad desde una perspectiva que vaya más allá del abordaje médico y lastimero o triunfalista.

De otro modo, nunca lograremos entender que la discapacidad se origina en la interacción entre las deficiencias presentes en las personas con las barreras en la actitud y el entorno que limitan nuestra participación en igualdad de condiciones con las demás.

Una donación no es la «solución» porque la discapacidad no es un problema médico, sino social y de derechos.

Desafortunadamente hace falta mucho más que terapia para resolver el tema de la discapacidad: hay que transformar el entorno físico, social y sobre todo cultural, antes que centrarse absolutamente en las deficiencias y por si fuera poco, sólo en cierto tipo de ellas…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here