#3NDíadeMuertas, la iniciativa por detener el feminicidio

La columna rota | "No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a decirlo", Evelyn Beatrice Hall

0
109

Hace algunos meses, la inquietud de una joven mujer, que se percató que cerca de su oficina había sido asesinada una mujer en la Ciudad de México, la llevó a darse cuenta que el Feminicidio, estaba cerrando el círculo, preocupada lo comentó en su lugar de trabajo, además de expresar que deseaba hacer algo más que solo preocuparse, decidida lo planteo en su oficina, un Corporativo integrado por varias agencias de publicidad, fue entonces que nació la propuesta declarar un día exclusivo para recordar y exigir justicia por las mujeres y niñas víctimas de feminicidio en este país, un grupo de la sociedad civil preocupada que no esperó a que les asesinaran a alguien que aman, actuaron, ese fue el error, actuar antes de ser víctima.

Cuando Grey nos dio a conocer no solo a mí, a otras ONGs que se dedican al tema de la violencia contra la Mujer. La propuesta la hice extensiva al grupo de madres y familias que acompaño, algunas desde 2016, sobre qué les parecía la invitación. La voz fue una. Es justo.

La propuesta era abrazar el día de muertas, envueltos en el manto de estos días de muertos. Abrazando la tradición, no así proponiendo que el feminicidio lo sea. El punto principal es visualizar el cáncer terrible que adolece este país y que por más quimioterapias que quieren darle, (Alertas de Género) no funciona.

#3NDiadeMuertas. La magnitud de los feminicidios en México exige institucionalizar oficialmente y a nivel internacional un día para recordar a todas sus víctimas. Un día para llamar la atención del mundo en todos los niveles hasta lograr justicia, reparación y verdad para las víctimas. Ese es el objetivo principal, por lo que, como Voces de la Ausencia, nos sumamos y decidimos salir a las calles para que si no todas, algunas familias víctimas se vean, porque han sido olvidadas en la indiferencia de gobiernos, y por la sociedad civil.

No, no pretendemos que se normalice la violencia o los feminicidios,y mucho menos se acrecenté, tampoco estamos demeritando el termino ASESINADAS. Las cosas deben ser llamadas por su nombre si no, no existen, sabemos qué es un feminicidio, y lo hemos gritado una y otra vez, pero un Día de Muertas, en los días intocables para esta sociedad milenaria que se deja abrazar por el “Halloween”, alterando sus tradiciones, pero se asusta cuando un grupo de familias y la sociedad civil se unen a estas para exigir 3 de noviembre Día de Muertas, víctimas de feminicidio. Solo con la finalidad de que la comunidad Internacional, porque la nacional hace mucho se acostumbró al hecho, exija que se detenga esta barbarie.

Justicia, Verdad, Reparación. Es lo que cada una de estas familias necesita, evitar la repetición de los hechos, y ayudar a detener un poco esta pandemia. “Yo no quiero que una familia más vuelva a pasar por esto”, es lo primero que las familias me hacen saber cuándo deciden dar sus testimonios en diversos espacios.

Sabemos que a diario son asesinadas en este país mujeres y niñas, que muchos de esos casos ni siquiera se ven, (1660 Feminicidios, 430 homicidios de mujeres, en lo que llevamos de 2018, no son normales) solo algunos según la información de ese día son visibles en medios de comunicación, o del capricho de las redes sociales.

No pretendemos que se normalice la violencia feminicida, no llevamos 20 años exigiendo, llevamos dos años redactando cada semana una historia diferente de mujeres y niñas asesinadas, aproximadamente doscientas historias de vida de quienes no debieron ser asesinadas, doscientas familias con las que he hablado, que he abrazado y acompañado algunas se quedan, otras se han ido. No queremos que crezca, exigimos que se detenga, se visualicé, al solicitar este día como, el “Día Internacional de las Muertas, por Feminicidio”.

El 25 de noviembre, El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer o Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer, se conmemora anualmente para denunciar la violencia que se ejerce sobre las mujeres en todo el mundo y reclamar políticas en todos los países para su erradicación. La convocatoria fue iniciada por el movimiento feminista latinoamericano en 1981 en conmemoración a la fecha en la que fueron asesinadas, en 1960, las tres hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), en República Dominicana. En 1999 la jornada de reivindicación fue asumida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 54/134 el 17 de diciembre de 1999 invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales a convocar actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública sobre el problema de la violencia contra la mujer.

Respetamos ese día para unirnos a la exigencia de detener la violencia. Y no fue instaurado para normalizar este tipo de asesinatos, porque en aquel momento no existía la palabra. Feminicidio.

Hemos sido descalificadas, atacadas, desacreditadas por quien ha llevado la batuta del tema en todo el país con sus organismos que señalan la iniciativa como mero acto publicitario. En mi libro Ni Una Más, (Editorial Aguilar) detalló cual es mi experiencia frente a estos organismos. No es una campaña publicitaria, es la iniciativa de un grupo de personas que decidió actuar frente a lo innegable, que buscó quien abrazara esta iniciativa para evitar que se confundiera como algo meramente “publicitario” como lo han manejado. No es un capricho personal, es la decisión de una parte de esta sociedad que está harta y que ha decidido salir a abrazar a las familias que estoicas decidieron decirles NO, a las tradicionales fiestas, y de frente decidir que no solo deben poner las fotos de sus hijas dentro del altar familiar. Quieren un día para ellas, para que haya justicia y esto ya se detenga.

Desde el 30 de octubre, decenas, centenas, miles de familias han puesto sus altares, esperando a abrazar a sus muertos. A las mujeres víctimas de feminicidio también las colocan en ellas. ¿Por qué es tan indignante sacarlas de ese contexto? ¿Por qué NO, rescatarlas de esa invisibilidad? NO, no murieron. LAS ASESINARON. #3NDiadeMuertas.

Exigencia de verdad y justicia para las víctimas y sus familias, eso es lo que pretendemos. Al visualizarlos estamos demandando la sanción a cada uno de los asesinos, al visualizarlas sacándolas del contexto de lo tradicional (altares) estamos exigiendo un alto ya al verdadero monstruo de la mercadotecnia. La impunidad. Porque necesitamos que no se vuelva a repetir, pretendemos que se detenga la dantesca barbarie.

Conmemoramos sus vidas aquellas que he narrado en este espació semana a semana, y documentando las vidas arrancadas a diario en todo el territorio mexicano. Cuando inicié desde esta columna narrando sus historias de vida, lo hice con el objetivo principal de sacarlas de las notas rojas, mostrando sus sueños, sus planes de vida, siempre de la voz de las únicas que las conocieron sus familias porque yo jamás las conocí. Debemos detenernos, dejar de atacarnos unas a otras, evitar con descalificaciones criminalizar a quienes pensamos diferentes, ahí justo es dónde empezaremos a cambiar la historia de las mexicanas.

Nos quejamos constantemente de que pocas personas hacen algo por sumarse a la lucha para parar el feminicidio, y cuando lo hacen, entonces nos encabronamos por tener iniciativa. Que burda es la sociedad.


Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo. De una mujer víctima de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas y contar su historia. Voces de la Ausencia.

  1. Irinea Buendía Cortez
  2. -Adriana Romero Martínez
  3. -Rosalinda Silvia García Montero
  4. -José Luis Morales Serrano
  5. -José María Morales García
  6. -Heidi Ilayali Avalos Díaz
  7. -Fabiola Maribel Martínez García
  8. -Consuelo Salas
  9. -Wendy Verónica Vázquez Ramírez
  10. -María Eugenia Fuentes Nuñez
  11. -Clara Yañez Lopez
  12. -Elisa Colín Hernández.
  13. -Claudia Garibay Huitzacua
  14. – Celene Esquivel García
  15. – Blanca Delia Estrada Muñoz
  16. – Marina Concepción Medina Carrillo
  17. – Samuel Ramírez Fulgencio
  18. -Jesús Adrián Martínez García
  19. – Ligia Canto Lugo
  20. – Ana Paola García Jardón
  21. – Juana Gómez Sámano
  22. – Sacrisanta Mosso Rendon
  23. -Abigail Guadalupe Aguilar García
  24. -Lupita Rodríguez
  25. -Mirna Covarrubias Quintero
  26. – Consuelo Salas
  27. -Saira Valenzuela Brizuela
  28. -Luis Emilio Martínez Mendoza.
  29. -Joselyn Águilar
  30. -Erika Wendy Silva Dueñas
  31. – Nidia Martínez Humes
  32. – Yesenia Hernández
  33. – Elizabeth Ortega
  34. – Blanca Lucía Fernández León
  35. – Brenda Chávez
  36. -Julián García
  37. – Celia Hernández
  38. – José Manuel López Valencia
  39. – Jacobo Mora Herrera
  40. – Arturo Ibarra.
  41. -Dulce Cristela Carrera
  42. – María Auxilio Díaz
  43. – Mercedes González López
  44. – Evelia Pérez Audelio
  45. – Amparo Hernández
  46. – Mario García
  47. – Patricia Becerril
  48. – Marbella Méndez

@FridaGuerrera

fridaguerrera@gmail.com

Fuente: http://www.un.org/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here