Ginebra | ONU


Expertos de derechos humanos de la ONU pidieron a Irán que detenga la ejecución de Albolfazl Chezani Sharahi, quien fue condenado a muerte cuando tenía 15 años y está previsto a recibir la pena máxima este miércoles, a menos de dos semanas después del ahorcamiento de otro delincuente juvenil.

“Las autoridades iraníes deben detener inmediatamente la ejecución de este joven y anular la pena de muerte en su contra para ofrecerle un juicio justo en cumplimiento de sus obligaciones internacionales”, expresaron los expertos, quienes además afirmaron que la ejecución representa un incumplimiento flagrante de los derechos humanos.

Chezani Sharahi fue condenado a muerte en 2014 después de ser declarado culpable del asesinato por el apuñalamiento mortal de un hombre durante una pelea. Su abogado solicitó una apelación en 2015 que fue denegada bajo el argumento de que la comisión médica no evaluó su nivel de madurez junto con un psicólogo infantil.

En enero de 2016 el Comité de los Derechos del Niño instó a Irán a poner fin a la ejecución de niños y personas que cometieron un delito siendo menor de 18 años.

A pesar de esto, informes indican que hay al menos 89 delincuentes en el corredor de la muerte y el número podría ser mucho mayor.

El pasado 4 de enero, Amirhossein Pourjafar, un delincuente juvenil condenado a muerte a los 16 años, fue ejecutado a pesar de las múltiples intervenciones de expertos en derechos humanos. Al menos cuatro menores fueron ahorcados en Irán el año pasado.

Los expertos deploraron estos hechos en contravención de las normas internacionales e instaron al gobierno una vez más a poner fin a esta práctica.

*Los expertos Asma Jahangir, Relatora especial para los derechos humanos en Irán Agnes Callamard, Relatora Especial sobre Ejecuciones extrajudiciales, arbirtarias o sumarias; y  Renate Winter, presidente del Comité de los Derechos del Niño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here