El Secretario General de la ONU citó los informes científicos que advierten de la urgencia de limitar el aumento de la temperatura global, pidió metas más ambiciosas en cuanto a la mitigación del cambio climático y destacó la importancia de ver a la sociedad civil más allá de los gobiernos.

António Guterres afirmó este miércoles en un encuentro con la prensa que el mundo enfrenta una crisis de confianza en los gobiernos y las instituciones y subrayó la necesidad de que la comunidad internacional trabaje unida en favor de la globalización justa que se busca alcanzar con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Luego de anunciar su presencia en la reunión del G20 en Buenos Aires este viernes, exhortó a los líderes de esos países a impulsar la Agenda de Desarrollo 2030 teniendo en mente que el crecimiento no debe ocurrir a costa del bienestar de las próximas generaciones.

“Por el momento, nos dirigimos hacia un mundo de cataclismo e incertidumbre debido a la alteración del clima”, puntualizó.

El Secretario General se refirió a los estudios científicos que alertan sobre el poco tiempo que queda para limitar a 1,5º C el aumento de la temperatura del planeta para fin de siglo.

Mayor liderazgo

 “Hay quienes arguyen que no se puede combatir el cambio climático y tener una economía robusta. No estoy de acuerdo. De hecho, es justamente lo opuesto. Los costos sociales, económicos y ambientales del cambio climático dejan muy cortos los costos de actuar ahora”, dijo.

En este sentido, pugnó por un mayor liderazgo.

“Liderazgo es la capacidad de los líderes políticos de hacer que sus países tengan mayores ambiciones en cuanto a los objetivos relacionados con el cambio climático. Pero liderazgo es la capacidad de negociar. Es entender que el objetivo más importante es lograr acuerdos”, acotó.

Tras recordar que los daños por no actuar podrían sumar 21 billones de dólares para 2050, agregó que el cumplimento del Acuerdo de París podría salvar más de un millón de vidas cada año.

Guterres señaló que los países del G20 producen más del 75% de las emisiones de efecto invernadero y citó el compromiso de movilizar 100.000 millones de dólares al año para la lucha contra el cambio climático y el desarrollo a partir de 2020.

Aseveró que las soluciones al cambio climático representan oportunidades y que se cuenta con la tecnología necesaria para frenar el fenómeno. “Los negocios verdes son buenos negocios”, aseguró.

Por otra parte, instó a un diálogo amplio para evitar que las guerras comerciales impidan el crecimiento económico que hace falta para alcanzar los ODS y dar acceso a la gente a los beneficios del progreso.

Más allá de los gobiernos

Al responder una pregunta sobre la actitud negativa del gobierno estadounidense respecto al cambio climático, Guterres consideró que independientemente de las posiciones de los gobiernos, no sólo en el caso de Estados Unidos, existe una reacción de la sociedad civil, del sector empresarial y de las ciudades que pueden hacer posible que aún ese país cumpla con los compromisos del Acuerdo de París.

“Precisamos ver más allá de la acción de los gobiernos. Tenemos que ver el compromiso total de la sociedad civil, las ciudades, las diferentes regiones, la comunidad de negocios, y de todos los que integran la economía de un país”, enfatizó el Secretario General.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here