El ébola a un paso de ser una emergencia de salud pública internacional

Desde enero, ha habido 198 ataques a centros de salud y han asesinado a 7 trabajadores humanitarios

0
55
OMS / Lindsay Mackenzie El doctor Alhassane Toure vacuna contra el ébola a un trabajador de la salud en un centro de Mbandaka, República Democrática del Congo (16 de junio de 2018)

Con la llegada de la enfermedad a Goma, una ciudad de la República Democrática del Congo con un millón de personas próxima a Rwanda, la Organización Mundial de Salud revisará, por cuarta ocasión, la eventualidad de la declaración de emergencia. En cualquier caso, los expertos consideran el riesgo de su propagación muy alto, tanto dentro como fuera del país.

Con la llegada de la enfermedad a Goma, una ciudad de la República Democrática del Congo con un millón de personas próxima a Rwanda, la Organización Mundial de Salud revisará, por cuarta ocasión, la eventualidad de la declaración de emergencia. En cualquier caso, los expertos consideran el riesgo de su propagación muy alto, tanto dentro como fuera del país.

La Organización Mundial de la Salud ha informado este lunes de la aparición de un caso de ébola en Goma, la primera gran ciudad a la que se asoma este décimo brote de ébola en la República Democrática del Congo.

El caso podría ser un grave punto de inflexión del brote de la enfermedad ya que el riesgo de propagación es muy alto, tanto dentro como fuera de país, ha asegurado el director de la Organización.

Tedros Adhanom Gebreyesus, destacó durante una reunión de alto nivel sobre el tema, que el avance del virus puede contenerse para siempre, pero solo si se mejoran los sistemas de salud y se aborda la inseguridad y la inestabilidad en el país.

“Desde enero, ha habido 198 ataques a centros de salud y han asesinado a 7 trabajadores humanitarios. Cada ataque nos retrasa para vacunar, cada ataque le da al ébola una oportunidad para multiplicarse”, dijo Tedros.

El fin de semana pasado dos trabajadores sanitarios que hacían parte de la respuesta contra la enfermedad fueron asesinados a tiros dentro de sus propias casas. 

“Necesitamos el apoyo político de todas las partes y de la comunidad para que los nuestros puedan hacer su trabajo de manera segura y sin interrupciones. Esta es la única manera de evitar que el virus continúe propagándose”, dijo Tedros, quien también anunció que volverá a convocar al Comité de Emergencias lo antes posible para evaluar el desarrollo más reciente de la crisis del ébola y aconsejarlo en consecuencia.

Las áreas de las provincias de Ituri y Kivu del Norte afectadas por el ébola se caracterizan por una infraestructura deficiente, inestabilidad política y un conflicto en curso que involucra a decenas de grupos de milicias armadas y la desconfianza comunitaria de las autoridades nacionales hacia los forasteros.

Falta de fondos 

El coordinador humanitario de la ONU dijo durante la reunión que, a pesar de que los donantes han expresado su confianza en el enfoque que se está adoptando para luchar contra el ébola, no hay fondos suficientes. 

 “A menos que obtengamos más recursos financieros de inmediato, no será posible poner fin al brote. Cada retraso le da al virus la oportunidad de propagarse, lo que tiene consecuencias desastrosas. Necesitamos hacer todo lo posible ahora para evitar alcanzar la escala del brote que vimos en África Occidental hace cinco años, cuando se perdieron más de 10.000 vidas antes de que una respuesta de miles de millones de dólares redujera los casos a cero», dijo Mark Lowcock.

Hasta la fecha unas 2500 personas han sido infectadas con el virus en la República Democrática del Congo, y 1665 han muerto. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here