Nueva York | Veronique Durroux-MalpartidaONU


El Ministerio de Salud de Uganda detectó el primer caso del virus de Marburg el 17 de octubre, después de que una mujer de 50 años falleciera tras padecer fiebre, sangrados y diarrea.

El virus de Marburg, muy similar al virus del Ébola, es muy peligroso para los humanos, con alta tasa de mortalidad y ningún tratamiento específico.

Se estima que cientos de personas podrían haber sido contaminadas en centros de salud y durante ceremonias funerarias tradicionales en el distrito de Kween, a 300 kilómetros al noreste de la capital Kampala.

El Ministerio de Salud ha despachado un equipo de respuesta de emergencia a la zona afectada, con el apoyo de la OMS, del Centro para el Control y a la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), y de la Red Epidemiológica Africana (AFNET).

La OMS ha proporcionado equipo médico e instrucciones sobre sepelios dignos y seguros, además de liberar 500.000 dólares de su Fondo de Emergencia para financiar las actividades de respuesta inmediata.

“Uganda ha manejado previamente brotes de ébola y de Marburg, no obstante, se requiere apoyo internacional de manera urgente para ampliar la respuesta dado el alto riesgo de propagación a nivel nacional y regional”, dijo Ibrahima-Soce Fall, el director regional para las emergencias en África.

Un par de casos sospechosos están siendo investigados y recibiendo tratamiento médico. Se está buscando activamente a las demás personas que podrían haber sido infectadas.

Deja un comentario