A 10 años del sismo de Haití

El sismo se registró el 12 de enero de 2010

0
57

Este domingo se cumple una década desde el catastrófico sismo que se llevó la vida de unas 220.000 personas en Haití. Las Naciones Unidas reiteran su disposición para apoyar al país a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible fortaleciendo las instituciones encargadas del bienestar y la prosperidad del pueblo haitiano.

A diez años del terremoto de Haití, el Secretario General renovó el compromiso de las Naciones Unidas para ayudar al país y a su pueblo a construir un futuro mejor.

“Hoy recordamos a los cientos de miles de haitianos que perdieron la vida en el devastador terremoto que asoló su país hace diez años, y a los millones de personas que se vieron gravemente afectadas por esa catástrofe”, aseguró en un mensaje en video.

António Guterres también honró la memoria de los 102 miembros del personal de Naciones Unidas que fallecieron aquel 12 de enero de 2010.

“Nunca olvidaré la conmoción y la tristeza que experimentó toda la Organización cuando comprendimos la magnitud de la tragedia. Me solidarizo con todas las personas que perdieron a familiares, amigos y seres queridos”, dijo.

Guterres aseguró que, en el último decenio, Haití ha podido contar con la resiliencia de su pueblo y con el apoyo de numerosos amigos para superar este desastre.

“Con el apoyo constante de la comunidad internacional, Haití se está esforzando por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre otras cosas fortaleciendo las instituciones que son tan importantes para el bienestar y la prosperidad de su pueblo”, afirmó.

Haití, el país más pobre del hemisferio occidental, sufrió un sismo desastroso de magnitud 7.0 en la escala de Richter, provocando la muerte de 220.000 personas y causando graves daños a la infraestructura.

Una semana después de la tragedia, el Consejo de Seguridad autorizó un aumento de 3500 efectivos de mantenimiento de la paz para Haití, que se sumaron a los 9000 que ya estaban en el país para reforzar a la Misión de Asistencia la ONU y ayudar con los esfuerzos de recuperación, reconstrucción y estabilidad.

La Misión de la ONU en Haití, MINUSTAH, no escapó a los efectos del terremoto: el Hotel Christopher, que albergaba su sede, colapsó y murieron 102 miembros del personal de la ONU, incluido el representante especial del Secretario General en el país caribeño, Hédi Annabi, su segundo Luiz Carlos da Costa, y el comisionado de policía interino, Doug Coates de la Policía de Canadá.

Unos 132 trabajadores de la ONU fueron rescatados con vida por equipos internacionales a pesar de haber pasado cinco días atrapados bajo los escombros del edificio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here