Sin necropsias 7 de cada 10 defunciones de niñas mexicanas

ONUMujeres llama al Estado investigar estos crímenes

0
88
Protesta mujeres
CIMACFoto: César Martínez López

En las defunciones de niñas se esperaría que se practiquen necropsias por médicos legislas para certificar si se trató de un asesinato e investigarlo, sin embargo, en México en promedio sólo a 7 de cada 10 menores de edad que fallecieron se les practica una necropsia, afirmó ONU Mujeres.

ONU Mujeres publicó en marzo de este año el informe “Violencia y feminicidio de niñas y adolescentes en México”, donde evidencia la falta de capacidad de las instituciones del Estado para prevenir, investigar y garantizar justicia en los casos de asesinatos de niñas y adolescentes por razón de género.

Parte del problema son los bajos promedios en México de necropsias practicadas cuando ocurre la defunción de una niña o adolescente y así identificar la causa de la muerte e investigar los maltratos que enfrentan.

ONU Mujeres indica que falta de indagaciones en las muertes de niñas es una falta injustificable por parte del Estado debido a la responsabilidad que tiene de salvaguardar los derechos de las niñas y las adolescentes y adoptar medidas para protegerlas.

Como en otros informes que ha hecho sobre la violencia feminicida en México, la organización internacional se allega de las cifras de la Secretaría de Salud conocidas como Defunciones Femeninas con Presunción de Homicidio (DFPH) para conocer cuántos decesos de menores de edad pueden encajar en un feminicidio por los modos, lugares y personas por quienes son asesinadas.

De acuerdo con estos datos en 2017 se registró en el país una tasa de 1.7 casos de DFPH por cada 100 mil menores de 18 años de edad. Poco han disminuido las defunciones de niñas y adolescentes en las que se presume fue un asesinato, en 2011 la tasa fue 1.9 casos según el informe.

La necropsia tiene la finalidad de determinar la causa de la muerte de las niñas y adolescentes, sin embargo, no a todas les es practicada una, según ONU Mujeres los porcentajes más bajos de necropsia hechos por médicos legistas se observan en los grupos de 0 a 4 años de edad, aunque se esperaría que por tratarse de bebés al cuidado de los padres o tutores se busquen las razones de los decesos y de ser necesario sean investigados, no sucede en todos los casos. En 2013 del total de niñas menores de 5 años de edad que fallecieron sólo al 69 por ciento se le practicó una necropsia.

En el periodo de 2012 a 2016 los mayores porcentajes de necropsias practicadas por un médico se dieron en el grupo de niñas entre 5 a 9 años de edad, alcanzando hasta el 96 por ciento de los casos.

Cimacnoticias realizó el año pasado una investigación sobre el feminicidio infantil en México, la falta de investigación de los asesinatos de niñas sobre todo de bebés es parte de una idea de que las niñas no pueden ser víctimas de feminicidio porque “todavía no son mujeres”, observó entonces la perita en psicología del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, Samantha Olivares Canales.

VIOLENCIA FAMILIAR DETRÁS DE DEFUNCIONES

En los casos en los que sí se realizó una necropsia y se puede conocer la causa de muerte de las niñas y adolescentes, ONU Mujeres indica que las niñas menores de 5 años de edad son quienes más fallecen a causa de violencia familiar.

En 2015, un 12 por ciento de las defunciones de niñas entre 0 a 4 años se clasificó como violencia familiar.

A medida que las niñas crecen se observa una disminución del porcentaje de DFPH donde se presume que hubo violencia familiar. Por ejemplo en 2016 únicamente 1.4 por ciento de defunciones de niñas entre 10 a 14 años de edad se calificó como violencia familiar y 0.9 por ciento en adolescentes de 15 a 17 años.

No obstante, esto no significa que están exentas de enfrentar violencia, pues ahora sus factores de riesgo aumentan fuera de familia señala ONU Mujeres.

Sobre los medios utilizados y lugares donde ocurren los asesinatos de niñas y adolescentes, la investigación sostiene que la mayor proporción ocurre en la vía pública y por un arma de fuego.

Después del espacio público, una de cada cuatro niñas y adolescentes es asesina en su hogar por ahorcamiento, estrangulamiento, sofocación, ahogamiento e inmersión, seguido de las armas de fuego y objetos cortantes.

“Estas cifras son alarmantes por la brutalidad con la que niñas y adolescentes son asesinadas. Con lo anterior queda claro que en el país falta mucho por hacer para garantizar la vida y la seguridad de las niñas y las adolescentes” señala la organización.

En consecuencia ONU Mujeres recomienda al Estado realizar nuevas investigaciones sobre el contexto, las causas, los factores de riesgo y consecuencias del asesinato de niñas y adolescentes por razón de género.

Asimismo mejorar la capacidad de las instituciones para atender este tipo de casos y optimizar el análisis y la difusión de datos sobre los asesinatos de la niñez.

19/HZM/LGL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here