Representaría trabajo no remunerado de mujeres 5.1 billones de pesos

En las áreas rurales las personas aportaron un mayor valor económico por sus labores domésticas no remuneradas. | Autoría: Elda Montiel

0
108

El trabajo que realizan las mujeres en el hogar, que no es remunerado, representa 5.1 billones de pesos en 2017, lo que representa el 23.3% del PIB del país, y supera a otras actividades económicas como el comercio con 18.7%; la industria de la manufactura con 17.2% y los servicios inmobiliarios incluido el alquiler de bienes muebles e inmuebles con 10%.

Adicionalmente, el trabajo no remunerado encaminado a la producción de bienes de autoconsumo contribuyó con el 1.6% del producto y las labores de los menores entre 5 y 11 años otro 0.3 por ciento.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en los resultados de la “Cuenta Satélite del Trabajo No Remunerado de los Hogares en México 2017”, el trabajo no remunerado incluye la atención al cuidado de menores y personas mayores, actividades de alimentación y limpieza o reparaciones del hogar.

Estas cifras se refieren a las actividades que se realizan en el hogar, principalmente por las mujeres, en el caso de que fueran pagados en el mercado de trabajo. Incluso al interior del hogar estas labores aportaron el equivalente al 36.3% del gasto de consumo final realizado por las familias durante 2017.

Esto quiere decir que en cifras netas per cápita, las mujeres participan con 55 mil 811 pesos anuales, mientras que los hombres participan con 20,694 pesos. En promedio cada persona participa con un valor promedio de 39 mil 736 pesos, al año.

Cabe destacar que refleja el sueldo neto que podrían percibir los miembros de la familia por realizar una actividad similar en el mercado de trabajo, incluyendo las contribuciones a la seguridad social.

Con relación a las labores realizadas por los menores de edad entre los 5 y 11 años, las niñas aportaron el correspondiente a 6,004 pesos anuales, mientras que los niños colaboraron con 5,393 pesos.

Por cada 10 horas de trabajo de las mujeres, los hombres aportan 8.2 horas.

Los resultados de este estudio permiten conocer la carga total de trabajo de la economía, esto es el tiempo que las personas destinan a las principales actividades considerando tanto el trabajo de mercado como el no remunerado. En 2017, las mujeres tuvieron la mayor carga del trabajo con 3,240 millones de horas a la semana frente a 2,654 millones de horas de los hombres; es decir, por cada 10 horas de trabajo de las mujeres, los hombres realizan 8.2 horas.

El cuidado a niños y personas mayores representa el 29.7% del total del trabajo no remunerado.

Dentro de las labores domésticas y de cuidados el mayor valor es el dedicado al cuidado a otros miembros de la familia como son los niños, las personas mayores, o personas con alguna discapacidad que requieran ayuda, lo que represento el 29.7%, debido a que requieren mayor nivel de especialización o instrucción requerida, aun cuando en horas ocupan más tiempo las actividades de “alimentación” y “servicios de limpieza”.

En las labores de las niñas y niños, el mayor rubro lo ocupan los quehaceres del hogar con 0.8%.

Mientras que la aportación por producción de autoconsumo fueron los bienes de consumo con un valor de 5.3%, ya que aquí se incluyen actividades de autoconstrucción, corte o recolección de leña, producción de alimentos y crianza de animales para el autoconsumo.

En general, en el trabajo no remunerado doméstico las mujeres son población mayoritaria, de acuerdo al estudio aportaron en 2017, 54.2% y los hombres el 45.8%.

Las mujeres aportaron el 76.7% de las horas destinadas a las labores domésticas y de cuidados realizadas en el hogar, que correspondió al 75.2% si se habla en términos de valor económico.

Del tiempo dedicado por los miembros de los hogares al trabajo no remunerado doméstico y de cuidados destaca el esfuerzo adicional que hacen para satisfacer sus necesidades.

La distribución del valor del trabajo doméstico y de cuidados según el sexo de quién realiza estas labores, muestra que las actividades en las que las mujeres tuvieron una mayor aportación fue la de proporcionar “Alimentación”, en la cual generaron el 86.1% del valor; le siguen las actividades de “limpieza y cuidado de la ropa y calzado”, con una contribución del 82.9 por ciento.

En contraste, las “compras y administración del hogar”, fue la función en la que se observó la mayor participación de los hombres con 39% del valor del trabajo en esta actividad, seguida por “ayuda a otros hogares y trabajo voluntario” con 29.3 %.

También resulta interesante que en las áreas rurales las personas aportaron un mayor valor económico por sus labores domésticas no remuneradas, que en las zonas urbanas; así como el valor del trabajo doméstico y de cuidados de los hogares que se reportaron con el mayor nivel de instrucción se concentró principalmente en las actividades relacionadas con el cuidado y el apoyo de los integrantes del hogar.

El INEGI presenta la “Cuenta satélite del trabajo no remunerado de los hogares de México, 2017 preliminar. Año base 2013”. Esta publicación constituye una ampliación del Sistema de Cuentas Nacionales de México (SCNM) y contribuye a la difusión y fortalecimiento de la información estadística con enfoque de género dentro del marco de la Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here