Mujeres afromexicanas exigen un alto a la discriminación

En México, hay 1.2 por ciento de afro mexicanos que representan a un 1.4 millones; y más de la mitad de estos, son mujeres. | Autora: Josefina Aguilar Pastor, SemMéxico. Chilpancingo. Guerrero.

0
49

Red de Mujeres Afromexicanas, exigen ser reconocidas e incluidas en la historia del país, sus aportes al mismo, dejar de ser discriminadas por el color de su piel, ser tratadas como iguales, con pleno respeto a sus derechos.

Problemas como la negación a la ciudadanía mexicana, violencia por su color de piel, discriminación al acceso a la salud, al desarrollo económico, a la educación intercultural, a la memoria e historia; los distintos tipos de violencia que como mujeres enfrentan, son alguno de los problemas que enfrentan las mujeres afromexicanas, en el país, dio a conocer Patricia Guadalupe Ramírez Bazán, coordinadora de la casa de los pueblos en Ayutla de los Libres.

Para contrarrestar esta situación, la Red de Mujeres Guerreras Afromexicanas, plantea  una serie de propuestas; como la implementación de las recomendaciones y tratados internacionales de las que México forma parte, en las que están contenidos sus derechos desde la igualdad y la no discriminación; cumplir con el derecho a la consulta en sus territorios para que se recaben la propuestas participativas sobre la forma en que quieren nombrarse y ser reconocidas.

Leyes y reglamentos y políticas públicas que garanticen sus derechos fundamentales de acceso a la salud, educación vivienda y empleo; no violencia, participación política, acceso a la justicia; derecho a identidad y memoria, entre otras, mencionó Ramírez Bazán.

Refirió que de acuerdo al intercensal del 2015 del INEGI, en México, hay 1.2 por ciento de afro mexicanos que representan a un 1.4 millones; y más de la mitad de estos, son mujeres. Denunció que las mujeres negras, han sido víctimas de discriminación debido a su identidad, han establecido estereotipos de género e hiper sexualización de sus cuerpos, “la discriminación duele, y trunca nuestros proyectos de vida”, enfatizó.

Por ello, las mujeres afro mexicanas, exigen un alto a la discriminación, difusión amplia del artículo primero constitucional que reconoce los derechos de todas las personas bajo el principio de igualdad y no discriminación “para que el color de piel o el pueblo de origen, no sea más un elemento de exclusión para el ejercicio de nuestros derechos”.

Al gobierno mexicano, exigen acepte su identidad, no las discrimine, las reconozca; al Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, a las Sub secretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, al Congreso de la Unión y Local, atender y generar políticas públicas, para el reconocimiento y proyección de su cultura e identidad afro, con el propósito de que toda la sociedad mexicana, los medios de comunicación y las escuelas reconozcan y valoren sus aportes.

Demandan que este reconocimiento sea a nivel federal, en el que se plasme su aporte a la identidad, memoria, historia como pueblo afromexicano; construir programas de capacitación y sensibilización con perspectiva de género dirigido a los hombres que reconozcan los aportes de las mujeres dentro de las sociedad; sensibilización formación y fortalecimiento en perspectiva de género hacia las mujeres afromexicanas para que conozcan sus derechos y con ello, se sientan mujeres de valor y con capacidad en el ejercido pleno de sus derechos.

A las Secretaría de Educación Pública,  promueva el reconocimiento de la diversidad cultural y con ello se reconozcan y valoren todos sus saberes, capacidades, conocimientos y aptitudes en el sistema escolar; evitar la discriminación por color de piel o apariencia física, incluir en todos los libros de texto gratuitos en el país, la historia del pueblo afromexicano.

Al Consejo Nacional para Prevenir la discriminación a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, al Congreso del Estado y municipios, realizar campañas de sensibilización para eliminar los estereotipos de género, que afectan gravemente a las mujeres afromexicanas; a la Comisión Nacional del Deporte, promover la participación de las mujeres, en los diversos espacios deportivos.

Demandan el respeto al derecho a la consulta y consentimiento libre previo e informado sobre el uso de sus tierras, territorios y recursos; promover acciones de capacitación y concientización sobre el derecho a la tierra y el territorio; la garantía de acceso a proyectos económicos productivos que respondan al desarrollo local con perspectiva de género.

Bajo el principio de igualdad y no discriminación, reclaman pagos justos e igualitarios por trabajos que realizan en diferentes espacios, diseñar e implementar campañas para que mujeres y jóvenes conozcan historias de éxito y experiencias positivas de participación de otras mujeres profesionistas, que logre el reconocimiento y valor para el ejercicio de sus derechos.

Ramírez Bazán, reclamó, que la historia de las mujeres afromexicanas esta invisibilizada, no se encuentra en un libro de texto de educación pública, muy poca visibilidad le han dado las instituciones del Estado; aunque reconoció algunos avances, que han permitido que mujeres como ella, se sienten a una mesa a hablar, a exigir sus derechos y vivir libre de violencia.

“A los varones lo único que les pedimos es el respeto a nuestros derechos y recuerden, tratemos al otro como nosotros queremos ser tratados”, concluyó Patricia Guadalupe Ramírez Bazán, al participar en el conversatorio “Los Derechos Humanos de las Mujeres en el Siglo XXI ¿Avances o retrocesos?”, realizado por el ayuntamiento de Chilpancingo, en el marco de los 16 días de activismo, para la eliminación de la violencia contra las Mujeres y niñas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here