“Las Tesis”, sorprendidas por éxito de “Un violador en tu camino”

Escrito por Sonia Gerth - Cimac

0
0

El 20 de noviembre, la intervención “Un violador en tu camino” se realizó por primera vez en la ciudad portuaria chilena de Valparaíso, de donde proviene el colectivo artístico “Las Tesis”. El 25 de noviembre fueron invitadas a mostrar su coreografía durante el Día para la Eliminación de la Violencia contra contra la Mujer, en Santiago, y desde allí, los videos se volvieron virales. Desde entonces, “Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía” se escuchó en la Ciudad de México, Nueva York, Estambul, Nairobi, Francia, India, y Australia. De hecho, recientemente un grupo de mujeres mapeadoras crearon un mapa, donde se pueden rastrear las actuaciones de “Un violador en tu camino” en el mundo.

Las inventoras, Daffne Valdés, Sibila Sotomayor, Lea Cáceres y Paula Cometa, formaron el colectivo hace poco, a principios de 2018. “Nuestra premisa es llegar a otras personas que no van a leer los libros de autoras feministas y hacer la síntesis de la síntesis. Lo que ustedes más conocen, “Un violador en tu camino”, es la síntesis de la síntesis de la síntesis de nuestro trabajo “, dijo Sotomayor al periódico La Estrella de Valparaíso.

La vestimenta de las cuatro artistas también indica su compromiso con el movimiento de mujeres: los jumper rojos recuerdan los uniformes de las mujeres que trabajaban en fábricas entre las dos guerras mundiales. Sus intervenciones están dirigidas a las masas: “Buscamos que sea pegajosa, media pop”, explicó Daffne, enfatizando que en el colectivo, cada una aporta lo suyo, pero las decisiones se toman juntas.

Las cuatro mujeres se sorprendieron cuando las líneas que escribieron hicieron eco en todo el mundo. “Creemos que tiene que ver con el hecho de que la canción habla de una lucha común en América Latina, Europa, Asia, Oceanía, África. Es una lucha que, lamentablemente, todavía estamos dando por todo el mundo, y creemos que por eso ha calado tan hondo y ha resonado de esa manera”, dijeron Sotomayor y Valdés a la cadena TV “Deutsche Welle”.

El hecho de que no sólo se replicó la coreografía en la calle, sino que muchas usuarias y usuarios en Internet también, a través de las líneas “No fue mi culpa …”, narraron cómo habían vivido abuso sexual o acoso en su vida, conmovió a las integrantes del colectivo. “Hemos visto cómo la gente escribe y cómo se ha generado una gran catarsis”, manifestó Sotomayor. “Esperamos que sea sanador, sobre todo porque comprendemos que ha removido muchas heridas, es algo que se nos escapa de las manos”, agregó.

El texto de la intervención, se ha adaptado a las condiciones locales en muchos países, algo que las desarrolladores agradecen: “Esto es algo que nos pertenece a todas. Es un Patrimonio de la Humanidad, donde cada mujer se ha sentido identificada”, declararon. Cuando la canción se volvió viral, el colectivo tuvo que apurarse a crear cuentas en redes sociales, para evitar cuentas falsas. Además de muchos comentarios positivos, también recibieron mensajes de odio y amenazas. Alguien les ofreció miles de dólares por los derechos de autor, otros sospecharon que Nicolás Maduro (presidente de Venezuela) les pagaría.

“Un violador en tu camino” denuncia no sólo la violencia contra las mujeres, sino también la violencia ejercida por el Estado. Señala a la policía, los jueces y el Estado de ser culpables de feminicidio, violaciones y desapariciones forzadas. El título de la canción alude al lema de la policía chilena de la década de 1980, “Un amigo en tu camino”. El verso “Duerme tranquila, niña inocente… que por tu sueño vela tu amante carabinero” está tomado del himno de la policía: esta ironía es entendida por el movimiento de protesta que ha trastornado a Chile desde septiembre. Afuera, la estrofa probablemente causó sacudidas de cabeza.

Las integrantes de Las Tesis, esperan que las movilizaciones masivas van a cambiar el futuro de su país. En entrevista con DW TV, pusieron mucha esperanza en el proceso de crear una nueva Constitución, luego de que el gobierno de Chile y la oposición llegaron al acuerdo de votar sobre la actual Carta Magna, herencia del régimen militar de Augusto Pinochet, en un referendo en Abril de 2020. “Se está discutiendo la posibilidad de generar una nueva Constitución. Y una de las demandas es paridad, una asamblea constituyente que sea paritaria y también plurinacional”, dijo Sotomayor, y agregó: “De cualquier manera, no va a ser igual que antes. No sabemos qué tan efectivos o que tan radicales puedan llegar a ser esos cambios, pero no puede seguir como antes porque, en el fondo, es un sistema que colapsó.”

La única interpretación que no les gusta a las inventoras de la canción es la infantilización de la canción. “En muchos medios, dicen que la coreografía está bonita y no están demandando nada y y son pacíficas. ¡No encontramos que seamos pacíficas!”, argumentó Daffne, opinando que el mensaje sería igual de incendiario que quemar algo allá afuera. Los gobiernos, dijo, reconocieron el poder de la canción y reaccionaron a lo que vieron como una amenaza: En Turquía, algunas mujeres fueron vinculadas a procesos luego de la actuación, y en Chile, las mujeres que participaron fueron atacadas por carabineros con bombas lacrimógenas y gas pimienta.

19/SG/LGL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here