En peligro miles de mujeres embarazadas en Sudán

El hacinamiento en los hospitales es común

0
74
UNFPA El Fondo de Población apoya a las mujeres embarazadas en la región sudanesa de Darfur occiental.

La inestabilidad en curso en la región de Darfur Occidental ha dejado a miles de mujeres sin servicios adecuados de salud reproductiva y protección, lo que amenaza sus vidas, su salud y su seguridad, según el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Desde el 28 de diciembre de 2019, las disputas entre comunidades en los campamentos para desplazados internos han obligado a huir a más de 40.000 personas, de las cuales aproximadamente 10.800 son mujeres en edad reproductiva.

“Tras el reciente ataque a los campamentos en Darfur Occidental, las mujeres tuvieron que huir dejando atrás sus casas quemadas y todas sus pertenencias personales. El ataque las dejó traumatizadas y necesitadas de apoyo psicológico”, explicó Massimo Diana, representante del Fondo de Población en Sudán. «Como no tienen donde refugiarse, continúan sintiéndose inseguras y son muy vulnerables a la violencia y el acoso».

Según los datos del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, se calcula que 3442 mujeres embarazadas necesitan servicios de salud reproductiva adecuados. De las mujeres que están embarazadas, se calcula que 700 están en el noveno mes de embarazo y se espera que den a luz pronto en los 41 campamentos de desplazados internos.

Partos públicos

Se precisa una acción inmediata para salvar vidas y garantizar la salud y la seguridad de las mujeres.

«La falta de servicios obstétricos para mujeres embarazadas y la falta de acceso a un parto seguro es la razón de la pérdida de vidas tanto para las madres como para los recién nacidos», dijo Diana.

El hacinamiento en los hospitales es común y, en el caso de los acontecimientos actuales en Darfur Occidental, significa que las mujeres están dando a luz en habitaciones compartidas o espacios públicos abiertos.

Según el informe, solo en los últimos 10 días se produjeron 373 alumbramientos. Para aliviar la situación, se han tomado medidas inmediatas que incluyen el despliegue de aproximadamente 160 parteras.

Si bien es una mejora, el número de parteras y la disponibilidad de instalaciones de parto seguras siguen siendo inadecuadas, lo que resulta en partos en espacios improvisados, incluidas aulas, y en presencia de otras mujeres y niños.

La ayuda de la ONU salva vidas

El Fondo de Población está apoyando al Ministerio de Salud del Estado y a la Sociedad de la Media Luna Roja Sudanesa para establecer clínicas de salud reproductiva en 31 campamentos de desplazados internos. A través de este apoyo, se están equipando clínicas de salud sexual y reproductiva y se está desplegando a 60 parteras para proporcionar servicios.

Además, esta agencia de la ONU ha enviado 31 paquetes diferentes de salud reproductiva de emergencia a El Geneina, y se espera que el número de kits individuales, enviados desde Jartum a El Geneina, cubra las necesidades de todas las mujeres embarazadas.

«No tener acceso a la atención obstétrica de emergencia conduce a un aumento de las muertes maternas y neonatales, por lo que esta es una intervención que salva vidas», explicó Diana.

Violencia de género

Con el aumento de los desplazamientos, crece el riesgo de violencia de género, especialmente para  las mujeres y las niñas que, por lo tanto, requieren acceso a los servicios de respuesta.

Información creíble, incluso de evaluaciones rápidas, indica que la violencia de género hacia los desplazados internos se ha perpetrado a gran escala y en diferentes formas.

En respuesta a este problema, se están trabajando para prevenir y atender a las víctimas ,  mediantela prestación de apoyo psicosocial y otros servicios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here