Ciudad de México | SemMéxico |


El Instituto Nacional de la Mujeres emitió, a propósito de Día de las Madres, una serie de datos:
La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2017 muestran que tres cuartas partes (73.3%) de los 48 millones de mujeres de 15 años y más han sido madres, esto es 35.2 millones. De ellas, siete de cada diez están casadas o unidas (52.4% y 18.8%, respectivamente). Aproximadamente la quinta parte es viuda, separada o divorciada (10.2%, 6.6% y 2.5%, respectivamente); en tanto que 9.6% son madres solteras.

El 41.1% de las madres de 15 años y más no cuenta con educación básica terminada, cifra que duplica a quienes no son madres (20.5%). En contrapartida, solo .23.9% de las madres tiene educación media superior o superior, frente a 42.5% de las mujeres que no son madres.

Para las mujeres de 30 años y más, la proporción de quienes han tenido al menos un hijo nacido es de 90.2%, lo que nos indica que el ser madres es un hecho que forma parte de la gran mayoría de las mujeres en nuestro país. De ellas, 38.0% tienen de uno a dos hijos e hijas; casi la mitad (47.1%) entre tres y cinco hijas e hijos, y 14.9% de ellas tienen seis o más.

Fecundidad
De acuerdo con la información de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2014, la tasa global de fecundidad (TGF) es de 2.21 hijos por mujer para el trienio 2011 a 2013, lo que marca un leve descenso respecto a un trienio antes, en que era de 2.26 hijos por mujer; la edad, escolaridad y condición de actividad económica, entre otros aspectos, influyen en su tendencia y estructura.

Para las mujeres hablantes de lengua indígena, la TGF es de 2.98 hijos por mujer; para las mujeres sin instrucción escolar es 3.30 hijos por mujer, en tanto que para aquellas con instrucción media superior y superior es de 1.79.

El grupo de edad con la tasa de fecundidad más alta es en de las mujeres de 20 a 24 años de edad, con 126 hijos por cada mil mujeres.

La proporción de embarazos no planeados o no deseados aumentó de 33.4% en 2009, a 36.5% en 2014, incremento que es mayor entre los grupos de edad más jóvenes: entre las adolescentes de 15 a 19 años de edad que se encontraban embarazadas al momento de la encuesta, aumentó de 40.4% a 48.5% en el lapso mencionado; mientras que entre las mujeres de 20 a 24 años pasó de 32.6% a 38.3%.

Trabajo
Las mujeres que son madres se insertan en el mercado laboral en condiciones más adversas que el resto de las personas, pues tienen que combinar la crianza de los hijos y los quehaceres domésticos con sus actividades laborales:
• La participación de las mujeres en el mercado de trabajo disminuye conforme aumenta su número de hijos: la mitad de las mujeres de 15 años y más que tienen de uno a dos hijas o hijos (49.6%) participa en el mercado de trabajo, mientras al tener de 3 a 5 hijas e hijos disminuye a 41.4% y apenas 22.7% de quienes tienen 6 o más hijas o hijos, es económicamente activa.

• Cuatro de cada diez mujeres de 25 a 49 años de edad que forman parte de hogares con hijas e hijos menores de 3 años de edad desempeñan una actividad económica en el mercado laboral (40.9%); cifra que es de siete de cada diez mujeres cuando éstas viven en hogares sin hijas o hijos (68.2%). En el caso de los hombres, tales diferencias son mínimas (97.9% y 94.3%, respectivamente).

• Ocho de cada diez mujeres ocupadas con al menos un hijo (80.6%), carece de acceso a servicios de guardería.

Según el estado conyugal, la participación en el mercado laboral en 2017 es más alta para las madres solteras (69%) y para las que son separadas, divorciadas o viudas (45.6%). Cuando están unidas o casadas, la proporción es de 38.6 por ciento.

Del total de las madres ocupadas en el mercado laboral, 64% son trabajadoras subordinadas y remuneradas, 26.6% trabajan por cuenta propia, 6.6% no tiene remuneración y sólo 2.8% se desempeña como empleadora. Respecto al número de horas trabajadas, 37.8% labora menos de 35 horas semanales (jornada parcial), a diferencia de las mujeres sin hijos, en que 30.5% cubre una jornada laboral parcial.

Una de cada cuatro de las madres ocupadas gana hasta un salario mínimo (24.5%); la mitad de ellas (53.3%) percibe entre uno y tres salarios mínimos y solamente 14.4% gana más de tres salarios mínimos mensuales. Dos tercios (63.8%) de las madres trabajadoras carece de acceso a instituciones de salud como prestación laboral.

En el caso de 2.2 millones de madres solteras ocupadas de 15 años y más, casi la mitad de ellas (44.1%) no recibe prestaciones por su trabajo; incluso en el caso de las subordinadas, es decir, las que trabajan para una unidad económica en la que dependen de un patrón, 29.8% no cuenta con prestaciones laborales.

Violencia
Según datos de la ENDIREH 2016, 30.8% de las madres de 15 años y más casadas o unidas, declaró haber padecido al menos un incidente de violencia por parte de su pareja en los últimos 12 meses; 27.8% ha sufrido violencia emocional, 14.1% económica, 8.5% física y 2.5% sexual.

Mortalidad materna
La mortalidad materna es un hecho inaceptable y ésta se presenta en mayor medida por la pobreza, la distancia, la falta de información, la inexistencia de servicios adecuados, las prácticas culturales, entre otros factores que derivan en muertes debidas a complicaciones del parto, el embarazo o el puerperio. Es un indicador de desigualdad y rezago social, ya que es en los países y zonas de menor desarrollo económico en donde ocurren en mayor número y son las mujeres pobres las que tienen mayor riesgo de morir por estas causas.

Aunque la razón de la mortalidad materna ha disminuido de manera importante en las últimas décadas, al pasar de 88.7 defunciones maternas por cada 100 mil nacidos vivos en 1990 a 34.6 en 2015, nuestro país no pudo alcanzar la meta fijada en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de 22.2 muertes maternas por cada 100 mil nacidos vivos. Para 2016, se reportaron 36.3 muertes maternas por cada 100 mil nacidos vivos:
• 29.7% de las muertes maternas se debieron a afecciones obstétricas indirectas
• Los trastornos hipertensivos ocasionaron 24.4% de las defunciones por causas maternas
• 15.6% murió por hemorragia del embarazo, parto y puerperio
• 8.6% se debió a embarazos terminados en abortos
• 10.5% de las muertes maternas ocurrieron en casa de la mujer
• 9.4% carecía de seguridad social o protección a la salud
• 60.1% contaba con Seguro Popular
• 7.3% no contó con asistencia médica

Madres adolescentes
Para 2015, según datos de la Encuesta Intercensal, 7.8% de las adolescentes de 12 a 19 ya eran madres.

A diferencia del conjunto nacional, entre las mujeres de 15 a 19 años de edad, la tasa de fecundidad aumentó de 69.2 hijos por cada mil mujeres del grupo de edad durante el trienio 2006-2008 (ENADID 2009), a 77.0 en el trienio 2011-2013 (ENADID 2014).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que las adolescentes menores de 16 años corren un riesgo de defunción materna cuatro veces más alto que las mujeres de 20 a 30 años. De las 812 muertes maternas registradas en 2016, 12.8% correspondieron a menores de 19 años; incluida una defunción de una niña de 10 a 14 años.

En 2016 se registraron 399,140 nacimientos de madres menores de 19 años, es decir, 17 de cada cien nacimientos reportados en dicho año. De los cuales, 737 fueron de madres de 10 a 12 años de edad; así como 8,818 de niñas de 13 a 14 años de edad.

En la mayoría de los nacimientos de madres adolescentes de 15 a 19 años de edad, se trataba de su primer hijo (81%), en 16.2% de su segundo hijo y 2.3% de ellos se trataba del tercero.

Referencias
Consejo Nacional de Población (CONAPO). Indicadores de Salud Sexual y Reproductiva 2009 y 2014.
Consejo Nacional de Población (CONAPO). “Panorama de la Salud sexual y reproductiva, 2014”. En La situación demográfica de México 2015, pp. 43-71. México.
Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Encuesta Intercensal 2015. Tabulados básicos y base de datos.
Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2014. Tabulados y base de datos.
Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, 2017. Segundo trimestre. Consulta interactiva y base de datos.
Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Estadísticas de Natalidad. Consulta interactiva de datos.
Dirección General de Información en Salud (DGIS). Cubo dinámico de defunciones. Defunciones maternas 2002-2016 INEGI-SS. [en línea]: http://pda.salud.gob.mx/cubos/cmaternas.html [Consulta: 9 de mayo de 2018].
Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), Sistema de Indicadores de Género, disponible en: http://estadistica.inmujeres.gob.mx/formas/index.php
Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), con base en INEGI-INMUJERES, Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016. Base de datos.
Organización Mundial de la Salud (OMS). Embarazo en adolescentes: un problema culturalmente complejo. Boletín. (Consultado el 26 de junio de 2017 en http://www.who.int/bulletin/volumes/87/6/09-020609/es/)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here